Un partido difícil de ganar

Fecha:

Compartir nota:

En Colombia las deportistas femeninas tienen la difícil tarea de abrirse un campo en el ámbito deportivo. Pues con el paso del tiempo, poco a poco se ha labrado un camino controversial y escandaloso en diferentes épocas, debido a las creencias sociales, religiosas y culturales de cada momento de la historia.

Para hombres y mujeres han sido diferentes las luchas en contra de los prejuicios y leyes que atentan contra sus capacidades, están bastante marcadas las diferencias entre las disciplinas deportivas para ambos géneros.

Mientras que en los medios de comunicación retumban las alabanzas y publicidad para la selección colombiana de fútbol masculino, las deportistas del equipo femenino, han tenido que sufrir acoso sexual, maltrato y desigualdad. Las jugadoras de la selección, Melissa Ortiz e Isabella Echeverry, publicaron en marzo de 2019 una serie de videos donde exponían las condiciones y negligencias que habían tenido que vivir por parte de la federación; a raíz de esto, otras jugadoras que pasaron por los guayos del equipo, comentaron que habían sufrido de abusos sexuales y maltratos en diferentes categorías.

La Liga Contra el Silencio, una alianza de diesciocho medios de comunicación colombianos que busca combatir la censura, informó que durante la concentración del mundial sub-17 en Uruguay en 2018, dos integrantes del equipo cafetero; una de ellas menor de edad, sufrieron abuso y acoso sexual, señalando a Didier Luna, ex entrenador del equipo, como autor de dichas acusaciones.

“Él intentaba entrar a mi cuarto, y me decía constantemente que yo era la mujer que él quería, y que si me dejaba hacer lo que él quisiera, podría darme muchas cosas”, comentó Carolina Rozo, una de las denunciantes, quien era en ese momento la fisioterapeuta del equipo.

Según la ley 181 de Enero 18 de 1995 de Colombia, las organizaciones y confederaciones deben tomar acciones inmediatas para prohibir el maltrato de cualquier índole contra sus atletas; y, además, se menciona en el artículo 6.2, que todo deportista debe ser protegido de reclutadores y agentes inescrupulosos.  Teniendo en cuenta dicha ley, en junio de 2020, el ex director técnico, Didier Luna, fue condenado por el Juzgado 15 de conocimiento de Bogotá por el delito de injuria, a 28 meses de prisión.

Los hechos relacionados con la selección son solo una muestra de la oscuridad que envuelve a la mujer dentro del deporte, pues estos casos han ocurrido desde los inicios del deporte.

TRAS LA SOMBRA DEL MACHO

Las mujeres han tenido que luchar en contra de ir un paso atrás de sus pares masculinos. Los Juegos Olímpicos nacieron en la antigua Grecia, en donde solo podían competir los hombres libres y que hablaran griego. Las mujeres no tenían tal derecho, ni siquiera podían asistir como espectadoras, puesto que si estaban casadas, no se les permitía acercarse a ver a otros hombres que no fuesen sus esposos. Ya para 1896, en Atenas, se realizan los primeros juegos olímpicos modernos; en esta edición participaron 14 países y 241 deportistas, ninguno de ellos era mujer. 

Para Pierre de Coubertin, fundador de los juegos modernos, el deporte exaltaba las hazañas masculinas, con un aplauso de las mujeres como recompensa. Pero hacia 1900, en los juegos olímpicos de París, las mujeres incursionaron en las olimpiadas por primera vez, a pesar de la negativa que infundía Pierre. 

Luis Miguel Vélez, socioantropólogo y profesor de la Universidad de Manizales, encuentra que las mujeres están muy separadas de los hombres en diferentes culturas, y eso crea un contexto histórico para entender la razón de por qué las féminas se reflejan con barreras en la sociedad. “No hay un punto exacto donde encontremos a la mujer incursionando en el deporte, porque todas aquellas que estaban en edad fértil, es decir, jóvenes, se dedicaban a la crianza y la procreación. Los hombres eran quienes lideraban la rama deportiva y los que únicamente podían participar; es solo verlo en el mundo islámico. Culturalmente, ellas están excluidas y son manipuladas ya que deben cumplir su papel biológico de llevar a sus crías a la edad madura”, aclaró Vélez.

Desde los inicios se han visto diferencias marcadas en las reglas para los hombres y las mujeres y la brecha se hace cada vez más amplia con el paso del tiempo. A pesar de que hoy en día el papel de las hembras está más visibilizado y suelen ser una referencia del deporte en el mundo, aún existen elementos que difuminan el valor real de las deportistas. (Conozca más de mujeres deportistas haciendo click aquí)

UN REFUGIO EN EL DEPORTE

Halfellydh Franco Martínez, boxeadora profesional manizaleña, ha tenido que enfrentarse a las barreras del sexismo en su ciudad de origen. Se desempeña como entrenadora y deportista, lleva en el ring más de 20 años y ha ganado seis campeonatos de boxeo. 

Ella, una mujer trigueña de cabello rizado, con músculos y piernas duras como el acero, pareciera que nunca se quebrantara pese a los obstáculos. Eso sí, aunque por fuera parezca un roca inamovible, su sonrisa es la ventana directa a su corazón, en el que guarda una historia de lucha y superación. 

Desde pequeña mostró encanto hacia los sacos de boxeo y empezó a practicar este deporte que era considerado únicamente para hombre fornidos y de cara seria. Fue catalogada como marimacha, le decían constantemente que su cuerpo se iba a deformar e iba a perder su cintura de avispa. “Fue difícil para mí escuchar esos insultos, decían que nunca iba a conseguir marido y que ningún hombre me vería con buenos ojos… fue así como me fui bajando de la idea de seguir practicando boxeo”. Así lo hizo e intentó seguir los estándares impuestos por una sociedad machista.

Se casó con el hombre que le habían pintado: alto, grande y de cabello oscuro, con ojos que no emanaban ningún sentimiento; el mismo que se volvería su peor pesadilla. “Tuve dos hijos con él, pues él quería dos varones que siguieran el linaje de su apellido; pero yo no vivía feliz para nada”, cuenta Franco Martínez con una cara de desprecio. 

Según datos arrojados en una conferencia de la ONU y la OMS, una de cada tres mujeres en el mundo sufren de violencia doméstica. Además para los primeros meses de 2021, el aumento en casos de feminicidio en Colombia, comparado con el mismo periodo del año pasado es del 8,8%, es decir, 37 casos más.

Tras el abuso y la violencia intrafamiliar que Halfellydh vivió, encontró un refugio de empoderamiento en el boxeo. Conoció herramientas que le permitían defenderse de él. En ese momento, comprendió que era su luz verde. Consiguió una razón para seguir su sueño y dejar atrás su pasado indeseable. Hoy en día Franco Martínez vive con sus dos hijos, se separó de su marido y vive una vida feliz a raíz del boxeo como entrenadora en Combat Center.

Según Érika Pinilla, perteneciente al Frente Colombiano de Feministas Radicales Abolicionistas FRECORA, en Colombia las personas tienen una idea muy arraigada a que las mujeres solo practican por hobbie y no por meta profesional. “Falta demasiado apoyo para visibilizar a la mujer como deportista; a veces las hacen ver únicamente como objeto físico y bello a los ojos, y no cómo persona con facultades excepcionales”, expresa Pinilla, quien además añade que existen muchas trabas para las mujeres en el deporte.

Una de ellas fue muy sonada durante los Juegos Olímpicos de verano en Tokio, que se celebraron en agosto del presente año. Allí, el equipo de Balonmano femenino de Noruega decidió no salir a jugar en bikini, sino en shorts, pues alegaban que el uniforme era sexista y no les permitía sentirse seguras, no encontraban un argumento que justificara que el salir en tanga era dependiente para realizar bien su actividad física; a raíz de ello, fueron sancionadas por incumplir el reglamento. (Ver infografía). 

Evolución de los uniformes deportivos en la mujer

Y aunque suene extraño, los medios de comunicación tienen parte de la responsabilidad de fomentar estereotipos e imágenes de las deportistas en la sociedad. Camila Espinoza, locutora y periodista deportiva, comenta que el mayor error que existe en el ámbito de la comunicación deportiva son los comentarios inadecuados de sus colegas.

De acuerdo con Espinoza, existe un reconocimiento desigual y estructuralizado en los medios, como si los comentaristas solo tuvieran en cuenta el trayecto deportivo de los hombres y en las mujeres solo vieran el cuerpazo o la belleza de su físico, encasillándolas en titulares como: Valentina Acosta, arquera colombiana, mueve las redes sociales por su belleza . “Nadie está diciendo que no sea completamente válido resaltar las características de la mujer, pero es un problema que abarca sexismo detrás, pues a los hombres se les realizan especiales de cómo ha sido su carrera, cómo han logrado llegar ahí y, para ellos, en los titulares casi que los endiosan” Comenta Espinoza.

Un ejemplo de ello fue en los Juegos Olímpicos de Tokio, en los que se incluyó el Skate como nueva categoría olímpica. En ella, la patinadora japonesa Momiji Nishiya, fue la primera ganadora de la presea dorada en dicha disciplina, sin embargo, fue blanco de comentarios por parte de periodistas e internautas por su supuesto aspecto masculino. 

Estefanía Rivera, Skater de Manizales, cuenta que para ella patinar une a las mujeres, aunque para muchos sea un deporte urbano para hombres vagos. “Realmente esto es un deporte que hace que entre mujeres y hombres nos apoyemos; nunca he sufrido algún maltrato por mi género, e incluso creo que es un campo que se ha ido abriendo poco a poco”. dijo Rivera. (ENTÉRESE MÁS DEL PAPEL DE LA MUJER EN EL DEPORTE HACIENDO CLICK AQUÍ)

SOLO PUEDES HACERLO SI ERES HOMBRE O MUJER

Para el sociólogo Andrés Calle, las mujeres incursionaron en el deporte a través de la danza, que en su momento se tomaba como una actividad física específicamente practicada por ellas. “Isadora Duncan es la primera exponente de la danza, y fue ella quien fomentó la danza como un expresión física, en el que el cuerpo transmitía un sentimiento, pero solo se veía bien en ellas; en un hombre se tomaba como débil y afeminado” añadió Calle. 

Daniel Soto, bailarín profesional de Ballet, ganador de competencias nacionales e internacionales en varias ocasiones, se salió del molde masculino, y bailó contra la corriente, pues a pesar de no apegarse a la figura patriarcal de un hombre, la danza es su mayor pasión. (Si quiere conocer más de esta historia, observe la magia en las fotografías de Daniel haciendo CLICK AQUÍ)

Lo peor aún no acaba. Incluso los deportes virtuales se han convertido en un santuario misógino. Yulieth Jasbleidy Núñez, de 26 años, profesional de estudios literarios y jugadora profesional de videojuegos, comenta que tampoco ha logrado escaparse de las garras  sexistas.

Núñez comentó que mientras en la infancia de las niñas, los padres y familiares les regalan cocinitas, barbies y bebés, a los hombres les regalan consolas de videojuegos como Playstation, Nintendo Switch, Xbox, etc., reafirmando que desde pequeñas las sectorizan a una imagen de cómo deben ser de grandes. Yulieth añade que las mujeres tampoco se interesan de dichas actividades debido a la condescendencia con la que son tratadas, pues siempre creen que deben bajar su nivel de exigencia para que ellas puedan ganar o simplemente “las dejan ganar”; y cómo no, no faltan los insultos entre ellos de “juegas como niña” ó “usted parece mujer jugando así”. 

Realmente el papel de la mujer en la sociedad es un debate con dos posiciones claras; quienes continúan con un pensamiento retrógrado y conservador y quienes buscan enaltecer dicha imagen. Ser mujer tiene millones de significados, y hay mil formas de serlo. Aún falta muchísimo camino por recorrer, millones de luchas por librar y demasiadas batallas que ganar para algún día lograr igualdad con los atletas masculinos.

Aquí más contenido sobre sexismo en los deportes en UM CENTRAL

Por: Juliana Bermúdez, Laura Michel Giraldo, María José Martínez y Paulina Patiño.

Dejar una respuesta

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tú nombre aquí

Artículos Relacionados

Caldas: siguen los trancones en Letras por cierre de la vía La Línea

Un nuevo cierre de la vía La Línea tiene otra vez congestionadas las carreteras de Caldas. Desde la...

Universidad de Manizales pinta su mural en celebración a sus 50 años

Con el fin de incentivar el sentido de pertenencia de los estudiantes, contar la historia de la institución...

U-Noticias: docente de Medicina campeón de natación en aguas abiertas

Universidad de Manizales Profesor de Medicina campeón nacional de natación en aguas abiertas César Augusto Aguirre Arango, profesor de Medicina,...

Pablo Marín: estudiante de la UAM campeón de patinaje en Holanda

Pablo Felipe Marín Serrano se coronó campeón en larga distancia de la categoría juvenil varones de la European Cup...