Inicio Academia “Sin la confianza de todos no hay legitimidad informativa”, Germán Rey

“Sin la confianza de todos no hay legitimidad informativa”, Germán Rey

0
Germán Rey en Afacom de la sede Manizales Foto de: Juan David, García

Germán Rey invocó a Jano, que en la mitología romana es el dios de las puertas. “Esto ya me llama poderosamente la atención”, pues son los comienzos y los finales los que unen las historias de los pueblos y las comunidades, Jano es el punto de entrada y de salida, de los cambios y las transformaciones. Y lo invocó en la apertura del Encuentro Regional Cafetero de la Asociación colombiana de facultades y programas universitarios en comunicación (Afacom), que fue convocada en la Universidad de Manizales bajo el tema: Paz, Memoria y Reparación desde la comunicación.

Dijo Rey que cuando la ciudad estaba en guerra, las puertas del templo de Jano siempre estaban de par en par, cuando el territorio estaba en paz el arco permanecía cerrado. “Todo este sentido de Jano ha inspirado el trabajo de investigadores colombianos sobre todos los temas que rodean el hecho de haber vivido durante décadas el conflicto y los efectos de la guerra”. 

Comentó Rey en su conferencia que “no solo la representación de la guerra ha variado en el tiempo sino también las formas de la representación de la paz”. En el transcurso de su relato puso en debate cómo se han tratado los temas de la guerra, el papel de la desinformación como estrategia del proceso de la guerra, la combinación de géneros periodísticos para contar los relatos del conflicto (como la noticia, la crónica, el perfil).

Recordó que el punto 5 del Acuerdo de Paz entre las Farc y el Estado colombiano se firmó un punto importante en el que se habló de la creación de 20 emisoras de la paz y la reconciliación que estarían ubicadas en las partes del país en donde el conflicto armado hubiera pegado más fuerte. Es así como Germán Rey aceptó ser el defensor de los oyentes en radio. “Hoy en día veo como ya hay creadas 12 de las 20 emisoras pendientes en el acuerdo”.

El defensor de los oyentes es una variación de la figura defensor del lector (en inglés se llama press ombudsman). Es un cargo que existe en algunos medios de comunicación periodísticos (prensa escrita, radio, televisión, portales) y quien lo ocupa -el defensor- se encarga de atender las quejas y sugerencias del público y ayuda a que en la elaboración de los textos periodísticos se observen las normas profesionales y éticas del medio.

El señor Rey también se refirió a La Palabra y el Silencio, La violencia contra periodistas
en Colombia (1977-2015),
del Centro Nacional de Memoria Histórica. Esta investigación, que hoy es un documento escrito, informa sobre lo que el Estado colombiano ha hecho para esclarecer y reparar las muertes de estos periodistas, asesinados cuando ejercían su función en el tejido comunicativo en regiones que sufrieron la guerra; también pone énfasis en el fenómeno de la impunidad que han tenido estos crímenes, pues aproximadamente en cuatro casos se ha aplicado la justicia. Uno de ellos fue el cometido al periodista y subdirector del diario La Patria, Orlando Sierra Hernández, asesinado en febrero de 2002 en Manizales.  

Germán y el periodismo

Germán Rey Beltrán es psicólogo, sociólogo y periodista, además de docente, asesor de políticas culturales de la Secretaría de Cultura de Bogotá y de la junta directiva del Fotomuseo, de Fundalectura, como de la Fundación Gabriel García Márquez de Nuevo Periodismo, además es investigador en Comunicación y Cultura en la Pontificia Universidad Javeriana.

Desde su conocimiento se refirió a diversas problemáticas relacionadas al campo de la comunicación y la información, como: apropiación social de la libertad de expresión como derecho de la sociedad; legitimidad de reconocimiento social del oficio periodístico; necesidad de crear modelos de medios independientes, con la ayuda de las nuevas tecnologías; apoyo a la sostenibilidad de los medios; interacción entre las comunidades de proximidad, medios de comunicación y revistas; fortalecimiento de la sociedad de medios de periodistas y comunicadores; seguridad y protección de comunicadores y periodistas; atención al periodista en zonas del conflicto; audiencias participativas. 

Pregunta: ¿Cuál cree qué es la culpa o la responsabilidad de los medios de comunicación periodísticos en las representaciones que tenemos de la violencia en el país?

Respuesta: Creo más en la responsabilidad que en la culpa. Los medios de comunicación han tenido una enorme influencia en la representación, así como aciertos, pero también han tenido enormes dificultades. Entre estas dificultades está el hecho de que las regiones donde habitualmente han ocurrido grandes problemas efectos de conflicto, son tomadas solamente como escenarios en donde suceden muertes y ese es un primer problema. El segundo es una mirada institucionalizada, el tercero es una mirada restringida desde las voces del poder. 

P: ¿Cómo pueden los periodistas contar lo que pasa en Colombia en su totalidad, teniendo en cuenta que es un país de regiones?

R: En estos días me sacaron de mi zona de confort y me invitaron a participar en un tema de turismo cultural, donde se estaba haciendo una guía del turismo en el país en cuanto a cultura. Para realizar esto se dividió al país en seis grandes regiones, pero las regiones hablan o se desconocen entre sí y finalmente Colombia es el resultado de regiones que se identifican y que conversan entre sí. Yo creo que lo mejor de la comunicación colombiana ha tratado de mostrar lo que representa este país.

P: ¿La guerra en Colombia se ha narrado a través de la noticia?

R: La guerra fue contada por los medios desde el género de la noticia, pero también como crónica. Daniel Samper Pizano hizo una antología de la guerra y del conflicto en Colombia. La primera crónica que él contó fue sobre las cartas enviadas por Rodrigo de Bastidas al Rey de España y al final termina diciendo: “Como no pude meterles temor, les metí fuego”. 

P: Javier Darío Restrepo decía que la autocensura es gran peligro del periodismo. ¿Qué tanto ha estado permeado el cubrimiento en el país por la autocensura o por el miedo mismo?

R: Sí, la censura es uno de los problemas más graves contra la comunicación y la autocensura es un problema mucho mayor. Los paramilitares, guerrillas y bandas criminales solían generar censura a través de amenazas temor y miedo en la población y en los comunicadores, hasta tal punto de hacerles entender que seguirlo haciendo generaría problemas peores. 

P: ¿Cómo se logró incluir a los periodistas en el Programas de protección?

R: Junto con María Teresa Ronderos (periodista) hicimos una visita al presidente Andrés Pastrana (1998-2002) y luego al entonces Fiscal General de la Nación, para buscar que los periodistas fueran incluidos dentro de los programas de protección y seguridad que debe dar el Estado a las personas que tienen un objetivo público, que son amenazadas por gente violenta. En ese momento se logró que el presidente aceptará involucrar al periodismo en ese sistema de protección. 

P: ¿Cómo recuperar la fe en los medios de comunicación periodísticos que cuentan lo que las audiencias deberían saber y no lo que quieren escuchar?

R: Hace poco revisé las encuestas que se han realizado sobre periodismo en los últimos 2 años y cuando llegué al tema de confianza me sobresalté, porque se ha perdido mucho por parte de los ciudadanos. Luego me puse a revisar las estadísticas de los últimos 20 años y es en los 4 últimos años en que la confianza se ha ido a tierra. Esto me parece que es una enorme gravedad. Sin la confianza de la comunidad no hay legitimidad informativa. 

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí