lunes, noviembre 29, 2021

Profesores de la Universidad de Manizales crearon simulador para toracostomía

El pasado 5 de agosto, la Universidad de Manizales recibió de la Superintendencia de Industria y Comercio una nueva patente por la invención del Simulador de mediana-alta fidelidad para entrenamiento de toracostomía cerrada y su método. Esta idea fue impulsada por los profesores de la Facultad de Ciencias de la Salud, Leonardo Fabio Gil Montoya y Estefanía Rojo Bustamante. Con este simulador se podrán entrenar a estudiantes para la técnica de introducción de un tubo al tórax y así adquirir experiencia cuando les toque hacer lo mismo en un paciente real.

Este recurso permite a los estudiantes tener conocimiento de la toracostomía cerrada que es un procedimiento por el cual se permite la introducción de un tubo por el tórax, en un espacio entre las costillas y los pulmones, este espacio es vacío pero puede llegar a sufrir heridas y poner en riesgo la vida del paciente si no se sabe actuar de manera adecuada. Por esto se cree que es importante que todos los médicos y estudiantes sepan realizar esta técnica y adquirir experiencia con este nuevo dispositivo para así no poner en riesgo la vida de la persona en ningún momento.

Con ayuda de este proyecto los estudiantes podrán afianzar sus conocimientos por medio del software que usa el artefacto, así como señaló Leonardo Fabio Gil Montoya, creador de la patente: “La caja torácica va a estar asociada a unos sensores y a un software que nos van a ayudar a determinar cómo se desempeñó el estudiante, conocer sus errores, sus aciertos y qué tiempo utilizó para poder definir si está preparado o no para realizar estos procedimientos”. Gil es cirujano general, cirujano pediátrico y urólogo pediátrico.

Clic aquí para ver “Cátedra de historia regional de Manizales y caldas en honor a Agripina”.

Esta podría ser una gran oportunidad de aprendizaje para los estudiantes como lo manifestó Daniela Pérez Morales, quien está en décimo semestre de Medicina en la Universidad de Manizales: “En los simuladores un estudiante puede aprender mucho y sin el estrés de lastimar al paciente. Además, saber que el simulador va a tener resultados para ver en qué se equivocó es una ventaja muy grande para conocer qué se puede mejorar y ponerlo en práctica la próxima vez que uno realice este tratamiento”. También es muy importante resaltar que varios estudiantes que nunca antes habían realizado lo que permite el simulador, llegan a las prácticas a tener que realizar este método con el paciente sin tener una experiencia previa. 

Esta es la cuarta patente de invención que recibe la Universidad de Manizales y la segunda de la Facultad de Ciencias de la Salud.

Lo más leído