En Manizales, Caldas, la tarde del 5 de mayo se vio marcada por música, carteles, arengas y simbolismos. En los cuatro kilómetros que recorrió la marcha desde el sector El Cable hasta la Plaza de Bolivar gente de todas las edades se unió a la manifestación. Primero se comenzó con música y baile en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional. Estudiantes de teatro hacían mímicas y representaciones críticas hacia la situación del país. Un grupo de trompetistas entonaban El Baile de los que sobran y conforme la marcha comenzaba a moverse unos malabaristas hacían actos con fuego mientras las personas gritaban a su alrededor consignas en contra del abuso policial y las múltiples reformas del gobierno. Desde las dos de la tarde hasta aproximadamente las siete de la noche se llevó a cabo el multitudinario evento. 



Personas lanzando fuego en manifestación
“Hay que quemarlo y volverlo a construir” Este y otros lemas comunes han marcado la protesta. El fuego es un elemento simbólico que se consume, pero que también permite el cambio. El riesgo que supone el hacer estas acrobacias es a la vez un reflejo de las dificultades del país, pero, cuando se hacen bien, se crean cosas bellas Foto por: Manolo Cardona Isaza.
Hombre con cara maquillada y lagrimas rojas
“La cara pintada representa el dolor de tantos que han muerto a manos de la fuerza pública luchando por nuestros derechos, tanta sangre derramada en las calles” Juan José Rendón, marchante Foto por: Manolo Cardona Isaza.
Persona tirada en el piso
Como señala Sergio Lifante en su ponencia audiovisual ¿Donde se acaba la libertad de expresión?: El payaso, bufón o arlequín, en las cortes medievales, se consideraba divinamente inspirado, y por lo tanto era el único con permiso de burlarse de los gobernantes. Era aquel que señalaba la realidad que otros no podían. Ayer en Manizales los PayaSOS hicieron presencia. Foto por: Santiago Toro Marín.
Mimo con cara de tristeza sosteniendo una cartelera con sus manos
Ana Maria Duque Oliveros, utilizó su cara como una forma de representación artística, específicamente a través del arte del clown. Afirma que su acto es triste y es un llamado de auxilio ya que el gobierno quiere ver la cara de payasos cada vez que se denuncian abusos. Foto por: Manolo Cardona Isaza.

Persona pintando con aerosol bandera
Como señalan Leinner Calvache, José Muñóz y Germán Valencia en su trabajo de investigación para la Universidad de Santiago de Cali “El graffiti como malestar cultural”, estas expresiones artísticas reflejan el discurso de allanar la realidad impuesta. Foto por: Santiago Toro Marín.
Persona con antorchas de fuego en la mano izquierda y levantando la mano derecha
Julio Cesar Jimenez estudiante de Educación Física de la Universidad de Caldas. Expresa su arte a través de la pirofagía: “El arte me ha ayudado para pagar mi universidad y aportar en mi casa. No hay nada mejor que expresar el inconformismo que uno tiene con el arte, por eso salgo a expresarlo así, para valer los derechos que tenemos” Foto por: Santiago Toro Marín.
Mujer con cabello rojo sosteniendo en sus manos una cartelera
Después de la declaración del expresidente Uribe en twitter el 30 de abril acerca del uso de armas de parte de la fuerza pública, el movimiento anti uribista se presenció con más fuerza en las distintas ciudades del país. Foto por: Santiago Toro Marín.
Persona con máscara de la muerte y pancartas en medio de una manifestación
Como parte de su lucha contra la reforma a la salud, en la noche de ayer, vagando como un fantasma entre la multitud, había un claro mensaje en contra este proyecto de ley, uno de los 4 sobre los cuales se ha protestado en este paro Foto por: Santiago Toro Marín.
Mujer con tapabocas de Colombia
Leidy Pinto, enfermera, señala que el hecho de llevar la bandera en su tapabocas es una forma de expresar su deseo de servir a los otros, de colaborar para el bien común de su país a través de sus acciones profesionales. Foto por: Manolo Cardona Isaza.
Estudiantes de medicina tocando trompetas en manifestación
El estudiante de medicina de la Universidad de Caldas, Diego Noreña, integra un grupo musical durante las marchas en el que estudiantes y amigos de otras universidades se unen para protestar contra la represión a través de la música. El grupo es integrado por 10 personas. Foto por: Manolo Cardona Isaza.
Persona cantando en medio de una manifestación
“El hip hop viene desde una forma de revolución de respuesta, dentro de ella está el rap, que significa Revolución Artística Popular. Es nuestra forma de expresión de lo que pasa en la sociedad, ya que son letras de calle, letras crudas, letras fuertes de lo que pasa. Eso es la manera de expresar del hip hop, es la revolución del pueblo para el pueblo” Juan Pablo Giraldo Gómez Foto por: Santiago Toro Marín.

Periodistas: Manolo Cardona Isaza, Santiago Toro Marín, José Manuel Romero Sanchez, Andrés Felipe Carmona Pinzón y Luis David Patiño Bedoya