Inicio Paro nacional Los rostros de la protesta del 5 de mayo en Manizales

Los rostros de la protesta del 5 de mayo en Manizales

0

Unas 5 mil personas protestaron desde el sector El Cable hasta la Plaza de Bolívar el pasado 5 de mayo. Este octavo día de protestas del Paro Nacional en Manizales dejó varios personajes. Entre los manifestantes se encontraron cuatro mujeres: la artista, la pensionada, la ama de casa y la trabajadora. Aunque cada una de ellas viven diferentes realidades, las unió un mismo sentir:  protestar por un mejor país. 

Daniela Narváez Mejía, conmemora la vida

Al frente de la torre del Cable, con su hijo en brazos, Daniela Narváez asegura que  es importante salir porque si no lo hace su primogénito puede “caer más adelante víctima del mismo gobierno”. Se refiere a los 47 asesinatos, 39 de ellos, al parecer, por parte de la violencia policial en 11 días de protestas, según  la ONG Temblores. El miedo a un futuro más violento fue superior al temor al contagio del covid-19, la lucha de Daniela es contra “el Estado genocida que hoy estamos combatiendo”. Mientras su hijo observa curioso a la multitud exaltada, ella sonríe e imita las canciones que gritan los manifestantes “A parar para avanzar, viva el Paro Nacional”. 

Gloria Inés Toro, en pie de lucha por un país mejor 

A las 4:30 de la tarde el sector del Cable se llena de saltos, arengas, carteles, tambores y camisetas de la tricolor. Unas 500 personas están. Las voces de los jóvenes predominan, gritan fervientes y eufóricos mientras reprochan la situación del país. Entre los cantos se distingue la voz de Gloria Inés Toro, acompañada de sus dos nietas, Sara y Mariana.

“Llevamos 70 años los mismos con los mismos para seguir con lo mismo, tenemos que luchar y mostrar nuestras inconformidades por los derechos que nos están vulnerando porque la unión hace la fuerza”, añade que este tema involucra a todos los colombianos. Su sonrisa y su mirada al empuñar la mano derecha dan indicios de un ser libre que en su juventud luchó por su patria. Gloria hacía parte del colectivo Cantares de Libertad y su mejor arma eran las letras.

Escucha más sobre las manifestaciones: https://umcentral.umanizales.edu.co/index.php/minga-indigena-de-riosucio-protestan-en-via-nacional/

Clara Inés Giraldo, un altavoz de la juventud 

Parada en un andén de la Avenida Santander, Clara sostiene la bandera de Colombia mientras sus gritos superan el tapabocas negro que tiene puesto. Otras tres amigas la acompañan y con tono esperanzador sostiene que la reforma para Colombia debe ser integral. Para ella es importante un apoyo unánime al paro, “no solamente de los jóvenes solitos, porque esto es algo que nos afecta a todos, a todos”. Mientras miles de personas pasan a su alrededor agradeciéndole con aplausos por el apoyo, ella baila al son de las cacerolas como si se tratara de una celebración. 

Edilza Castillo brinda cuidado en la marcha

A paso ligero camina una mujer de cabello gris, vestida con un chaleco naranja y doble tapabocas morado, reparte a los transeúntes protestantes alcohol para evitar un posible contagio. Pero su lucha es también para acabar con las reformas propuestas por el Gobierno nacional, en especial, la reforma pensional y la negación al derecho a la seguridad social. Mientras el resto de manifestantes claman a gritos las injusticias y reclamos en la calle, es Edilza quien cuida de todos con el líquido desinfectante que permite seguir en pie de lucha. Ella hace parte de los 550.000 afiliados a la Central Unitaria Trabajadora de Caldas, CUT.

Sara Galvis Tovar es estudiante de enfermería y sale en contra de la reforma a la salud. “El gobierno nos lanzó una reforma incomprensible, nosotros como personal de la salud tuvimos que buscar ayuda para que nos explicaran qué trataba de decir y lo que buscan es depurar los hospitales públicos y acabar con las EPS”.
Daniela Narváez Mejía  y su hijo salen a marchar porque según ella, más adelante él puede ser una víctima del Estado. “Yo no parí para la guerra y no parí para que otro me mate a mi hijo”, además  para conmemorar todas las vidas que están cayendo por la liberación del país. “Estoy por ellos, estoy por los que vienen y por un país mejor”. 
Las marchas por la reforma tributaria se convirtieron a su vez en una forma de pedir auxilio (S. O. S) por el abuso policial, las 27 muertes, y las 379 desapariciones reportadas hasta este momento. “Nos están matando” es el pedido de ayuda de los jóvenes en las manifestaciones, y en redes sociales, buscando la intervención internacional, o por lo menos, la intervención gubernamental para frenar los abusos.  Las protestas no pueden ser sinónimo de sangre.
En Manizales se realizó el 5 de mayo una velatón en el Parque de la Mujer en honor a todas las muertes que ha dejado el Paro Nacional, encendieron luces como un mensaje de esperanza para la ciudad. Según un comunicado en conjunto de Temblores ONG- INDEPAZ, desde el 28 de abril hasta el 9 de mayo del 2021 se registraron 47 asesinatos, de estos se determinó que 39 de ellos se dieron por violencia policial. Adicional a esto se presentaron las denuncias de más de 500 personas desaparecidas después de haber sido detenidas en medio de las protestas.
Las manifestaciones han traído a la luz nuevamente el tema del abuso policial. Ya para el 2020, el 25% de los colombianos confiaba en la policía. Ahora, el renovado clamor general por una reforma policial se ha vuelto fuerte y evidente.
En las manifestaciones ya no solo se marcha por la reforma tributaria, sino también por otros descontentos, entre ellos, que se retire o modifique la reforma a la salud. Son 65 artículos en trámite que, en su mayoría, son controversiales. Por ejemplo, artículo 44, habla de la sustitución de las EPS por la nueva figura de Gestores del Servicio de la Salud, la cual consideran que no genera una solución real a la problemáticas detrás de las EPS.
Las calles se arropaban de todos los colores y estilos, algunos manifestantes vistieron con la camiseta tricolor otros simplemente protestaron con carteles pintados con frases. Sin embargo los intereses y los pensamientos que rodeaba el ambiente era el mismo.
A las 7 p.m. con antorchas, arengas y bailes los manifestantes se pronunciaron ante la negación del derecho fundamental a la seguridad social y las medidas del gobierno. La barra Holocausto Norte acompañó la movilización con percusiones y cantos que se llevó de manera pacífica. 

Periodistas: Sofía Gómez, Sofía Morales, Xilena Bermúdez y Ashly Fontalvo.