sábado, octubre 23, 2021

Lanzan un plan piloto de educación ambiental en la U. Manizales

“Queremos ir definiendo esa universidad sostenible por la que trabajamos y que sea un modelo que se extienda más allá de las propias paredes de la institución, que llegue a un ámbito local, departamental, nacional e internacional”, afirmó la líder del Semillero de Producción y Consumo Responsable, Yomeida Bom Camargo, refiriéndose a la prueba piloto de la política de gestión ambiental institucional que se lleva a cabo en el programa de Mercadeo Nacional e Internacional de la Universidad de Manizales.

Mercadeo Nacional e Internacional de la U. de Manizales, programa acreditado de alta calidad (4603 del 21 de marzo del 2018), es parte de una prueba piloto que busca crear un sistema educativo que enfatice en una educación ecológica y social: conciencia civil, desarrollo sostenible, cuidado ambiental. Consiste en que, mientras se lleva a cabo el contenido propuesto para las clases, también haya un objetivo de transmitir todos los conocimientos que ayuden a construir una universidad y una sociedad más verdes, como la llama Bom Camargo.

“Lo que se busca es que, desde la política de gestión ambiental que la universidad ya tiene y desde el Centro de Investigaciones en Medio Ambiente y Desarrollo (CIMAD), podamos aterrizar esta política e implementarla en nuestros estudiantes, profesores y personal administrativo”, comentó la directora de Mercadeo Nacional e Internacional, Adriana Mejía Bermúdez, quien también añade que el objetivo posterior al plan piloto es expandir todo este sistema educativo a demás carreras de la facultad y, finalmente, al resto de facultades.

La Rectoría de la Universidad de Manizales aprobó la semana pasada el proyecto de pilotaje, que empezará el segundo semestre del 2021. El plan de operatividad comienza con la capacitación de maestros y sector administrativo, acompañados de los docentes del CIMAD. Esta capacitación permite que sean los maestros quienes apliquen lo aprendido en las capacitaciones en el contenido de sus clases, al llegar el segundo semestre del 2021, inicio de la prueba piloto con los estudiantes de Mercadeo.

El balance positivo significa su expansión al resto de sectores educativos de la institución.

“La universidad siempre ha estado comprometida con el medio ambiente y la sostenibilidad. Analizando la situación actual, consideramos que para que se dé un compromiso ético, tiene que haber un cambio de cultura. Es decir, comprometerse más”, concluyó Yomeida.

Lo más leído