Inicio Lo Global La pandemia aumentó la vulneración de derechos de los niños y niñas

La pandemia aumentó la vulneración de derechos de los niños y niñas

0
Por: Sofía Giraldo

“En la emergencia sanitaria por el covid-19 identificamos un incremento en los factores de riesgo asociados con formas de vulneración de derechos de los Niños, las Niñas y Adolescentes (NNA)”, menciona Alba Inés Zapata Gálvez, directora general de la corporación Juntos Construyendo Futuro, una organización que busca prevenir la vulneración de los derechos de los NNA, quien recordó la situación que viven millones de menores en la celebración del Día Mundial contra la Esclavitud Infantil. 

Estos factores de riesgo se han dado por la interrupción de las actividades escolares, que deriva en dificultades de acceso para niños y niñas de zonas rurales, la suspensión de los servicios de salud y la situación socioeconómica de las familias con disminución de sus ingresos para suplir sus necesidades básicas. “Este escenario es propicio para el aumento de las horas de trabajo infantil, la violencia física y sexual, la explotación, el reclutamiento y utilización de NNA”, dice  Zapata Gálvez.

Se calcula que en el mundo, aproximadamente 400 millones de niños y niñas están sometidos a la explotación laboral infantil . En Colombia, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), “para el trimestre entre octubre y diciembre del 2020, en el total nacional, la población de cinco a 17 años que trabajó fue de 523 mil personas”. En las cabeceras municipales se reportaron 242 mil personas y en los centros poblados y rurales, la población reportada fue de 281 mil personas. El 69,1% de los menores que trabajaron correspondió a hombres y el 30,9% a mujeres.

Juliana Urquijo Morales, profesional en desarrollo familiar, comenta que “las consecuencias de la explotación y esclavitud en la infancia y la adolescencia son innumerables, por ejemplo la deserción escolar, el aumento de los niveles de analfabetismo, el aumento en los índices de prostitución infantil y embarazos adolescentes”. También dice que en el ámbito psicológico, se presentan efectos negativos en la autoestima, violencia, agresión física y mental, entre otros.

Según la corporación Juntos Construyendo Futuro, el país ha avanzado en el establecimiento de líneas de política pública asociadas con dichas situaciones y en la visibilización de estas como delitos, ya que vulneran los derechos de NNA, sin embargo, es necesario seguir fortaleciendo el marco normativo existente y desarrollar más acciones enfocadas en la promoción de entornos protectores de la niñez y la adolescencia como las familias, las comunidades e instituciones. A su vez, ampliar la oferta de servicios para NNA en los territorios, que respondan a las realidades y particularidades de cada contexto, incrementar las acciones de prevención de vulneraciones y de promoción de los derechos. 

La explotación infantil es la utilización de menores de edad por parte de personas adultas para fines económicos en actividades que afectan a su desarrollo personal, emocional y el disfrute de sus derechos. De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), no se puede trabajar hasta que no se cumpla una edad mínima. “En Colombia solo están autorizados para trabajar los adolescentes mayores de 15 años, bajo reglas claras sobre horario y otras condiciones”, menciona Unicef.


El origen de esta conmemoración proviene del asesinato de Iqbal Masih de 12 años, ocurrido en el año 1995, quien con tan solo 4 años de edad fue vendido por su padre a una fábrica de alfombras para pagar la boda del hijo mayor. Iqbal fue esclavizado y obligado a trabajar más de doce horas diarias, recibió un constante maltrato, hasta que, con la edad de 10 años logró escapar, convirtiéndose a su corta edad en un activista que luchó por los derechos de la infancia víctima de la esclavitud.