sábado, octubre 23, 2021

La música universitaria sigue en medio de la pandemia

Los distintos semilleros y programas culturales de las universidad de Manizales adaptaron sus ejercicios a la virtualidad y a otras técnicas no presenciales debido a la contingencia actual por la COVID-19, esto con el fin de preservar los espacios de recreación y esparcimiento.

El semillero de canto de la Universidad de Manizales por medio de clases teóricas de lenguaje musical trabaja con sus estudiantes para poder sobrellevar esta pandemia.”Si alguien desea participar manda su video o audio con un repertorío de su preferencia. Lo reviso y hago correcciones. Ha funcionado muy bien”, explica Catalina Buitrago Ocampo, directora del grupo. De la misma manera resalta que el no tener un horario fijo para sus reuniones grupales hace que sea más fácil poder trabajar en equipo y esto permite una mayor participación. Los alumnos que quieran vincularse pueden enviar su video y esperar las recomendaciones. La institución cuenta con otros siete semilleros.

 

Infografía: Ashly Fontalvo

Además del semillero de canto, el área de extensión cultural creó la iniciativa Talentos UManizales para que los interesados muestren sus aptitudes artísticas en piezas audiovisuales publicadas en las redes sociales de la universidad.

En la UAM

Mientras tanto en la Universidad Autónoma de Manizales, los 11 semilleros con la coyuntura actual ejecutan dinámicas como videoconferencias por medio de plataformas como Zoom y Google Meet  y el uso de tutoriales. Néstor Piedrahíta Sánchez, coordinador de la unidad de Arte y Cultura, señala que esto ha permitido mayor organización y mejor uso del tiempo. Comenta que mantienen en un 70 % la participación. Adicionalmente cuentan con una página en Facebook llamada Arte y Cultura- UAM, en la que suben resultados de los talleres, mantienen comunicación con otras universidades y publican contenido.

En la UCM

Por otro lado, la Universidad Católica de Manizales, desde su semillero de danza folclórica y moderna, trabaja con base en videos tutoriales y encuentros por videollamada para que los jóvenes puedan practicar y recibir clase desde sus casas. También han invitado exponentes de distintos géneros como los miembros de la escuela Vértigo de danza urbana. “Lo que ahora se propone es que con la plataforma Zoom yo explique un paso y cada integrante lo realice por turnos para yo poder ver y corregir. Es una de las ideas piloto”, dice Alejandro Cortés Londoño, encargado del programa.

Lo más leído