sábado, octubre 23, 2021

La Galería se mantiene a flote en medio de la crisis

Dispensadores de jabón antibacterial, lavado del pabellón de carnes y el cambio en su horario de atención son algunas de las medidas que tomó la Galería de Manizales en medio de la pandemia del COVID-19. Algunos de los vendedores del lugar aseguran que sus ventas no se han visto afectados por la enfermedad que ya llegó a 183 países.

La Galería de Manizales mueve en promedio 7000 toneladas de alimentos al mes. En esta dinámica, algunos aumentaron de precio como la zanahoria, el tomate, la habichuela, el repollo, la cebolla, la lechuga y el limón.

 

Copia de Plaza de mercado de la galería normalmente.
Foto: Ashly Fontalvo

El gerente de la plaza de mercado, Justo Pastor López indicó que “hay razones como la alza de costos desde Bogotá, específicamente Corabastos que es la gran dispensa de Manizales, y en el caso del limón Tahití es porque la cosecha está terminando, pero los precios han estado más o menos estables”.

 Además de la subida de valor en productos, los negocios se ven beneficiados gracias al mayor flujo de personas que concurren al lugar a proveerse a pesar de las medidas del Gobierno Nacional y local. Hasta el momento no reportan pérdidas y toman ciertas medidas encaminadas a la  prevención del coronavirus. “Aunque algunas verduras subieron de $ 500 a $ 1.000, ya que la gente se está aprovisionando, hemos tenido un incremento de  70 a 80% en las ventas”, señala Édgar Cardona, comerciante de frutas y verduras.

 Sin embargo, este martes las autoridades decidieron restringir el acceso debido a la alta afluencia de personas en el lugar con el fin de reducir la propagación del virus.

 

Lo más leído