Inicio Lo Global Informe especial: trabajo sexual por internet, una alternativa económica

Informe especial: trabajo sexual por internet, una alternativa económica

0
Por: Catalina Díaz

“Ser modelo webcam y ser creadora de contenido para OnlyFans son dos trabajos muy diferentes”. Eso dice Leidy Lorena Montoya, modelo webcam de Manizales.

En el transcurso de los años la industria de cámaras web se ha transformado, aún más con la llegada de la pandemia. Las redes sociales se convirtieron en elementos esenciales para la interacción y el futuro económico, lo que ha llevado, entre otras, al auge de los estudios webcam en diferentes ciudades del país.

Según una fuente del estudio de modelos webcam Venture, en Manizales, menciona que el senador Jonatan Tamayo Pérez formuló un proyecto de ley, que aún está en proceso, para reglamentar las industrias webcam. Además, Colombia es el segundo país con más CamGirls después de Rumania y esta industria aportaría hasta $1,5 billones anuales al país, los cuales serían distribuidos en transporte, deporte y educación, según lo que se plantea a futuro con el proyecto de ley.

Sensualidad a través de una pantalla

El modelaje webcam consiste en hacer transmisiones en vivo en plataformas dedicadas exclusivamente al contenido para adultos. En Colombia este es un trabajo legal, siempre y cuando quienes lo practican sean mayores de edad y se realiza a través de plataformas como Cams, Bongacams, Chaturbate, Myfreecams, Cam4, entre otras.

Este trabajo puede hacerse en dos modalidades: independiente o en una agencia. Camila Watson es el nombre artístico de una de ellas, lleva tres años en la industria. “Comencé en una agencia de modelaje en Manizales, pero me quitaron mucha plata. En cuanto pude comprar mis cosas me volví independiente”. Ahora Camila gana entre cuatro a cinco millones mensuales, “yo vivo de mis ingresos como modelo”, agregó.

Por: Vanessa Carvajal
Las modelos webcam o CamGirls, como también se les conoce, tienen un equipo tecnológico en cada habitación del cual hacen uso para interactuar con los usuarios que se conectan a su sala para vivir una experiencia.

Mientras que Leidy Lorena Montoya pertenece a Ventura Studio, donde es socia e instructora de nuevas modelos. Leidy comparte su conocimiento en Tiktok, Instagram y Facebook para que las chicas puedan liberarse de tabúes y trabajar en este medio. Dice que “el modelaje webcam es mucho más que desnudarse frente a una cámara. Necesitas mucho arte en ti para brillar con éxito”.

En múltiples ocasiones las personas tienden a confundir que las camgirl trabajan en la plataforma de OnlyFans, pero son dos trabajos diferentes, aunque algunas modelos webcam usan este sitio web para generar más ganancias y vender contenido exclusivo para sus usuarios más fieles.

Camila Watson cuenta que en el último año la percepción de las personas frente a este trabajo ha cambiado gracias a las redes sociales, pues hay muchas influencers -como Leidy- que son webcamers, creadoras de contenido para OnlyFans e incluso prepagos, que dan a conocer su oficio, su día a día, lujos y tips de trabajo. Además, ambas agregan que la visibilidad que dan este tipo de influenciadores al tema hace que se pierda el tabú respecto a este tipo de oficios en las nuevas generaciones más influenciadas por la tecnología.  

Juguetes sexuales 

Después de haberse normalizado la pandemia y en medio de las rutinas que se han creado a causa del confinamiento y las restricciones, ha cambiado la percepción y el tabú de los juguetes sexuales y se ha visto la popularidad que están teniendo las aplicaciones de sexteo y otras formas de intimidad virtual.

Por: Sofía Giraldo
Existen diferentes tipos de juguetes eróticos como vibradores que son los más comunes, también dildos o consoladores, juguetes anales, mangas, anillos para el pene, bombas, bolas chinas, fundas para pene y arneses sexuales; teniendo en cuenta que existen accesorios como prendas, aceites, lubricantes y balas.

Aunque para algunos esto no se ha visto reflejado en mayores ventas.  María Eugenia Muñoz Aguirre, dueña de la Boutique Piso 13, una tienda erótica, comentó que no es cierto que haya incremento económico, ya que el virus influyó en la situación económica y las personas utilizaron el dinero para lo estrictamente necesario. 

(Lea también: Informe especial: sex shops resisten al impacto de la pandemia)

A diferencia de María, según distintas empresas y publicaciones, alrededor del mundo se vio un incremento en las ventas de estos productos entre noviembre del 2020 y febrero del 2021. Algunas tiendas, como Ann Summers muestran un aumento del 27% en estas fechas. Entre los artículos en auge sobresalen productos como vibradores, que son los más vendidos por este tiempo y su precio varía entre los $30 mil y $300 mil.  

Los juguetes sexuales podrían ayudar a las personas a mantener un buen ánimo durante los aislamientos, dijo la psicóloga y sexóloga Carolina Guzmán Sánchez, quien aborda las costumbres sexuales del país. “Colombia tiene una idea muy conservadora sobre la sexualidad y la comunicación en torno a ella”, dijo. “Es un buen momento para que la gente se permita desarrollar su curiosidad y entender que comprar y usar estos productos es algo bueno”. Ninguna de las prácticas sexuales deben percibirse como un tabú y la respuesta está en que practicar sexo saludablemente y conocerse a uno mismo garantizan una vida más plena, libre y feliz.

De acuerdo con la página Siglo XXI, los juguetes sexuales están concebidos tanto para el disfrute en solitario como en pareja. Aunque cada vez se utilizan más, aún es poco habitual hablar de ello con normalidad y habitualmente las parejas piensan en ellos como un sustituto del sexo y no como un complemento.

Un tabú

Por: Catalina Díaz
En Studio Venture, las modelos tienen la opción de escoger y comprar diferentes juguetes y accesorios para su trabajo, ya que en el estudio tienen a disposición todo tipo de productos a la venta para ellas, con un precio asequible.

“La percepción negativa hacia las modelos webcam nunca va a cambiar, debido al pensamiento tan cerrado de las personas, si abrieran más la mente y entendieran de qué se trata esto, esa percepción cambiaría”. Dice Misia Tulia, como se hace llamar una usuaria de la plataforma OnlyFans.

Las modelos afirman que las personas que las conocen han catalogado a esta industria como algo inmoral y poco ético. Incluso como una fuente de dinero fácil, pues, según algunos, las personas incursionan en este oficio porque “no saben hacer nada más”.

Por: Laura Sofía Ocampo
Para las modelos webcam es importante tener un espacio adecuado para sus transmisiones, por eso los elementos como las cama, las almohadas, luces, cuadros y el espejo, puesto que ayuda para los usuarios y por ende las CamGirls.

Sin embargo, sostienen que son creencias erróneas, dicen que este trabajo trae consigo una logística compleja para llevar a cabo el show que se le ofrece a los usuarios. Es necesario definir qué se hará durante la transmisión, preparar un guion e incluso invertir en la modelo si necesita herramientas como juguetes sexuales y dispositivos electrónicos para el desarrollo del mismo.

Según la página Univida, a lo largo de los años en el mundo este tipo de prácticas se han vuelto un tabú para la sociedad que las prohíbe, las condenan moralmente, pero las ejercen o las buscan. Con la llegada de la era digital, las formas de vender el cuerpo se han adaptado y miles de alternativas hoy por hoy se llevan a cabo para mostrar el cuerpo a cambio de dinero.

La nueva mina de oro

OnlyFans es una plataforma para subir y manejar contenido exclusivo en cualquier tipo de actividad, lo pueden utilizar desde modelos webcam, entrenadores personales, chefs, hasta personajes famosos con el fin de cobrar por el contenido. OnlyFans ha superado los 100 millones de usuarios registrados y solo 1,5 millones de personas crean habitualmente contenidos, el resto solo los consume. Cabe resaltar que este medio cobra un 20% de comisión. 

Por: Catalina Díaz
El 90% de los usuarios de las modelos son extranjeros que hablan inglés, como cuenta Leidy. Por eso frente a la pantalla pegan algunas respuestas predeterminadas que pueden usar en inglés, también tienen una tabla para traducir siglas de lenguaje sexual o explícito que se usa por chat para saber a lo que los usuarios se refieren. 

En los últimos meses, esta plataforma vivió un auge, ya que las modelos webcam lograron monetizar contenido extra como lo fue para “evemr1101”, nombre de usuario en la plataforma, que a través de OnlyFans puede ganar dinero en medio de la pandemia. Además menciona: “Es algo que se le debe dedicar tiempo. Sin embargo, no siempre te verán los usuarios por la plataforma, sino que también se puede pactar acuerdos con ellos por medio de mensajes y vender contenido privado. También se puede poner la suscripción al precio que se considere adecuado al contenido y manejar paquetes de promoción”. A principios del 2020, OnlyFans presentó problemas de ciberseguridad, debido a que se distribuyeron imágenes y videos de varios usuarios, lo que implica una violación de datos. Esto demostró que personas que pagan por el contenido también lo comparten.

A pesar de esto, OnlyFans en su blog oficial recordó que cuando se inicia una empresa comercial siempre conlleva riesgos, asimismo ofreció como solución que sería buena idea usar marcas de agua para proteger los derechos de autor.

El negocio de la intimidad 
Aunque OnlyFans es cada vez más popular existen otras opciones menos conocidas que ofrecen un modelo similar para la venta de contenido sexual o íntimo como:

  • Just For Fans
  • IsMyGirl 
  • Manyvids
  • MembershYp 
  • IWantFanClub
  • FanCentro

Estas plataformas también cobran una comisión de entre el 10% y el 30%, en algunas de estas el contenido es aún más explícito y proviene de la industria pornográfica.

Periodistas: Catalina Diaz, Sofía Giraldo, Laura Sofía Ocampo, Vanesa Carvajal.