sábado, diciembre 5, 2020

Historias cotidianas

Alma, historia y nosotros

Carlos Urrego

El éxito en el periodismo, como alguna vez lo dijo Rys- zard Kapuscinski, depende de situaciones que están afuera de nuestro control, casi casi de “accidentes”. Pero la incer- tidumbre del qué encontraremos, qué pasará, cuáles serán los caminos que siguen es lo que hace de este oficio un sen- timiento profundo, inquebrantable e imborrable. Ver editorial completo

Leonel Orozco Botero

Un libro abierto

Desde que tiene memoria se ha ganado la vida a pulso. Es un adicto al trabajo. No asistió al colegio, no tuvo amigos y nunca jugó. Se identifica con Benjamin Button porque su infancia la vivió como un adulto trabajando de sol a sol. Pero ahora, a sus 61 años, disfruta del tiempo libre y los pequeños detalles como un niño. Leer la historia completa

Verónica Duque

La tinta y los likes

Desde los pies hasta la cabeza predomina el color negro, sus brazos y cuello tatuados combinan perfectamente con su estilo. Un mechón de cabello verde fosforescente y un tapabocas de cerdito, irrumpen completamente en su oscura apariencia. Es delgada pero se ve fuerte, ruda, imponente. Leer la historia completa

Bibiana Ricciardi

Ideas en movimiento

“Soy una militante del arte. Para mí el arte es lo que para otros es la religión o la ideología. Hay quienes tienen una ideología política, pero la mía es el arte. Soy completamente agnóstica, tampoco creo en ninguna ideología política parti- dista que hasta ahora haya podido equilibrar la cosa. Ni de derecha, ni de izquierda, ni de centro." Leer la historia completa

Alejandro Ladino

Un cuerpo sin etiquetas

Cuando Alejandro camina por la calle hace que los ojos de las personas salten de sus órbitas. Se vuelve el centro de atención, casi como si las aceras y las avenidas fueran una pasarela de modas, donde el público admira los gestos y los pasos entaconados de quienes caminan. Exactamente así es andar por la Avenida Santander para él, pues los transeúntes son sus críticos y la calle su pasarela. Leer la historia completa

Néstor Salazar

Un pequeño museo

De los miles de objetos que tiene Néstor Salazar Osorio en su taller, un muñeco de alambre tiene un gran valor sentimental para él. Es pequeñito y con un escudo en la mano, se lo regaló un amor pasajero que tuvo en la Calle de los Artesanos de Manizales. Recuerda, con una sonrisa en la cara, que ella siempre le decía que era un guerrero. Para él estos objetos son obras de arte al igual que cada una de las cosas que colecciona. Leer la historia completa

Luis Felipe Molina

El periodista del tiempo, más allá de un pronóstico

El 11 de septiembre del 2001 - mientras la mayoría de niños colombianos dormían, jugaban o veían Dragon Ball Z - un jovencito manizaleño de ocho años observaba atónito en su televisor la caída de las Torres Gemelas en Nueva York, Estados Unidos. Ese es uno de los momentos que cautivaron a Luis Felipe Molina Ramírez, periodista y productor general de La Patria Radio, quien, fascinado por informar y sintetizar muchos hechos en uno solo, soñaba con ser presentador. “Yo no escogí la profesión, ella me escogió a mí”. Leer la historia completa

Carolina Medina

Guardiana de las familias vulnerables

No le gusta nadar, odia las matemáticas y su mayor pasión, aparte de trabajar con familias vulnerables, es bailar Canguil con Salsa de Hector Bonilla. Dice que es “analfaburra” porque nunca aprendió a restar y para los números nació negada. Lo que más le importa en su vida es sacar adelante a sus hijos, Gabriela de 18 y David de 10 años, quienes, a pesar de tener padres, Carolina es la que vela por su educación, principios y valores. Leer la historia completa

Mariana Mesa

El matchpoint de Mariana Mesa

Cuando llegó a El Dorado a finales de 1998, luego de una gira europea, fue sorprendida con un recibimiento estrafalario: Jaime Garzón aguardaba por la joven tenista pereirana en una limusina colmada de rosas que llevaba también a los miembros de CM&. “Como soy supertímida, en ese momento casi lo pico en pedacitos. Apenas me subí al carro, le pegué un puño que nunca voy a olvidar, comencé a regañarlo y le grité: ‘¡A usted cómo se le ocurre hacerme esto!’. Me quería morir de pena por ese show”. Leer la historia completa