Inicio La patria centenaria Helmer González, un periodista radical

Helmer González, un periodista radical

0
Foto| Juan Esteban Londoño Alzate | UM central El periodista Helmer González en la recepción de La Patria, ubicada en el barrio Sáenz de Manizales. Periodista nacido en la ciudad y un apasionado por la escritura.

“Cogía una mochila, la cámara y empezaba a hacer reportería hablando con la población. Uno se iba feliz, porque al otro día le mostraba a la gente lo que ocurría en el sector. ¡Qué felicidad! Llegaba a la 1:00 de la tarde cansado para escribir todas mis notas”, así narra Helmer González, redactor de la sección Sucesos de La Patria, su cotidianidad antes de la pandemia, ya que ha visto restringido su trabajo de campo y acudir a la sala de redacción del periódico.

González es un periodista con trayectoria en la prensa escrita del Eje Cafetero. Es egresado de la primera promoción de la Universidad de Manizales y en sus 22 años de carrera, 12 los ha vivido entre Pereira y Armenia. Comenzó en el periódico La Tarde en la capital de Risaralda. Además lleva nueve años en La Patria. “Para mí la profesión fue un reto, porque era tímido, nervioso y gago”, manifiesta el periodista nacido en Manizales. 

A pesar de esto, la rebeldía es la palabra que lo caracteriza, debido a que le gusta ser contestario, radical en sus decisiones y confiesa que no soporta estar bajo una doctrina o un régimen. Una muestra de esto es cuando en la adolescencia, sus padres querían que estudiara Derecho, carrera que, finalmente, terminó estudiando, pero su pasión por los medios de comunicación y por estar bien informado era mayor. 

En sus nueve años en el periódico, Helmer González ha dejado un legado en el periódico al mezclar su carrera de Derecho con el periodismo. Se graduó hace seis meses como abogado de la Universidad Luis Amigó. 

Una anécdota que recuerda fue trabajando para el periódico La Crónica del Quindío con un caso judicial en Circasia (Quindío), un momento complejo para él y lleno de sentimientos, porque eran dos casos totalmente aislados; un homicidio de una muchacha y el suicidio de un joven, que luego dio un giro inesperado. Los jóvenes eran novios y al llegar al lugar un muchacho salió con una escopeta, el miedo se adueñó de Helmer. “Vi una persona a cierta distancia. Era el esposo de la mujer que había entrevistado, se le veía el dolor y la pena, ya que su hermano era el protagonista de la historia, pero uno no se puede quebrar”, expresa el redactor.

Asimismo, destaca una  entrevista con Óscar Tulio Lizcano González, ya que el entrevistado había perdido su habla. Lo conmovió mucho porque antes de ser político, es humano y era evidente la angustia que sentía un sobreviviente del secuestro.  De igual manera revela que la entrevista menos aprovechada fue con un comandante del Ejército, cuyo nombre no recuerda, en la época de los “falsos positivos”, como se conocen en el país las ejecuciones extrajudiciales. “Se me fueron las luces, quizás porque el día anterior había estado con mi hijo”, dice el periodista. 

En 2012 llegó a La Patria y ya se vibraban los 100 años del medio, por lo que era motivo de orgullo para Helmer González. Desde que llegó ha estado vinculado con el área de Sucesos, allí lo principal, son denuncias, temas judiciales y las historias de las personas.

Diego Hidalgo, compañero de Helmer en la misma sección, expresa que él es una persona muy tranquila, tiene conceptos en el tema judicial. Aporta a La Patria y, además, le ayuda a entender textos complejos. “Es un gran soporte para mí, me asesora y es un complemento muy importante. Es un gran compañero”.

Sin duda La Patria es de los medios de comunicación más importantes para Manizales, pero según Helmer, la presión no es de escribir para el periódico, sino de saber cómo redactar para uno mismo, para superarse en cada edición y, lo más crucial, es pensar en la manera de cómo comunicar y explicar la noticia al lector. Para esto, él siempre trata de desarrollar la nota con el lead, respondiendo las preguntas básicas y de allí se desencadena el informe.

Helmer González se siente feliz de estar presente en el centenario del medio más importante de Manizales. 

“A mí no me importan los reconocimientos. No escribo para ganar premios”, asegura el periodista. Sin embargo, cuando el trabajo y la profesión se realizan con pasión y vocación, las nominaciones serán más cercanas y Helmer recogió los frutos de su profesionalismo ganando el Premio Nacional Ambiental en 1998 con una investigación sobre el calentamiento global denominada “La tierra tiene fiebre”.

La lectura en el periodismo es indispensable y para Helmer leer es fundamental para mejorar su parte intelectual y gramatical. En estos momentos está leyendo La Trilogía Fantástica. “Me encanta debatir, me identifico con la capacidad de dudar para todo”, dice. Uno de sus pasatiempos favoritos es ver películas, esencialmente de ciencia ficción, “y soy adicto a los videojuegos”, recalca el encargado de la última página de La Patria. “Mi sello es que me siento un escritor. La Patria encuentra en mí alguien que sabe escribir y que lo hace con pasión”, concluye Helmer.