jueves, octubre 21, 2021

Fundación La Gruta, de la Galería, se reabre para la infancia de Manizales

Después de 1 año y 7 meses la fundación La Gruta Lobo Del Viento reabre sus puertas a los niños y niñas de la Galería de Manizales. El pasado lunes 4 de octubre retomó sus actividades y labor social con 40 niños del sector.

“Reabrimos porque vimos la necesidad de los niños de volver a un espacio seguro, en el que ellos lo primero que manifiestan es felicidad; además, los padres nos han manifestado el agradecimiento por el apoyo que brindamos a sus hijos”, comenta Gloria Nancy Gómez Morales, coordinadora de La Gruta.

“A veces me siento como una madre comunitaria. Es increíble todo lo que estos niños nos enseñan al verlos crecer”: Gloria Nancy Gómez, coordinadora.

La organización se creó el 1 de octubre del 2016 debido al accidente del 18 de marzo de 2006 en la antigua vía al Nevado del Ruiz: La Gruta, en el que once jóvenes scouts del grupo IV Pirzas perdieron la vida. En honor a ellos, su objetivo es acoger e integrar a las niñas, niños y adolescentes con carencias afectivas, exclusión y pobreza extrema del sector Galería, para contribuir a la formación de seres humanos sensibles que se conviertan en arquitectos de su propio futuro. 

Desde el trabajo social en fundaciones como La Gruta Lobo Del Viento se deben tener diferentes funciones para trabajar con niños en situación de vulnerabilidad. Así explica la trabajadora social Ana María Arbeláez Duque, quien plantea una línea clara de prevención, atención y planificación para promover la inclusión social; como también, llevar un seguimiento y posterior una evaluación e investigación.

Para el lugar es vital seguir un proceso con cada niño y para esto les ofrecen actividades como manualidades, deporte, clases de peinados, baile y un refrigerio diario. Todo lo anterior con aportes voluntarios y recursos propios, pues son una organización privada y sin ánimo de lucro. 

Juliana Ocampo Estrada, estudiante de 8 semestre de Psicología de la Universidad Luis Amigó, y quien ha observado el trabajo de organizaciones similares, dice que “el trabajo que realizan en sectores tan complicados como el de la Galería es demasiado valioso para el desarrollo social e integral de los niños, pero definitivamente se necesita más apoyo e intercesión por parte de la comunidad y los profesionales”.  

Todos los días de 2:30 p.m. a 5:30 p.m. La Gruta abre sus puertas a los niños, niñas y adolescentes que están inscritos; también a los jóvenes que ya pasaron por su proceso, pero deciden ir y apoyar a los más pequeños.

Lo más leído