Inicio Economía El mundo webcam es un negocio de millones

El mundo webcam es un negocio de millones

0
La modelo webcam con mejor ranking en Colombia se puede hacer, en un día bueno, hasta $8 millones. Foto Shutterstock.com

Sofía es modelo webcam hace dos años. Gana entre 2 y 3 millones de pesos quincenalmente. Con esos ingresos paga su universidad y su arriendo. Estudia Derecho en una universidad de Manizales y señala que a ella la ven de todas partes del mundo, “solo tengo restricción para Colombia y España”. 

Cuantas más páginas tenga abiertas, más gana. Ha tenido días mejores que otros, por ejemplo el día de su cumpleaños la afluencia fue exorbitante y la vieron de tantos portales que recibió trescientos dólares. “En este mundo no todo es tan sexual. Existe el coqueteo y el juego; eso provoca al público y hace que den más dinero y se exciten más”, asegura. 

Sus compañeras de trabajo y ella se proponen metas semanales para ir subiendo de nivel y mostrar cosas diferentes como bailes en aceite, una tarde de cocina, estrenar ropa interior, entre otros. Hay modelos que tienen más de dos idiomas y por esto también tienen más ingresos. “Yo domino el inglés y eso me abrió muchas puertas, puedo interactuar más con la gente que me ve de otros países, hasta de Europa”, cuenta Sofía. 

Las cuatro modelos webcam más importantes de Colombia en un mes pueden estar ganando alrededor de $100 millones. Cifras que se discutieron en la plenaria del Senado y que llevó a la propuesta de incluir 13 artículos nuevos, entre ellos el gravar con IVA a las plataformas digitales, especialmente las webcam y las pornográficas. Con esto, el Gobierno espera recaudar cerca de $50.000 millones.

En ese sentido, tanto las modelos webcam como los usuarios de estas plataformas pagarían un impuesto. Pero no es tan grave como parece. Para muchos, esta medida hace que este gremio sea reconocido como un trabajo legal y deba operar bajo cierta normatividad. 

Manuel Sánchez es dueño de un estudio webcam de la ciudad. Tienen cinco modelos y asegura que son como una familia. “Esa norma es un privilegio para las modelos; así se acaban esos estudios de garaje donde las explotan”. Estas garantías también se reflejarían en el no contratar menores de edad, establecer horarios justos y flexibles. 

Un estudio debidamente constituido garantiza que la modelo se lleve el porcentaje más alto. La mayoría de estudios le cobran un 50% a las modelos de lo que ganan y el 50% restante es para ellas. Por esto, después de un tiempo algunas deciden irse y montar su propio estudio en casa. “Es una inversión grande, pero vale la pena. Yo estoy ahorrando para pasarlo a mi casa y así ganar mucho más”, explica Sofía. 

“El modelaje webcam no es pornografía. Tampoco es prostitución porque la modelo nunca está en contacto con el cliente, todo se da a través de una cámara. Esto es un entretenimiento para adultos basado en una cámara”, resalta la joven universitaria. 

La industria webcam cada vez se solidifica más. El distanciamiento social debido a la cuarentena por la Covid-19 hizo que las visitas a estas páginas se disparen. Una página puede tener alrededor de 100 millones de visitas al mes con personas de todo el mundo.

“A las modelos colombianas las aprecian mucho por su belleza es exótica. Acá está de la más delgada hasta la más gruesa y ganan por igual”. Manuel Sánchez, dueño de un estudio webcam.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí