Dímelo bailando: El amor expresado desde el reguetón

Fecha:

Compartir nota:

Son las 12:30 a.m, una discoteca en Manizales y suena un beat conocido por los centennials. Isabella mira a Miguel, pone sus manos sutilmente alrededor de su cuello, él acerca su rostro y la agarra de la cintura. Las respiraciones se sincronizan y empiezan al unísono: Dile que bailando te conocí, cuéntale. El sentimiento se apodera de ambos y bailan los 3 minutos con 55 segundos completos, sin pausas, sin excusas y sin peros.

Foto por: Manuela Duque | “Tú me dices si yo paso y te recojo en el rojo. Pide lo que quieras cumpliré tu antojo”


El tema se titula Dile de Don Omar y ha estado acompañando a jóvenes en esta- ciones de radio, discotecas, automóviles y ha sido ícono de los famosos clásicos del reguetón. Cuenta con 110.601.210 visualizaciones e incluye en el coro una parte de la composición La noche del cantautor colombiano Joe Arroyo: Otra, otra noche otra.

Este género ha hecho parte de variedad de relaciones, de esta forma ha permitido unir vínculos y separar otros cuantos, debido a que el discurso planteado dentro del reguetón no es siempre lo esperado para enamorar a alguien.

Carolina Cárdenas Correa, musicoterapeuta del Instituto Colombiano de Neurociencias, sostiene que la música refleja de qué forma se mueve el mundo, cómo se siente y se vive el amor. Además declara que como sociedad estamos en la honda del materialismo, en la civilización del espectáculo, de la banalidad y la civilización del exterior, cosa que se visualiza en el género urbano.

Como prueba de ello hay un estudio denominado Mensaje de las Canciones de Reguetón en el que se analizó el contenido de las canciones del género de artistas con más éxito e indican que las 10 palabras más repetidas entre las composiciones fueron: quiero, mami, dale, amor, gusta, vida, gata, noche, cuerpo y mujer.

En el artículo se asegura que los términos manejados están enfocados en el campo semántico del sexo, es decir alrededor del lenguaje sexual. Añadiendo a lo anterior, Juan José Orozco, estudiante de Artes de la Grabación y Producción Musical, expresa que teniendo en cuenta las tendencias actuales, la juventud se viste de inhibición, se expresa y busca la libertad.

¿Qué hay del amor verdadero?

“Reconozco que el reguetón tiene una postura frente al amor demasiado básica, superficial y comercial. Plantean una arista de lo que en realidad encierra el amor. Este género atiende las necesidades de una generación que busca disfrutar de lo pasajero de la vida y de ciertas experiencias efímeras, así que el reggaetón está hecho para pensar más en el placer que en el amor”, asegura Andrés Duque, ingeniero de sonido y compositor.

Para toda regla hay una excepción. Laura Grisales y Daniel Vallejo llevan año y medio y el himno de su relación es un reguetón. “Nosotros éramos mejores amigos, pero dejamos de hablar porque conseguimos pareja. Un día volvimos a vernos y le dediqué Señal de vida porque yo le mandé mensajes que él nunca respondió, lo busqué por todas las redes sociales y no daba con él. Esta canción nos define a la perfección”.

Sin embargo, no todas las canciones de reguetón son las idóneas, Juan Camilo Orozco le dedicó a su pareja Gata oficial y ahora está soltero.

Dentro de estas dedicatorias existe un intermedio y es Juan Esteban Loaiza, quien dedicó Amor de mi vida de Feid y lo dejaron en visto. Empero, hace cuatro meses espera obtener una respuesta.

Efectos del reguetón

Según una tesis doctoral elaborada por Jesús Martín-Fernández, neurocirujano del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria en Santa Cruz de Tenerife, la banda sonora del perreo provoca una mayor activación que la música clásica en las regiones del cerebro encargadas de procesar no solo los sonidos, sino también el movimiento.

Foto por: Manuela Duque | “Una noche más y copas de más. Tú no me dejas en paz, de mi mente no te vas”

Andrés Duque declara que lo que hace pegajoso al reguetón desde la letra es el hecho de que los coros tienen frases repetitivas, tanto melódicamente como literariamente. Además, las armonías son muy básicas a comparación de otros géneros lo que hace que la composición sea más fácil de digerir para el oyente promedio. Por último, puntualiza en el hecho de que varios artistas están reencauchando ritmos de antes, canciones que han pegado en los 90 o en los 2000.

Miguel le da una mirada tímida a Isabella, mientras ella esquiva sus ojos. Vacilante empieza a digitar los números. Se detienen, los ojos se detienen durante unos segundos y una sonrisa se escapa de ambos rostros. Miguel le suelta sutilmente la mano y le dice algo al oído, ambos se ríen y ella con una mirada le hace saber que no desearía que la noche acabe.

En medio del beat se sigue construyendo una manera de ver a la mujer, a las relaciones, al sexo y sí, también al amor.

Dejar una respuesta

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tú nombre aquí

Artículos Relacionados

Universidad de Manizales pinta su mural en celebración a sus 50 años

Con el fin de incentivar el sentido de pertenencia de los estudiantes, contar la historia de la institución...

U-Noticias: docente de Medicina campeón de natación en aguas abiertas

Universidad de Manizales Profesor de Medicina campeón nacional de natación en aguas abiertas César Augusto Aguirre Arango, profesor de Medicina,...

Pablo Marín: estudiante de la UAM campeón de patinaje en Holanda

Pablo Felipe Marín Serrano se coronó campeón en larga distancia de la categoría juvenil varones de la European Cup...

Alcaldía de Manizales propone al Concejo nueva concesión de tránsito

Hoy, en el Concejo de Manizales comenzó a debatirse un nuevo proyecto de la Alcaldía Municipal que busca...