jueves, septiembre 16, 2021

Defensa del agua y del territorio caldense, tema de debate en Aranzazu

Temas como las obras que realizan las centrales hidroeléctricas, el monocultivo del aguacate Hass y las concesiones mineras se debatieron en el encuentro Por la protección del agua y el territorio caldense, que se realizó en Aranzazu, el pasado domingo 12 de septiembre. El Encuentro fue organizado por los líderes ambientales Juan Salazar, Juan Martín Serna y Juan Camilo Muñoz, quienes convocaron a los líderes ambientales y sociales de los demás municipios del norte y occidente de Caldas.

Este encuentro buscaba debatir opciones para trazar una hoja de ruta que permita seguir la lucha para proteger el territorio. El objetivo es afrontar la problemática de las centrales hidroeléctricas, los monocultivos y el proyecto de megaminería “articulando las fuerzas de los diferentes municipios en uno solo”, así lo explicó el concejal de Manizales, Julián Andrés García Cortés (Partido Verde).

Según explica la ingeniera ambiental, Tulia Elena Hernández Burbano, las centrales hidroeléctricas realizan perforaciones en los túneles que cruzan los estratos subterráneos sin distinción de atributos en el ecosistema suelo, provocando así lesiones en los acuíferos. Por otro lado, el monocultivo del aguacate Hass, producto no autóctono de la región, genera una huella hídrica y ambiental durante su proceso de establecimiento y producción. 

Los líderes del encuentro por la protección del agua y el territorio caldense marcaron con este evento el inicio de un grupo de ciudadanos que se levantará y se organizará con el fin de afrontar las amenazas medioambientales. Foto por: Valeria Pineda Ocampo.

Además, se tiene el proyecto minero que la Gobernación de Caldas y la Agencia Nacional de Minería (ANM) buscan ubicar en el norte y oriente del Departamento, para extraer minerales estratégicos, que son materias primas para la Unión Europea y Estados Unidos. Según explica la ANM: “Es con el fin de brindar empleo y recursos para el desarrollo social y económico de las regiones”. Sin embargo, los municipios de Aranzazu, Filadelfia, Salamina, Pácora, La Merced, Samaná y Norcasia no tienen una cultura minera, sino que son clave en la agricultura, ganadería y oferta hídrica de Colombia. 

No obstante, la ANM sostiene su postura a favor, al argumentar que la oferta de empleos que se tendrán representa más de 1.500 puestos de trabajo y, además, hace parte de la reactivación sostenible de Colombia que ayudará con la economía de las regiones y del país. 

Los líderes del Encuentro por la protección del agua y el territorio caldense marcaron con este evento el inicio de un grupo de ciudadanos que se levantará y se organizará con el fin de afrontar las amenazas medioambientales.

La logística del evento contó con un transporte para las delegaciones de más de 10 municipios de Caldas, lo que permitió que entre 150 y 200 personas acudieron al encuentro. Permitiendo así la formación de diferentes comités: jurídico, de movilización y de comunicaciones, señala García.

Lo más leído