sábado, diciembre 5, 2020

Informe especial: El aumento de una violencia silenciada

Autores:  Luisa Fernanda Pérez, Manuela Duque Cifuentes y Mariana Marín Hernández

Entre el 1.º de enero y el 29 de agosto del 2020 la Fiscalía registró 60.581 denuncias por el delito de violencia intrafamiliar en Colombia. Foto recreada por: Manuela Duque, Luisa Pérez y Mariana Marín.

Según el informe Violencia de Género e Intrafamiliar del Instituto Nacional de Salud (INS), publicado el 25 de septiembre del presente año, durante marzo y septiembre las mujeres fueron las más violentadas en Colombia. Afirman que han sufrido violencia psicológica (82,4%), física (81,3%),  sexual (21%), negligencia y abandono (16,1%).

Mientras en el 2019, del 25 marzo al 14 de mayo, aproximadamente cada 28 minutos se recibió una llamada al 155, línea gratuita de atención a las víctimas de violencia doméstica; en el 2020, durante el periodo de aislamiento, se evidenció un incremento al menos de un llamado cada 11 minutos. Durante este mismo lapso se demostró un alza de las llamadas correspondientes a todos los tipos de violencia de la siguiente forma: 

Recuadro
-Contra la mujer tuvo un aumento del 14,29%, 
-La intrafamiliar del 35,11%, 
-La conyugal del 139,34% y
-La violencia psicológica del 31,78%.

Datos según informe:  “En tiempos de pandemia tampoco es hora de callar las violencias contra las mujeres hecho por la Corporación Sisma Mujer”

Una de las finalidades de las comisarías de familia es buscar soluciones o alternativas, acordadas tanto con el agresor como con la víctima, con el fin de que el ambiente familiar mejore al igual que la calidad de vida de cada uno de sus integrantes. Muchas veces se realiza con el acompañamiento de las autoridades competentes para  garantizar, proteger y restablecer los derechos que, al interior de dicho núcleo familiar, se han vulnerando y  amenazado.

La comisaria de familia del municipio de Supía, Luz Aida Pascua Ayala, manifiesta: “La violencia de género y la doméstica pueden darse al mismo tiempo. El hecho de ser mujer  conlleva a la  conclusión de creer que hay actividades que no puede realizar”. 

Según la Fiscalía General de la Nación en Colombia cada día hay 249 denuncias por violencia intrafamiliar. Foto recreada por: Manuela Duque, Luisa Pérez y Mariana Marín.

Aún cuando hay leyes que respaldan a los perjudicados y perjudicadas como la 575 del 2000, ley de Violencia Intrafamiliar que establece medidas de protección a favor de cualquier miembro familiar que al interior de su contexto sufra violencia, muchas de las denuncias que llegan a su comisaría quedan a medio camino. Situaciones como retirar la denuncia, revictimización del mismo sistema con los denunciantes, entre otros, hacen difícil este proceso.

Aunque en estos casos ambos sexos pueden ser víctimas, la mayoría de perjudicadas son las del sexo femenino. Según el informe “Comparativo entre los tres primeros meses de aislamiento preventivo. Colombia, marzo 25 a junio 25 a junio 24 de 2020” del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses , 127 víctimas son mujeres a comparación de 78 del género masculino. “Los hombres también sufren de violencia, pero el sistema es tan machista que cuando denuncian que están siendo vulnerados, reciben burlas. Nosotros estamos construidos bajo paradigmas patriarcales y de esta manera hay un camino largo que recorrer en la concientización y sensibilización de géneros”, expresa la trabajadora social, Luisa Fernanda Franco Ruiz. 

La situación no mejora cuando se habla de menores de edad. En Caldas, durante la pandemia, se han presentado alrededor de 2.500 denuncias que involucran menores de edad. Entre las más frecuentes están la agresión física en primer lugar, luego la psicológica y después la sexual. Así lo manifestó el director regional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para el departamento, Luis Fernando Céspedes de los Ríos. 

Reincidir

El 76% de las llamadas tuvo origen en seis zonas: Bogotá (37%), Antioquia (12%), Valle del Cauca (9%), Cundinamarca (7%), Atlántico (5%) y Santander (4%). Foto recreada por: Manuela Duque, Luisa Pérez y Mariana Marín.

Según el informe Violencia de Género e Intrafamiliar del INS, 55,8 % de los casos de violencia física se informan a las autoridades, ya sea directamente por los afectados o por un tercero. De acuerdo con Franco Ruíz, los procesos son interrumpidos porque son las personas quienes finalmente entran en un juego de manipulación que las lleva a reincidir, quitar denuncias y creer en promesas que no se cumplen. De esta forma,  la víctima considera que no puede avanzar y esto da inicio a una dependencia emocional. 

Este fue lo que pasó con *Isabel, una mujer de 34 años, su infancia estuvo llena de abandono por parte de sus padres y violencia sexual cuando tan solo tenía nueve años.  En ocasiones su madre la dejaba con hombres extraños y ellos abusaban de ella. Al crecer, tuvo tres parejas sentimentales y en todas sufrió de violencia intrafamiliar. 

“Soy muy adicta a las relaciones de pareja, considero que dependo de ellas, quisiera tener un hombre en mi vida, un apoyo y  creo que es porque nunca tuve el padre que quise tener. Soy una persona con miedos, pero tengo que seguir por mi hija y por mi bienestar “, comentó *Isabel.

El 90 % de las llamadas a la línea 155 fueron realizadas por mujeres, según un boletín Observatorio Colombiano de las Mujeres. Foto recreada por: Manuela Duque, Luisa Pérez y Mariana Marín.

El psicólogo y especialista en psicología médica y de la salud, Julián Mauricio Castañeda Franco, afirmó que uno de los principales factores que ocasiona una dependencia es la familia y los actos de los padres frente al menor. Asimismo, esto provocará que en su proceso de crecimiento grabe inconscientemente estas experiencias y así cree un ideal de cómo son las relaciones y a futuro busque vínculos así.

Marta* tiene 47 años y actualmente pasa por una situación similar. Vive con su esposo hace ocho años y lo describe como un hombre cariñoso y atento; como el hombre ideal.  Aunque, en ocasiones sus celos sobrepasan algunos límites, principalmente con sus palabras.

Señales

Según el informe de Violencia intrafamiliar, realizado por la Defensoría del Pueblo de Colombia, existen señales que alertan frente a la violencia intrafamiliar.

Recuadro

-El control de las finanzas o los bienes en general.
-La prohibición de la comunicación familiar, con amigos, amigas u otras personas, a través de la indiferencia, la discriminación o la estigmatización.
-El uso de cualquier miembro de la familia para someter a otro a su voluntad.
-Hacer sentir culpable al otro.
-La negación de cuidados y alimentos, encierro o aislamiento en general.
-Recalcar errores.
-Si una de las partes no permite que el otro personaje trabaje.
-Si tiende a intimidar con alguna arma.
-Obligar al otro a hacer cosas contra su voluntad.

¿Por qué denunciar? 

Conforme a un informe de Medicina Legal del 2015 la mayor parte de las víctimas de esta violencia son los/las menores de edad, la población adolescente, las mujeres, personas con capacidad reducida y la población adulta mayor. Foto recreada por: Manuela Duque, Luisa Pérez y Mariana Marín.

Castañeda Franco destaca que es necesario darle elementos a los niños y niñas para tomar decisiones, para alejarse de cualquier situación que los convierta en víctimas. “No somos víctimas, sino voluntarios de nuestra propia victimización” cuando no se toman medidas luego de reincidencias. 

De acuerdo con el informe Dónde y cómo denunciar, de la Fiscalía General de la Nación, hay diferentes sitios donde se pueden generar denuncias o una investigación. Entre estos lugares están las comisarías de familia, la SIJÍN, a través de la página web de la Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional. O también a la línea 123, en la cual activan una ruta de atención inmediatamente.

Destacado

“A las mujeres que pasen por una situación familiar les diría que no podemos ser más las víctimas. Ya lo fuimos, tenemos que superarlo, la vida sigue, el pasado fue y no volverá. Es cuestión de preocuparnos, primero yo, segundo yo y tercero yo; y si tienen hijos, no darles ese ejemplo, por el contrario enseñarles y guiarlos de la mejor manera”, aseguró Isabel*.

Líneas de atención: 

La línea gratuita nacional – 155 brinda orientación psicosocial y jurídica a las víctimas para su protección y está disponible las 24 horas del día. 

Policía Nacional – 123

Fiscalía General de la Nación: 122, para presentación de denuncias de violencia intrafamiliar, violencias basadas en género y violencia sexual.

Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF, línea Gratuita Nacional: 018000918080, y Línea de Protección a Niños Niñas y Adolescentes: 141.  WhatsApp: 3202391685 – 3208655450 – 3202391320

Línea Púrpura en Bogotá: 018000112137, número gratuito desde teléfono fijo o celular. Whatsapp 3007551846.

* Nombres cambiados por petición de las fuentes.

Más populares

El equipo de fútbol sala de la Universidad de Manizales retomó entrenamientos presenciales

Después de siete meses sometidos a la virtualidad, el equipo de fútbol sala de la Universidad de Manizales retomó entrenamientos presenciales el...

Aumento del sedentarismo preocupa a expertos

Aunque la cuarentena en Colombia ya terminó, la mayoría de los estudiantes del país siguen en clases virtuales, lo que ha llevado...

La Fundación Esparza Monforte de Manzanares realiza un banquetón

La Fundación Esparza Monforte de Manzanares realizará el próximo 15 de noviembre un banquete virtual. La actividad será a través de Facebook...

Se reinició la Copa Ciudad de Villamaría

Después de 390 días en el que el balón rodó por última vez en la cancha del polideportivo del municipio y que...