sábado, diciembre 5, 2020

Informe especial: Redes sociales: ¿Herramienta o arma?

Autores: Stefanía León Correa, Tatiana Ramírez Rodríguez y Jose Manuel Romero.

Mariana* a sus 15 años sufrió de acoso cibernético por causa de unas fotos íntimas que se viralizaron en redes sociales, luego de que alguien las filtrara, lo que le trajo diferentes problemas que la llevaron a consultar ayuda profesional al afectar su autoestima y seguridad personal. “Empecé a llorar y estaba muy confundida al ver mis fotos. Cuando le  fui a reclamar, me había bloqueado”. Como esta, muchas otras historias se dan constantemente sobre los peligros de las redes sociales y de vivir la sexualidad a través de estas. 

Más de la mitad de los niños y jóvenes de 9 a 16 años están expuestos a imágenes sexuales. Foto recreada por: Stefanía León, Jose Manuel Romero y Tatiana Ramírez

Según expertos, la intimidad de los jóvenes se afecta en redes sociales debido a la información personal que puede circular a través de ellas. La más reciente encuesta del DANE sobre “Indicadores de Calidad de Vida Total Nacional y para las Regiones de Colombia 2018”, el 64,6% de las personas manifestaron usar internet en cualquier lugar y desde algún dispositivo móvil. Por ende, más de la mitad de adolescentes entre los 9 y 16 años están expuestos, sin ningún tipo de filtro, a la información que se publica en esas, incluidas imágenes sexuales.

Sexualidad en la virtualidad

En el  informe ‘(Des)información sexual: pornografía y adolescencia’,que elaboró Save The Children en septiembre del 2020, los adolescentes ven pornografía por primera vez a los 12 años y 7 de cada 10, que representa el 68,2%, consumen estos contenidos sexuales de forma frecuente.

En el siglo pasado, cuando no existía internet, el contacto que tenían los adolescentes con el sexo eran las revistas para adultos. Hoy en día, tienen el acercamiento a través del sexting y la pornografía. Las relaciones íntimas ahora tienen una mediación tecnológica. Este consumo se produce en la intimidad (93,9%), a través del teléfono móvil, y se centra en contenidos gratuitos online (98,5%) expresado en el mismo informe de Save The Children. Incluso, según la web Pornhub, durante la emergencia sanitaria de la covid-19, el tráfico mundial de consumo tuvo un incremento del 18,5% en marzo del 2020.

La pornografía esta creando un estereotipo de sexismo, racismo y violencia de género. Foto recreada por: Stefanía León, Jose Manuel Romero y Tatiana Ramírez.

El sexting y la pornografía se han vuelto una de las prácticas habituales que hoy los adolescentes realizan sin saber las consecuencias. “Como ellos saben que lo que están haciendo está mal se empieza a presentar la ansiedad. Crecen niños o adolescentes sexualizados, ahí es donde empieza a atacar el principio de placer por la exposición de imágenes”, así lo afirma la psicóloga clínica, Liliana Castrillón Marín.

Un reciente documental de la BBC: # Nudes4Sale investigó el aumento de menores de 18 años que venden contenido explícito en Twitter y Snapchat Premium. El documental encontró que hasta un tercio de los usuarios de Twitter, que anuncian imágenes explícitas con hashtags “nudes4sale” o “buymynudes”, son menores de 18 años, según un análisis de tecnología de reconocimiento facial.

El límite de edad para acceder a una red social es de 13 años debido a la Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Línea (COPPA), que fue aprobada en 1998. La COPPA restringe que los sitios web rastreen datos sobre niños menores de 13 años. Sin embargo, los adolescentes que se encuentran fuera de este rango de edad incursionan en este mundo usando datos falsos. Lo que recomienda el psiquiatra Mauricio Arbeláez Román Arbeláez es que los padres supervisen, enseñen y dediquen tiempo a los adolescentes para que no acudan a estas prácticas por falta de atención, amor y cuidado de su núcleo familiar.

Peligro en redes sociales

El mal uso de las redes sociales puede traer problemas a los consumidores y saber algunos de los riesgos puede ayudar a prevenirlos. Existen varias modalidades de delitos cibernéticos. En este caso analizaremos los más comunes.

El grooming es el conjunto de estrategias que una persona adulta desarrolla para ganarse la confianza de niños y adolescentes a través de Internet con el fin de obtener aprobaciones de índole sexual. Desde un acercamiento lleno de empatía o engaños se pasa al chantaje para obtener imágenes comprometedoras de ellos y usarlas ilegalmente. Como es un delito que afecta directamente a los menores de edad, la responsabilidad recae en los padres o acudientes.

La pornografía puede fortalecer las actitudes que apoyan la violencia sexual y la violencia contra la mujer. Foto recreada por: Stefanía León, Jose Manuel Romero y Tatiana Ramírez

Jhonatan Arias Sepulveda, subintendente de la Sijín, recomienda enseñar a los niños qué es un pederasta, cómo detectar su perfil y cómo hacer un uso responsable de Internet para evitar que sean víctimas de estos ciberacosadores y acosadores sexuales. Entre esas recomendaciones está enseñarles a rechazar mensajes de tipo sexual, no publicar imágenes ni datos personales con los que se les pueda identificar o localizar,  utilizar perfiles privados, no aceptar solicitudes de amistad de desconocidos y no subir a redes sociales contenidos de carácter sexual o compartirlos con otras personas. Si hay algún tipo de chantaje, contar inmediatamente.

La sextorsión es un delito que consiste en un chantaje bajo la amenaza de exponer o enviar imágenes en las que la persona se muestra en actitud erótica, pornográfica o manteniendo relaciones sexuales. En caso de ser afectado, mantenga la calma y avise a las autoridades, cierre cualquier tipo de contacto con los acosadores y almacene pruebas como las conversaciones con los criminales o algún detalle como datos, ubicación o perfiles en la web que pueden ser de gran ayuda para solucionar el caso de sextorsión. Fijarse en los cambios de comportamiento de los hijos o hermanos menores es clave para reconocer si es víctima de acoso.

La suplantación de identidad es un delito que  consiste en falsificar el perfil de un usuario, de redes sociales, con el fin de realizar un crimen. En Internet se puede encontrar una amplia variedad de formas para suplantar a un individuo. Por ejemplo, abrir una página en redes sociales a nombre de otra persona sin su autorización. Utilizar su servidor, actuando aparentemente como el individuo usurpado y realizar acciones concretas mediante la publicación de contenidos inapropiados, nocivos o el envío de mensajes injuriosos a otras personas usando su nombre.

El 54,1% de los adolescentes, en su mayoría los chicos, cree que la pornografía da ideas para sus propias experiencias sexuales. Infografía por: Stefanía León, Jose Manuel Romero y Tatiana Ramírez

“Una amiga me escribió para llenar un formulario. Este era un link y al acceder me pedía el correo y la contraseña de Facebook como si fuera a iniciar sesión. Ingresé normal y al otro día vi que me faltaban conversaciones y tenía mensajes raros de mis amigos”, afirma Natalia Arango, víctima de suplantación de identidad.

Según expertos, no es posible evitar la comisión de estos delitos cometidos por ciberdelincuentes, Así que se hace preciso concientizar a la sociedad, sobre todo a las nuevas generaciones, de la necesidad de verificar que en Internet no todo es real. Deben ser precavidos con las acciones online ya que este medio ofrece contenido accesible para el criminal.

La atención en redes sociales

Compartir imágenes en Instagram, Snapchat, Facebook o Twitter es muy llamativo porque genera pertenencia e identidad con sus pares. Según el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en Colombia (MinTIC) redes como Facebook y Twitter son las que gozan de mayor popularidad entre los colombianos a tal punto que en Facebook, Colombia ocupa el lugar número 14 a nivel mundial con más de 15 millones de usuarios.

Los adolescentes comparten en las redes su imagen, la mayor parte de las veces una faceta irreal. De acuerdo a los likes y halagos que reciben, configuran su autoimagen y autoestima. Condicionar su importancia según los estereotipos no es positivo y menos sobre la reacción de los demás sobre lo  que se muestra.

La psicóloga clínica, Norma Triana Cruz, especializada en intervención de crisis, afirma que la demanda en las redes sociales hace que los jóvenes deseen  necesidad de reconocimiento, aceptación y, en su mayoría, no desarrollan habilidades sociales satisfactorias por lo que ven los medios como una forma de no ser rechazados. Parece contradictorio pero los adolescentes se están aislando al pasar mucho tiempo interactuando en internet y eso les venden una imagen en la que no son realmente ellos, pasan a ser sujetos manipulables por grandes empresas y de la población en general, concluye Triana.

El 68,2% de adolescentes ha visto pornografía en los últimos 30 días. Foto recreada por: Stefanía León, Jose Manuel Romero y Tatiana Ramírez

En su mayoría, la popularidad es medida con followers, se ha vuelto la preocupación diaria de los jóvenes actuales. Cuantos más seguidores tienen, más populares son, aunque no conozcan ni interactúen con muchos de ellos. El afán por ser populares y poder mostrarlo en las redes, a través de un número, condiciona las relaciones sociales de los adolescentes y de muchos adultos. En plataformas como Facebook, la psicología funciona de una forma similar. “Tener la opción de recibir algo señala la presencia de una persona real en el otro lado, en lugar de solo una figura virtual”, asegura la psicóloga, con experiencia en manejo de clientes digitales, Liraz Margalit, en un artículo publicado en el sitio web de Psychology Today.

Recomendaciones

  • Lo primero es tener capturas de pantalla de lo que está haciendo el delincuente: fotos que sube, conversaciones que tiene, entre otras cosas.
  • Redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram cuentan con la opción de denunciar un perfil en caso de suplantación de identidad, allí la plataforma toma como primer medida el bloqueo del usuario. Es buena idea que otras personas también denuncien el perfil. Muchos contactos se pueden estar viendo afectados por la conducta del suplantador, así que hay que avisar que no tienen el control de la red por el momento. 
  • En caso de ser víctima o estar al tanto de alguna situación de sextorción, grooming, suplantación de identidad o algun otro caso de algún otro caso de ciberdelincuencia contáctese con:

https://www.policia.gov.co/denuncia-virtual/delitos-informaticos

Línea de Atención al Ciudadano – Bogotá D.C. (571) 5159111 / 9112

Resto del país: 018000 910 112

Fax (571) 5159581

E-mail: lineadirecta@policia.gov.co

*Nombre cambiado por petición de la fuente.

Más populares

El equipo de fútbol sala de la Universidad de Manizales retomó entrenamientos presenciales

Después de siete meses sometidos a la virtualidad, el equipo de fútbol sala de la Universidad de Manizales retomó entrenamientos presenciales el...

Aumento del sedentarismo preocupa a expertos

Aunque la cuarentena en Colombia ya terminó, la mayoría de los estudiantes del país siguen en clases virtuales, lo que ha llevado...

La Fundación Esparza Monforte de Manzanares realiza un banquetón

La Fundación Esparza Monforte de Manzanares realizará el próximo 15 de noviembre un banquete virtual. La actividad será a través de Facebook...

Se reinició la Copa Ciudad de Villamaría

Después de 390 días en el que el balón rodó por última vez en la cancha del polideportivo del municipio y que...