miércoles, noviembre 25, 2020

Hoteles y glamping con sus puertas cerradas al turismo

Por: Daniela Castaño Jaramillo y Dalila Orrego Zuluaga

Los hoteles y los glamping de Caldas viven días de incertidumbre a causa del Covid-19. Según la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (Confecámaras) en Caldas existían 382 hoteles, esto antes antes de la actual crisis generada por la pandemia y el sector turismo era uno de los de mayor crecimiento en el país y en la región, expresó Mónica Londoño Arango, directora en Caldas de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco).

Londoño Arango sostiene que el turismo presentaba un porcentaje muy importante del Producto Interno Bruto (PIB) y de la empleabilidad en el país, “inclusive nuestra ocupación hotelera era una ocupación importante, en los últimos dos años habíamos oscilado ocupaciones anuales entre 45% y 53%, una ocupación importante a nivel nacional”.

Foto Hotel Benidorm

En marzo de este año, cuando empezaron las medidas de confinamiento, este sector comenzó a ser afectado. Dice Londoño: “la caída de la ocupación del mes de marzo fue terrible, por ejemplo, en marzo de 2019 tuvimos una ocupación de 45,22% mientras que la ocupación que tuvimos en marzo de este 2020 fue el 20,85%”. En este momento el 97% de los hoteles de Manizales están cerrados, sin poder operar. Es un sector que está siendo afectado por la pandemia, aunque está dentro de unas de las excepciones del Estado con medidas de prevención y control. Algunos hoteles tienen huéspedes, pero no por temas vacacionales, sino porque así lo requieren los profesionales de la salud, en Caldas más de 200 personas del personal médico ocupan las camas de algunos hoteles.

Los dueños de los hoteles turísticos saben que es uno de los sectores que se activarán de últimos, ya que por la crisis que se está pasando los turistas tienen que sentirse seguros al momento de viajar, seguros de las normas de bioseguridad implementadas, de que las fronteras terrestres, aéreas y acuáticas estén operando…

Londoño dice que ambos sectores (hoteles y el turístico) están trabajando para la implementación de los elementos de bioseguridad y en plantear una estrategia que presente a Manizales como la la ciudad verde de Colombia más segura para viajar. “Queremos demostrarle a la gente que esta es una ciudad hermosa, una ciudad segura, una ciudad capaz de recibir visitantes y ahí hay que tener presente, por supuesto, que no vamos a tener turismo internacional, pero perfectamente podemos desarrollar una estrategia de turismo doméstico para que podamos recorrer nuestro mismo Departamento en el momento en que las autoridades lo consideren pertinentes”.

Los glamping

Glamping el Color de mis Reves, en la Zona Turística y de los Termales. Foto Cotelco

Wikipedia dice que glamping o glamorous camping es fenómeno global que combina la experiencia de acampar al aire libre con el lujo y las condiciones de los mejores hoteles. El término es una fusión de las palabras glamour y camping. Consiste en disfrutar de la naturaleza y la libertad que proporciona la acampada, sin renunciar a las comodidades. Es una variante del turismo de naturaleza que ofrece al viajero estar en contacto directo con el medio sin rehusar del confort y bienestar.​ Los alojamientos de glamping se encuentran siempre al aire libre, y muy frecuentemente, dentro de parques nacionales, en zonas montañosas, campos, bosques, selvas, desiertos o extensos jardines. 

En Colombia los glamping han crecido en zonas de bellos paisajes, y entre ellos el Eje Cafetero. No hay que olvidar que el Paisaje Cultural Cafetero es patrimonio de la nación.

Pero por el Covid-19 la gente ha dejado de viajar y esto ha afectado la economía de los propietarios y empleados de los glamping, que han tenido en estos meses poca, casi nula, fluidez de caja. Sus dueños tendrán que pensar en cómo reinventarse para que su fluidez aumente y no tengan que cerrar de manera definitiva.

Juan Martín Serna, propietario del glamping Santa Lucía, hace referencia a su situación actual: “Nosotros empezamos con un ocupación de un 20% y al mes siguiente pasamos a 60%-70% en ocupación, ya ahora cuando salió la noticia del Covid pues la gente seguía reservando común y corriente, ya cuando llegó completamente la cuarentena, que nos cerró definitivamente todas las vías departamentales y nacionales, inmediatamente pues bajó a cero”.

La demanda de los hoteles o centros turísticos, como en este caso el glamping, está en cero y seguirá así hasta que las vías, por lo menos terrestres, sean habilitadas para el turismo. A pesar de que la oferta en este tipo de comercio no es muy cambiable ya que depende del número de habitaciones que estén disponibles en el sector o municipio, la demanda no será algo positiva por este tiempo.

Una de las medidas implementadas por el Gobierno es el personal de la salud se instalen en los hoteles, pero diferentes propietarios de glamping dicen que esta medida no funciona para ellos ya que esto es un ecoturismo, por ende estos espacios están geográficamente lejos de las ciudades.

Juan Martín imagina cómo reactivar de nuevo su empresa: “somos un hospedaje privado. La distancia entre cabañas son entre 150 o 200 metros, las cabañas son para dos personas, los huéspedes no tienen interacción entre sí, podríamos catalogarlos como un glamping que no permite aglomeraciones de personas; y claro, esto sumado con unos protocolos efectivos de desinfección, tanto de ingreso como de salida y de permanencia en el hábitat, pues podríamos organizarnos para ser un glamping digamos covid free, pero tenemos que esperar cómo evoluciona la coyuntura primero y qué normatividad puede estar sacando el Gobierno nacional para poder ayudarnos”.

Más populares

La Fundación Esparza Monforte de Manzanares realiza un banquetón

La Fundación Esparza Monforte de Manzanares realizará el próximo 15 de noviembre un banquete virtual. La actividad será a través de Facebook...

Se reinició la Copa Ciudad de Villamaría

Después de 390 días en el que el balón rodó por última vez en la cancha del polideportivo del municipio y que...

Informe especial: la lucha global que se pierde contra el desperdicio de alimentos

Autores: Manuela Scalzo Santacolma, Manuela Lesmes Marín y Sheccid Hurtado Clavijo. Desechar comida se ha convertido en una...

Informe especial: El aumento de una violencia silenciada

Autores:  Luisa Fernanda Pérez, Manuela Duque Cifuentes y Mariana Marín Hernández Entre el 1.º de enero y el 29...