martes, julio 7, 2020

¿Estamos preparados para ser estudiantes y docentes online?

Ante la situación ocasionada por la Covid-19, la imposibilidad de asistencia de alumnos y docentes en espacios presenciales, los entornos y tecnologías virtuales aumentaron su potencial de desarrollo.

En el pasado, las tecnologías de la información no llegaban a todos los hogares; hoy, las nuevas generaciones nacen en un mundo conectado y globalizado. Es posible tener acceso rápido y fácil a varias fuentes de conocimiento. Las personas eligen qué aprender, siendo los niños y adolescentes quienes tienen disposición al respecto. 

Por tener acceso a los distintos dispositivos digitales, muchos de ellos creen que las técnicas de enseñanza están obsoletas. Sin embargo, el ingeniero de sistemas Juan Camilo Berrio  señala que, si bien la tecnología está al alcance de la mayoría, aún falta conciencia de uso por docentes y estudiantes. Afirma que los profesores, a la hora de obtener notas, tienen en cuenta habilidades blandas que, de una u otra forma, no se pueden visualizar de manera virtual. “Esto hace parte de un proceso evolutivo y de conciencia”, afirma.

El principal argumento a favor del crecimiento de estos entornos y tecnologías en el mundo educativo y económico es que no es necesario que los alumnos estén presentes en el espacio real donde se realiza la acción formativa y la posibilidad de compartir objetivos y modelos virtuales no físicos y así al momento de obtenerlos sean más asequibles. 

En Colombia, según el docente de la facultad de Ciencias e Ingeniería de la Universidad

de Manizales, Luis Carlos Correa Ortiz, hay personas talentosas y la tecnología para hacer frente a este nuevo reto.

La política pública de masificación de internet ayuda a que cada vez más personas tengan acceso a la red y dispositivos adecuados para usarlo. De acuerdo con un informe realizado por el Centro Nacional de Consultoría (CNC), llamado ‘Apropiación Digital 2020’, cuatro de cada cinco colombianos (uno más que hace cuatro años) ya entraron en la era digital. Esto llevó a que las empresas desarrollaran en tiempo récord soluciones para esta crisis.

Lo anterior, expone el profesor Correa, trajo dos retos. El primero es que llevar acceso a internet en los sectores menos favorecidos. El viceministro de conectividad y digitalización, Iván Mantilla, indicó que actualmente hay unos 20 millones de colombianos que no cuentan con acceso a Internet, especialmente en las zonas rurales de Colombia

El segundo es el uso racional de recursos. Casi la mitad de la población con acceso a internet limita su uso a aspectos básicos como el entretenimiento y la comunicación, indica el informe del CNC. Solo el 27% usa la red para educarse y el 6% hacen transacciones y negocios.

Cifras que, si bien son bajas, aumentaron con respecto al mismo estudio hecho en 2016. Esta tendencia al alza está siendo aprovechada en los últimos días por plataformas digitales como Meet, aplicación de videoconferencias de Google que se preocupa por fomentar habilidades para el desarrollo de los trabajadores del mañana. En el caso de las clases virtuales, integra diferentes aplicaciones y herramientas digitales que utilizan los docentes, estudiantes o distintas personas en un lugar de fácil acceso y disponibilidad en tiempo integral.

“Es una experiencia distinta en el sentido que nace de una contingencia, de que teníamos que cambiar sí o sí . Creo que eso nos servirá para cambiar muchas cosas de nuestra forma de pensar, de nuestra pedagogía y metodología. Finalmente todos los cambios son positivos”, afirma Carlos Andrés Urrego Zuluaga, docente de la Escuela de Comunicación Social y

periodismo de la Universidad de Manizales y editor de Eureka. 

Por su parte, Alejandro Hilarión Moncada, estudiante del pregrado del mismo programa, siente que los profesores han tenido una buena preparación al respecto. “Estamos evitando muchas complicaciones, como el transporte, nos ahorramos mucho tiempo y podemos hacer muchas cosas, aunque los profesores de cierta manera piensan que al estar en casa no se está haciendo nada, entonces envían como diez trabajos. Necesitan un poco de control para saber que, a pesar de que es una clase virtual, hay otras obligaciones”.

De acuerdo con cifras del Ministerio de Educación Nacional, el 44% de los colombianos usa el internet para capacitarse. Se estima que, a nivel mundial, el mercado del e-learning experimentará un crecimiento anual entre el 7.6 % y el 9.6 % hasta 2020, según la OBS (Open Broadcaster Software).

Más populares

Mascotas que alivian la soledad

María José Martínez Bastidas es originaria de Pasto (Nariño) y estudia Comunicación Social y Periodismo en la Universidad de Manizales. Ella vive...

El pero de la ciudad tecnológica

Manizales, conocida como “la ciudad de las puertas abiertas”, está encaminada a ser una ciudad inteligente. Esto implica tener avances tecnológicos que...

Manizales se la debe jugar por el turismo verde, de bienestar y de reuniones

El turismo es uno de los sectores que más producen para el PIB nacional y la economía regional. Por ello, este lineamiento...

En la hamaca pa’ la Habana

La hamaca ayuda a viajar liviano. Es un hostal ambulante, sirve para echarse a ver las estrellas, para colgarla al frente de...