martes, julio 7, 2020

No más confusión entre qué son los gremios y los sindicatos

Los integrantes de las diferentes entidades económicas, profesionales y empresariales buscan constantemente tener un fin en común. Investigan la forma de unirse para cumplir tareas, objetivos que podrán alcanzar dependiendo de si se agremian o se sindicalizan.

Pero, ¿cuál es la diferencia entre estos dos? Mucha confusión generan estos términos aparentemente similares, pues agrupa a un grupo de personas, pero con significados distintos. De acuerdo al ministerio del Trabajo y Previsión Social, un gremio reúne personas naturales, jurídicas o ambas, con el objeto de promover el desarrollo y protección de las actividades que son comunes en razón de su profesión, oficio o rama de la producción o de los servicios.

Por su parte, el sindicato es una asociación integrada por trabajadores en defensa y promoción de sus intereses laborales con respecto al centro de producción o al empleador con los que están relacionados.

La primera y gran diferencia es el objetivo que tienen los gremios. Estos reúnen a personas que tienen una profesión u oficio común, con el objeto de integrarlos para diversas tareas o intereses que son comunes en función de sus actividades profesionales. 

También pueden agremiarse empresas o sociedades que tienen aspectos comunes; incluso pueden organizarse junto a los profesionales.

Surgimiento de los gremios empresariales

Históricamente en las ciudades europeas medievales reunían a los artesanos que compartían un oficio común, con el fin de potenciar su actividad, organizar la demanda y garantizar el trabajo para sus asociados. En síntesis, conseguir un equilibrio entre la demanda y el número de empresas, garantizando la estabilidad de sus miembros, su bienestar económico y el aprendizaje, equilibrar la oferta y la demanda a través de la anulación de la competencia.

En Colombia, desde finales del siglo XVIII, se comenzaron a organizar “sociedades de amigos” para la promoción de actividades como la agricultura, con lo cual se daba origen a la organización gremial.

Según expertos,  en 1784 nacen las Sociedades Económicas de Amigos del País y las Juntas Patrióticas. Estas fueron las primeras agremiaciones con el fin de fomentar la agricultura, especialmente el cultivo del algodón. 

En la actualidad, según las cifras de cada país, las asociaciones gremiales más estructuradas e influyentes del continente se encuentran en Chile, México y Colombia.

No más deberes sin derechos

El derecho a la sindicalización, junto a la negociación colectiva, fue reconocido como uno de los Derechos Humanos.

Los sindicatos, por su parte, reúnen solo a personas que tienen en común trabajar para el mismo empleador; por lo tanto pueden tener sindicatos con personas de diferentes oficios, pero contratados por un empleador común.

Su objetivo en general es el bienestar de sus asociados, asegurando condiciones dignas de seguridad e higiene laboral y, especialmente, generar mediante la unidad la capacidad necesaria para negociar. 

Fue en 1829 cuando surgen las primeras organizaciones obreras en Inglaterra. Estas unieron a los trabajadores según su oficio siendo la Gran Unión de los Hiladores y Tejedores a Destajo de Gran Bretaña. La primera central sindical de todos los oficios de la historia fue la Asociación Nacional para la Protección del Trabajo que agrupó 150 sindicatos con cerca de 100 mil miembros.

En Colombia, el primer sindicato aparece en 1847 gracias a la creación de la Sociedad de artesanos de Bogotá. Su fin era el de presionar un alza en los impuestos de aduana para que los productos elaborados por ellos pudieran competir en igual de condiciones con los traídos de otros países. 

Hay muchos aspectos que son comunes a estas organizaciones, la primera de estas es que no pueden actuar en política, de acuerdo con la ley, lo que siempre se vulnera cuando, tanto los

gremios o sindicatos actúan como “grupos de presión” (gremios) para obtener algún beneficio especial para su grupo frente a las autoridades de Gobierno.

Un dato para tener en cuenta es que en cada país se dan diferentes legislaciones y reglamentos acerca del funcionamiento de los sindicatos, mientras que los gremios existen de hecho, sin necesidad de oficialización alguna, estén o no asociados sus miembros.

Autores: María Antonia Montoya Cano y María José Rubio Ocampo

Más populares

Mascotas que alivian la soledad

María José Martínez Bastidas es originaria de Pasto (Nariño) y estudia Comunicación Social y Periodismo en la Universidad de Manizales. Ella vive...

El pero de la ciudad tecnológica

Manizales, conocida como “la ciudad de las puertas abiertas”, está encaminada a ser una ciudad inteligente. Esto implica tener avances tecnológicos que...

Manizales se la debe jugar por el turismo verde, de bienestar y de reuniones

El turismo es uno de los sectores que más producen para el PIB nacional y la economía regional. Por ello, este lineamiento...

En la hamaca pa’ la Habana

La hamaca ayuda a viajar liviano. Es un hostal ambulante, sirve para echarse a ver las estrellas, para colgarla al frente de...