lunes, julio 6, 2020

Reinventarse: La palabra del éxito en medio de la crisis de la Covid-19

Crédito: Valeria Franco España
Naturela se impulsó como empresa gracias a su producto estrella, la nutella para el cabello

Cuando un emprendedor decide crear una empresa o negocio, debe tener en cuenta que siempre estará expuesto a una posible crisis. La pandemia del coronavirus así lo ha demostrado, ya que 9 de cada 10 empresas colombianas disminuyeron  las ventas en hasta un 50%. Sin embargo, reinventarse e innovar en higiene y tecnología son las apuestas que tienen las organizaciones para no dejarse contagiar del caos económico.

Una de las empresas que debieron reinventar sus actividades para sobrevivir a la dura crisis es Naturela. Creada hace cinco meses por Daniela Vargas, es un emprendimiento dedicado a la fabricación de productos naturales para el cuidado de la piel y el cabello. Antes de que el Gobierno Nacional declarara la cuarentena obligatoria, su creadora supo que debía tomar una decisión trascendental en cuanto a su empresa pues, debido al cierre de las fábricas, se iba a quedar sin insumos para la elaboración de los productos que vende y con cuyas ganancias paga sus estudios de Administración de empresas.

Crédito: Valeria Franco España
Pie de foto: en la cuarentena las mujeres aprovechan para dedicarse a cuidar su cuerpo, gracias a esto las ventas de Naturela se dispararon

La empresa chinchinense genera ganancias de alrededor de $12 millones mensuales y en este tiempo de crisis no ha sido la excepción. Daniela añade que es justo ahora es cuando más demanda tiene su compañía. “Estaba asustada. Entonces, días antes de que iniciara la cuarentena, decidí hacer la compra más grande que he hecho, con el miedo de que se me fuera a quedar toda por la crisis, pero ya no me queda ni una tapa”. 

El éxito que goza su empresa actualmente, dice Daniela, se debe a que supo  poner en práctica los conocimientos adquiridos en su carrera, además de un manejo fluido de las redes sociales de Naturela. En lo que más ha centrado su atención durante la cuarentena es  en mantener la empresa activa en Instagram y seguir pagándole publicidad. 

Todo a un click 

Crédito:María Camila Hernández 
En cuarentena se usan más los celulares y las aplicaciones de edición como Lightroom, que las cámaras análogas

Jorge Cardona es un fotógrafo manizaleño que se sustenta únicamente de su profesión. Trabaja  para campañas publicitarias, marcas de la ciudad y retratando modelos, pero debido a la situación de encierro obligatorio que se vive actualmente, tuvo  que dejar su actividad a un  lado, aunque no su pasión. 

Encontró en el portal de internet YouTube una novedosa iniciativa, en la que el fotógrafo saca capturas de pantalla de las personas por medio de videollamadas. Jorge acuerda un horario con quien le servirá de modelo, después hace un recorrido por su casa para escoger los lugares que más le llamen la atención, para finalmente realizar la sesión. Así Jorge no abandona su profesión y al mismo tiempo despeja la mente.

Asimismo, otro fotógrafo que decidió emprender de una forma innovadora, sin dejar totalmente a un lado su oficio, es Jefferson San Miguel Rincón. Desde hace cuatro años se dedica tiempo completo a la fotografía y a la edición, que  son su principal fuente de ingresos.

Jefferson tuvo suerte. Un mes antes de iniciar el aislamiento preventivo se dedicó a la creación de filtros o presets para editar fotografías por medio de la aplicación Lightroom. Con esta nueva opción los usuarios pueden adquirir los paquetes de filtros para editar sus fotos como unos profesionales, sin necesidad de tener un elevado conocimiento en el campo de la edición. 

“Es una gran forma de ganar dinero. Los primeros quince días de sacar a la venta los filtros, gané más que en todo un año de fotógrafo”, agregó Rincón, un ejemplo exitoso de nuevas alternativas que finalmente se convierten en tendencias. 

Parar, replantear y renovar 

En la cotidianidad, la Agrotienda se dedica a la venta de maquinaria e insumos para el sector agrónomo. La disminución excesiva en las ventas por la cuarentena, y apoyado en su conocimiento previo, Andrés Quintero, propietario de este almacén manizaleño, concentró sus conocimientos en un nuevo emprendimiento y así evitar quebrarse. 

Créditos: María Camila Hernández y Valeria Franco España

Se trata de cabinas de desinfección para centros comerciales, edificios y conjuntos residenciales; máquinas de desinfección para casas, insecticidas y fungicidas. Además, está dedicándose a la fabricación de caretas y tapabocas. 

Andrés tomó esta iniciativa porque lleva veinte años viviendo y sosteniendo a su familia de las ganancias que Agrotienda le deja. Dice que ahora esos ingresos disminuyeron tanto que no puede quedarse en pausa. Por el contrario, se acopló  a los cambios que exige la situación actual y produce lo más demandado en la ciudad y el país. Incluso aprendió a usar las redes sociales para ofrecer sus productos virtualmente. 

Por su parte, Juan Diego Jiménez, dueño de una agencia de publicidad, afirma que “reinventarse no es ponerse hacer tapabocas, ni cabinas de desinfección, ni trajes de bioseguridad. Producir algo que ya existe no es reinventarse”. 

Este publicista enfatiza en que innovar no es hacer lo que está de moda; se puede tomar como un referente de tendencia pero se debe ir más allá o hacerlo diferente. Para Jiménez, transformar la materia prima o el producto principal de una empresa para crear algo nuevo es un ejemplo claro de reinventarse.

Transformar para aportar

Según lo propuesto por el publicista, Mabe, la productora internacional de electrodomésticos con sede en la ciudad, es el ejemplo perfecto de cómo una empresa debe reinventarse. 

Para aportar a la lucha contra la Covid-19, Mabe desarrolló el Aerobox. Esta es una cabina elaborada con partes de refrigeradores, con el objetivo de proteger al personal de salud de los contagiados por el virus. Ya son más de 600 cabinas donadas por la compañía. Diariamente se fabrican 300 y se espera donar 30.000 unidades a lo largo de Latinoamérica.

Adicionalmente, esta empresa mantiene el pago de las nóminas de sus colaboradores y las ventas de los electrodomésticos continúan vía online. 

Felipe Castro, encargado de la agencia PR de Mabe, explica que “las compras que realizan nuestros consumidores son a través del e-commerce y llegamos directo a sus casas. Hoy vendemos cerca de 3.5 veces más de lo que hacíamos antes por plataformas transaccionales”.

Pero, visto desde el punto de vista de un profesional en este campo, ¿qué le depara el futuro a las micro y microempresas?

Crédito: María Camila Hernández.
El alcohol antiséptico se convirtió en una prioridad para evitar el contagio del virus.

Alejandro Barrero es economista y siente preocupación por el futuro de muchas empresas del país. Está seguro de que esta coyuntura que vive el mundo no durará pocos meses, sino uno a dos años más. Añade que las empresas deben seguir pagando costos operacionales, como la nómina, y sin recibir ingresos no podrán sostenerse durante un largo periodo. “Ya hay estudios que muestran cómo las empresas, la mayoría, no aguantan más de uno o dos meses totalmente paradas, sin producir y sin vender nada. Ahora  la preocupación es precisamente por eso”. 

El economista, además, habla sobre las empresas que tengan la capacidad de reinventarse en alguna nueva línea de producción, que sea de demanda local y nacional potencial. “Esas empresas claramente van a tener un período importante de bonanza en esas líneas de producción. Eso les puede servir como colchón frente a la caída en paralelo de sus otras líneas de producción y de ventas”. 

Lo verdaderamente importante es que, a pesar de los diferentes puntos de vista, todo aquel que busque resurgir en esta época de escasez, puede conseguirlo si se guía por las tendencias, la demanda vigente y las necesidades que este virus genera. La realidad actual exige a todo aquel que busque sobrevivir: parar, analizarse, reinventarse.

Autores: María Camila Hernández y Valeria Franco

Más populares

Mascotas que alivian la soledad

María José Martínez Bastidas es originaria de Pasto (Nariño) y estudia Comunicación Social y Periodismo en la Universidad de Manizales. Ella vive...

El pero de la ciudad tecnológica

Manizales, conocida como “la ciudad de las puertas abiertas”, está encaminada a ser una ciudad inteligente. Esto implica tener avances tecnológicos que...

Manizales se la debe jugar por el turismo verde, de bienestar y de reuniones

El turismo es uno de los sectores que más producen para el PIB nacional y la economía regional. Por ello, este lineamiento...

En la hamaca pa’ la Habana

La hamaca ayuda a viajar liviano. Es un hostal ambulante, sirve para echarse a ver las estrellas, para colgarla al frente de...