lunes, julio 6, 2020

Ratas skateras, mujeres de Manizales en cuatro ruedas

“A los 17 años conocí la patineta. Ha sido un camino largo y de muchos altibajos. Me hace sentir que pertenezco a algo y me enamoré completamente del deporte. Ahora complementa lo que gira entorno a mi vida”. 

Sthefanía Rivera Castro pertenece a la escena del skate de Manizales hace 7 años. Mientras narra su trayectoria en el deporte se le escucha alegre y maravillada de experiencias que gracias al skate. Ha sufrido varias lesiones y fracturas, pero ninguna la ha detenido. Entre sus estudios y trabajo siempre tiene tiempo para su patineta. “En mi última caída me lesioné el brazo. Mi amiga Kate se acercó y  no tuvo gesto más bonito que poner su mano en mi cabeza con dulzura y sutileza. Pensó que me dolía hasta el pelo”, relata Sthefanía, sosteniendo que para ella el skate significa amor y unión.  

Short de jean y medias con diseños clásicos, utilizan algunas chicas para montar

‘La Flaca’, como la llaman sus amigos, tiene como truco favorito uno muy ochentero: *Boneless. “Es un no comply (acrobacia inventada por John Lucero a finales de los 70, en la que se gira la patineta en el aire). Siempre he amado este tipo de trucos que puedo hacer en cualquier parte, hasta para tirarme por unas escaleras”. Actualmente está aprendiendo el *Varial Flip, que requiere de mucha paciencia. Asegura que, después de ‘unas pelas’ (golpes), lo tendrá dominado. No es un deporte fácil y requiere de dedicación, perseverancia e insistencia. 

Como Sthefanía, apasionadas por la patineta están Lina Salazar y su pequeña hija Sara.  Son dos infaltables los domingos en la ciclovía y en las actividades del skate. “Empecé en el deporte por pasatiempo; siempre me consideré muy alternativa y mi grupo de parceros lo practicaba. Fui muy feliz al sacar mi primer Ollie, uno de los trucos básicos para montar, y desde ese momento no he parado en este mundo”. 

Para Salazar es un gusto inculcar en Sara esta práctica que, fuera de juego y recreo, plantan valores como la libertad, equidad y amistad; méritos que se adquieren al pasar tiempo con las personas que montan. “Espero que mi hija honre lo pleno que es pertenecer a este deporte y, como siempre digo, que no pare de intentarlo”.

La revolución del skateboarding

El skateboarding es un deporte descendiente del surf. Creado por surfistas del estado de California (EE.UU.) a finales de 1940, quienes en la época inactiva del mar se dieron cuenta de que sobre el asfalto podían practicar su deporte favorito. Las primeras patinetas se fabricaron con la misma técnica de una tabla de surf pero; le agregaron  ruedas de patines. 

A partir de los años 60 se empezaron a diseñar tablas de skate de manera más profesional. También diferentes maneras de patrocinar el deporte, como lo hizo el  programa norteamericano “Surf´s up”, quien dio a conocer al skate como un modo fresco y entretenido de pasar el rato. 

“A los 80 llegó el deporte a Colombia. En los 90 fue donde se incrementó la importación de productos para la monta y muchachos de las grandes ciudades del país se incorporaron al deporte”, cuenta Simón Vázquez Jaramillo, alias Moncho. Este skater manizaleño actualmente reside en  Miami (EE.UU) y lleva 13 años en el mundo de la patineta. Desde los 15 años lo practica de manera profesional lo que extraordinariamente lo ha llevado a vivir una vida de pura diversión. 

Las tablas de skate necesitan ejes, rodamientos,
ruedas y tornillos

Mundialmente, Patti McGee fue la primer skater profesional. Oriunda de San Diego, California, con las técnicas del surf aprendió rápidamente a estar sobre la tabla. Era una experta y tras ganar su primer campeonato se convirtió en el  rostro de los skate Hobie, yendo incluso a programas televisivos para hacer sus giros 360. Hoy por hoy es un ídolo para las jóvenes skaters. 

Los atuendos para practicar skate se basan en la comodidad. Lo más ‘calidoso’ que se debe tener son unos tenis de suela plana para tener buen agarre en la tabla; unos buenos pantalones o leggins y camisetas frescas. “Muchas niñas se sienten mejor montando en short por lo que se vuelve normal ver una nena con muchas cicatrices en sus piernas” cuenta Rivera entre risas.

Actualmente en la capital de Caldas uno de los escenarios más concurridos para la práctica de este deporte es el skate park del Bosque Popular el Prado; siguiéndole el parque Liborio, que es el sitio más antiguo en Manizales. Sectores como Milán, plaza Alfonso López y bajo el puente de Mall Plaza son sitios que los skaters han adaptado para montar.

Ratas skateras

Sthefanía y Lina se conocieron en la monta. Han construido una amistad de caídas, risas, juego de skate y mucho aprendizaje. Las dos inspiran en otras chicas de la ciudad la iniciativa de pertenecer y crecer dentro de un círculo sin etiquetas sociales como lo es este deporte. Actualmente en la Manizales hay aproximadamente más de 25 mujeres en la escena.

Ellas hacen parte del grupo Ratas skateras, creado en Manizales para generar unidad y amistad entre mujeres por medio de la red social Instagram. Allí publican y producen contenido  para motivar a las chicas de la ciudad que quieran montar. Buscan difusión para que el escenario del skateboarding femenino crezca y tenga reconocimiento. 

En este arte de las patinetas no se distingue de edad ni género. Luisa Fernanda Ortegón Agudelo, con 18 años, se siente agradecida y con un vasto cariño por este pedazo de madera que la saca de la rutina y encapsula sobre sus ruedas. Dice que, más que sentir libertad practicando este deporte, encuentra la satisfacción de superarse día a día. 

Son cuatro años de experiencia y recuerda latente cómo el skate llegó a su vida. “Veía montar tanto a unos amigos en el sector de Chipre que un día pedí prestada una tabla para saber qué se sentía estar sobre ella. Luego, poco a poco, armé mi tabla y aquí vamos”. Ortegón garantiza que si no se siente amor por el skate nunca se va a ver progreso en el proceso. “Patina por diversión”, concluye esta ‘rata’ del skate manizaleño.

Para conocer estos trucos siga los siguientes videos:

– Boneles Frondside

– Varial Flip

Más populares

Mascotas que alivian la soledad

María José Martínez Bastidas es originaria de Pasto (Nariño) y estudia Comunicación Social y Periodismo en la Universidad de Manizales. Ella vive...

El pero de la ciudad tecnológica

Manizales, conocida como “la ciudad de las puertas abiertas”, está encaminada a ser una ciudad inteligente. Esto implica tener avances tecnológicos que...

Manizales se la debe jugar por el turismo verde, de bienestar y de reuniones

El turismo es uno de los sectores que más producen para el PIB nacional y la economía regional. Por ello, este lineamiento...

En la hamaca pa’ la Habana

La hamaca ayuda a viajar liviano. Es un hostal ambulante, sirve para echarse a ver las estrellas, para colgarla al frente de...