Inicio Educación La UTP bio-mecaniza el deporte

La UTP bio-mecaniza el deporte

0

El Laboratorio de Animación Digital de la Universidad Tecnológica de Pereira elaboró un proyecto que permitirá prevenir lesiones y mejorar el rendimiento físico de futbolistas profesionales.

Bloque 15 Universidad Tecnológica de Pereira. Foto sacada del sitio web: www.utp.edu.co

En el bloque 15 de la Universidad Tecnológica de Pereira se encuentra el Centro de Innovación y Diseño Tecnológico, el cual hace parte y es articulador del macroproyecto La Red de Nodos de Innovación. Su principal propósito es trabajar por la transformación social y productiva del territorio, tomando en cuenta que, como menciona Enrique Isaza Velásquez, el coordinador técnico y de proyectos del Centro de Innovación: “creemos que el conocimiento, la tecnología y el emprendimiento. Aportan a la construcción de una sociedad más equitativa e incluyente”. 

El Centro de Innovación y Desarrollo Tecnológico tiene un enfoque que se conoce como el KPO, o tercerización de servicios del conocimiento. Este se aplica desde dos vertientes: las industrias 4.0 y las ciudades o territorios inteligentes. Con base en esto, una de las tecnologías con las que trabajan es la de Captura de movimiento, que se realiza en el laboratorio de Animación Digital.

Es allí donde, además de hacer la pre-producción, producción y pos-producción de medios digitales como videojuegos, se hizo uso del equipo Mockup Motion Capture para capturar una imagen tridimensional que mostrara en qué ángulos de movimiento se podía lesionar un futbolista.

El proyecto surgió en el 2018 cuando Natalia Salazar, estudiante de la carrera de Ciencias del Deporte y la Recreación de la UTP, quien ya había participado en varios proyectos del Laboratorio, realizaba sus prácticas profesionales en el Club Atlético Boca Juniors. 

Allí notó que había una problemática en torno a que, a pesar de los entrenamientos de fortalecimiento que se realizaban, los chicos del club se lesionaban constantemente. En especial las rodillas por la ruptura del ligamento cruzado interior y de los meniscos. 

“Aprovechando que se tenía la población, que se tenía el laboratorio y los recursos tanto humanos como tecnológicos, elaboré el proyecto como trabajo de grado con el acompañamiento del equipo del Laboratorio de Diseño Digital”, cuenta Natalia. El proyecto se llamó “Comportamiento cinemático en 3D del miembro inferior en gestos funcionales, asociados al riesgo de lesión de rodilla, en futbolistas mayores del Club Atlético Boca Juniors un estudio de caso”. 

Natalia agrega que el primer paso fue elegir jugadores que tuvieran unas características peculiares: uno era totalmente sano, otro había sufrido un esguince de tobillo y otro que ya había sido operado del ligamento cruzado interior y, tras culminar su proceso de recuperación, se encontraba jugando otra vez en el club. 

Se les colocaban unos marcadores corporales a estos jugadores y se les pedía que realizaran el gesto o movimiento que se quería grabar. “Para esto se utilizó un sistema de siete cámaras esparcidas por el Laboratorio, que captaban en tiempo real las posiciones de los marcadores, o targets, logrando dentro del software crear una imagen tridimensional que simulaba un esqueleto”, explica Enrique Isaza. Agrega que el sistema captaba la imagen con un error inferior a las 8 milésimas de milímetro. 

Captura de los nodos desde las cámaras del Laboratorio de Animación Digital, mostrada en el software.
Transformación de los nodos hecha por el software para simular de manera tridimensional un esqueleto humano.

Este esqueleto fue clave en el momento de observar los movimientos de desviación de las rodillas, los tobillos y la cadera de los futbolistas, con el fin de analizar si se hallaba alguna desviación o movimiento asociada al riesgo de lesión.

Fue entonces como, a comienzos del año 2019, se empezó a desarrollar el protocolo. “Se realizaron unos test funcionales:uno llamado Single like squad y el otro llamado Side step cutting, y se aplicaron para poder observar cuáles eran los ángulos de desviación de la rodilla (…) al compararlos con los establecidos como normales y anormales, había un criterio para establecer si la persona estaba cerca de sufrir una lesión o si cumplía con ciertos factores para que esa lesión pudiera darse a largo plazo”, recalcó Natalia. 

De las conclusiones que surgieron en el proyecto se elaboró un protocolo de ejercicios preventivos para que el Club Atlético Boca Juniors lo aplicara en sus jugadores. Y, comenta Enrique, que la siguiente fase que pretenden realizar este año es el desarrollo de otros protocolos de entrenamientos preventivos.