Inicio portada En tiempos de crisis, manzanareñas desarrollan plan de ayuda

En tiempos de crisis, manzanareñas desarrollan plan de ayuda

0
Cortesía: Fundación Esperanza de Vida y Fundación Esparza-Monfort

La Fundación Esperanza de Vida y la Fundación Esparza-Monforte de Manzanares, Caldas tuvieron que cerrar sus puertas temporalmente debido a la coyuntura que atraviesa el mundo a causa del SARS-CoV2. Decisión que afecta la alimentación de 22 personas en situación de discapacidad y la de 60 adultos mayores.

Por: Santiago Toro

La directora de la Fundación Esperanza de vida, Sandra Milena Castaño Aristizábal, comentó que los 22 inscritos de la entidad tienen entre 13 a 60 años de edad. Luego de cerrar las puertas, como solución, optó por entregar almuerzos desde su casa a la que solo se acercan 10 personas por su miedo a ser multados. Con el fin de evitar esto, le solicitó a las autoridades del municipio un permiso para transportar la alimentación a los hogares de los miembros de la fundación. Aún no ha tenido respuesta.

“He recibido llamadas de los papás diciendo que los muchachos han manifestado ansiedad y estrés. Realmente es una situación que los perjudica porque además de recibir un acompañamiento también se les garantiza la alimentación”, señaló Castaño Aristizábal.

Ambas fundaciones sin ánimo de lucro cuentan con el plan padrino, en el que comerciantes y voluntarios hacen aportes mensuales de dinero, mercados y refrigerios. La Alcaldía municipal apoya a la Fundación Esparza-Monforte con $ 12 millones al año. Sin embargo, la Fundación Esperanza de Vida no ha firmado el contrato con el que reciben $ 8 millones para funcionar.
La directora de Esparza-Monforte, Isabel Trujillo Trujillo, dijo que benefician a 60 adultos de la tercera edad. Comentó que cuentan con un plan llamado pan y amor para alimentar 14 ancianos que no pueden salir de sus casas por medio de un taxi. Los demás almorzaban en las instalaciones de la fundación.

Debido a la cuarentena, la directora se unió con Jhoany Ospina González, conductor de un taxi de servicio urbano, para se encargara de la ruta de los almuerzos de los ancianos y a quien se le pagará $ 11.000 diarios. Según Trujillo Trujillo, “esta estrategia beneficiará a 45 adultos mayores a partir de los primeros días de abril”.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí