La molécula de Dios… camino al infierno

Hay una sustancia alucinógena que se ha hecho famosa por su apodo: “La molécula de Dios”. Se trata de la dimetiltriptamina (DMT) y sus componentes están no solo en químicos o procesados, también en frutas comunes como la maracuyá. Su historia tiene visos científicos y ancestrales, desde un psiquiatra húngaro que un día ensayó inyectándose, hasta sus usos espirituales […]

Continuar leyendo