Camino a Neira

Los malos caminos no conducen a Neira

La Voz de Caldas: 1926-2019

El camino que de esta ciudad conduce a Neira, por el llamado puente viejo de Guacaica, a subir a La Estrella, y que es municipal, se encuentra en malísimo estado, tanto que es imposible hacer el tráfico con los frutos agrícolas que se traen para Manizales; aparte que de ese camino corresponde a Neira, está bien arreglado, pues el Concejo municipal de ese lugar se ha esmerado por su arreglo constante. Lo que le toca arreglar al municipio de Manizales es muy poco, sólo unas seis o siete cuadras.
Los vecinos se quejan de que están perfectamente aislados de Manizales, pues la vía departamental está igualmente abandonada, las bestias tienen que navegar por sobre el lodo y los viajeros de a pie tienen que extraviar por previos particulares. Sin embargo – dicen los vecinos- las contribuciones de camino se cobran con toda actividad y se hacen pagar quiérase que no. No es justo que se cobren esas contribuciones si los caminos, para los cuales están destinadas, permanecen en el estado intraficable en que se encuentran.
Nos permitimos llamar la atención de la Junta Municipal en caminos hacia esta irregularidad para que dicte las medidas del caso con el objeto de solucionar aquel problema que es, por otra parte, factor importantísimo en la carestía de los víveres.
Los pasos malos por el camino departamental están de Altobonito a la entrada de El Águila, finca de los señores Pinzón, y los cuales se arreglarían con muy poco costo”.

Camino a Neira
Foto Alejandro Ramírez

Martes, 25 de enero de 1927. La Voz de Caldas

Río Guacaica

Los puentes sobre el río Guacaica entre Manizales y Neira han sido parte de la historia de Caldas. Miles de colonos que venían de Antioquia, especialmente de Abejorral y Sonsón, llegaban a las tierras de Neira y cruzaban el río Guacaica.

El 1 enero de 1850 el Cabildo Municipal de Manizales decretó la construcción de una nueva vía de comunicación con Neira por el Puente de Olivares, haciendo un nuevo puente en Guacaica. La historia registra que el 6 de abril de 1851 salieron de Neira hacía Manizales los señores Elías González, Cayetano Concha, Ambrosio y José María Mejía, y al pasar por el puente sobre el río Guacaica alguien disparó una escopeta y mató a Elías González. Luego se conoció que los asesinos fueron José María Duque, Nepomuceno Franco Gallego, José María y Nepomuceno Giraldo y Eduardo Agudelo. Ellos tenían conflictos de tierra con González. Este fue uno de los primeros asesinatos de Manizales.

puente a Neira
Puente a Neira desplomado en el 2012. Foto Albeiro Valencia

El historiador Albeiro Valencia comentó en La Patria (junio 17, 2012) que el 25 de mayo de ese año había colapsado “el histórico y hermoso puente de madera sobre la quebrada San Narciso, en Neira, en el antiguo camino de La Moravia”. Esta estructura tenía cerca de 100 años y fue levantada por maestros de obra de Neira que usaron maderas del entorno (nogal, cedro negro, roble, laurel, guadua y arboloco). “Lo techaron con tejas de barro y se conocía como puente-casa, porque los arrieros y viajeros se protegían allí de las inclemencias del tiempo, descansaban y aprovechaban para tomar un poco de aguardiente, fumar un tabaco y conversar. Estaba en franco deterioro desde varios años atrás y los campesinos le hacían mantenimiento, pero sin técnica y con sus escasos recursos: lo apuntalaron con guaduas, le clavaron algunas tablas y amarraron con alambre varias vigas”.

Recuerda Valencia que finalizando el siglo XIX Manizales tenía tres vías que la comunicaban con el río Magdalena, con la región del Tolima y con Bogotá: “el camino de El Ruiz, el de Aguacatal o de la Elvira y el de La Moravia”.

También recuerda en ese artículo de La Patria que hacia 9 años (en el 2003) se desplomó, “por falta de mantenimiento y por desidia, el puente sobre el río Guacaica, en el límite municipal entre Neira y Manizales, en el camino de La Moravia” (este puede ser el mismo puente de la nota de La Voz de Caldas).

Domingo, 26 de enero de 2020. UmCentral

Avisos de ayer

Aviso La Voz de Caldas

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *