Cementerio San Esteban

Mueren Soledad y Pablo Gregory

La Voz de Caldas: 1926-2019

Dos hechos tristes registró LA VOZ DE CALDAS el 17 de enero de 1927: la muerte de una niña y de un señor. La primera se informó de la siguiente manera:

“Muere violentamente la niña Soledad Valencia

Ayer en el punto de Buenavista ocurrió una desgracia que ha sido motivo de viva consternación por la forma como se verificó y por haber sido la víctima una niñita de diez años de edad.

El señor Gabriel Naranjo, hijo del señor Vicente, estaba de paseo en casa del señor Joaquín Valencia; aquél se preparaba a salir al monte vecino a casar con una escopeta cargada con municiones; en este momento estaban en el jardín de la casa jugando dos niñitas, una llamada Soledad, de diez años de edad, y dio la mala fortuna de que a Naranjo se le disparó involuntariamente su escopeta y fue herir con las municiones a la niñita Soledad, en la cabeza y en forma mortal.

Inmediatamente fue llamado el doctor Alfonso Álvarez, pero era ya tarde, pues la muerte de la niña fue irremediable. Diez municiones le habían penetrado en la cabeza”.

La segunda noticia tuvo que ver con el fallecimiento del señor Pablo Gregory, quien desde hacía días “le trataban dos médicos de la ciudad una enfermedad infecciosa que tenía ya minado su organismo; y horas antes de fallecer había sido examinado por uno de los facultativos”.

Don Pablo Gregory era una persona conocida en la sociedad manizaleña, él estaba “en su residencia de El Bosque, acompañado de su señor padre don Francisco Gregory. Esta mañana como a la una y media, don Pablo sufrió un ataque y poco después murió”.

Sus exequias se verificaron en la Iglesia Catedral. “La familia Gregory Murillo ha sido objeto de numerosas manifestaciones de pensar”.

Lunes, 17 de enero de 1927. La Voz de Caldas

San Esteban

En aquellos años difuntos como Soledad y Pablo eran enterrados en el actual Cementerio San Esteban. Dice la historia que el primer campo santo de Manizales se llamó Palestina y funcionó desde 1850 cerca al Parque del Observatorio de Chipre (salida hacía Antioquia). En 1868 se cerró por orden de Agrimensor Rómulo Durán, quien argumentó razones de la dirección de vientos y las fuentes de agua que allí nacían. Para reemplazarlo se construyó uno nuevo –en ese mismo año- cerca a la Avenida Cervantes (hoy Santander), al frente de la Clínica de La Presentación (hoy barrio Lleras).

El 17 de junio de 1923, monseñor Tiberio de Jesús Salazar y Herrera puso la primera piedra del actual Cementerio San Esteban. Y desde ese momento comienza el traslado de los restos óseos del cementerio del barrio Lleras al San Esteban. El viejo o segundo cementerio (del Lleras) funcionó hasta 1930. En 1936 se inauguró la estatua de San Esteban, adquirida en Europa.

Puede leer más sobre los cementerios de Manizales en esta historia

Aquí yace la memoria del Cementerio Universal de Manizales

Viernes, 17 de enero de 2020. UmCentral

Avisos de ayer

Aviso La Voz de Caldas

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *