Policia Nacional

Un escándalo entre la Policía y el Ejército

La Voz de Caldas: 1926-2019

Fuimos esta mañana informados por el señor Inspector de Permanencia, de lo siguiente: ayer tarde en el barrio de El Bosque se hallaban en estado de embriaguez unos soldados del Regimiento y excitados por el licor desafiaban a todo el mundo y hacia ademán de atacar, armados con sus bayonetas y con sus cuchillos.

Visto esto por la Policía que se hallaba de servicio en aquel lugar, fue a llamar por teléfono a la Inspección de Permanencia o a la Comandancia, para pedirle instrucciones sobre lo que debía hacer en tal caso, pues no se atrevía a tomar ninguna iniciativa. Los soldados entonces se opusieron a que la Policía hiciera el llamamiento, y se iba formando entre los miembros de uno y otro cuerpo una ´chichonera´, como dicen en Bogotá.

Policia Nacional
Policías con sus uniformes a finales del siglo XIX. Foto Policia Nacional

Acudió al Inspector de Permanencia a poner orden en el asunto, y lo logró sin consecuencias graves de ninguna clase.

Del cuartel del Regimiento llegó una escolta y se llevó a los soldados.

Hubo un momento en que siete de éstos, armados de cuchillos y de bayonetas, rodearon a un agente policía, obligándolo con amenazas de herirlo, a rendir su arma, lo que tuvo que hacer para evitar ser agredido.

Los superiores del Regimiento aplicaron a los soldados el castigo más severo, que para tales casos señalan los reglamentos militares.

Lunes, 17 de enero de 1927. La Voz de Caldas

La Permanencia

La Oficina de Permanencia tenía en aquellos años funciones precisas durante las horas de la noche y en los días festivos para evitar que los agentes de Policía cometieran abusos contra la ciudadanía, como llevar a los civiles a la cárcel por su cuenta y conforme a su criterio no siempre acertado.

En este caso la misma Policía solicitó la ayuda de la Permanencia para saber cómo proceder antes estos soldados alicorados.

Puede ampliar más el tema si lee esta historia

Travesuras de un policial

Jueves, 16 de enero de 2020. UmCentral

Avisos de ayer

Aviso La Voz de Caldas

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *