Banqueo de una calle Manizales.

Los ciudadanos estorbos

La Voz de Caldas: 1926-2019

Ha dicho el Concejo Municipal de Manizales: Acuerdo Nº.3

Por el cual se manda a suspender los servicios de agua y aseo a quienes se opongan al progreso de la ciudad.

El Concejo de Manizales, acuerda:

Artículo único. Desde la promulgación del presente acuerdo, el Personero pasará al Concejo una lista de las personas que no hayan hecho la cesión del metro y medio prorrateado, decretado por Acuerdo del Concejo, lo mismo que de los que de una u otra forma estorben el progreso de la ciudad, a fin de que la Corporación, en sesión secreta, resuelva si es el caso de suspender a dichas personas los servicios Municipales.

Parágrafo. Igual cosa se hará con las personas, que dentro del Municipio se negaren a contratar de manera formal y equitativa, las fajas necesarias para cables y carreteras decretadas en forma legal.

Dado en Manizales, el día ocho de junio de 1926. El Presidente, Jaime Gutiérrez y el Secretario, José M. González”.

En la editorial del 27 de noviembre de 1926 LA VOZ DE CALDAS fijó su posición: sostiene que la medida que el Concejo tomó contra los ciudadanos, de obligarlos a que cedieran metro y medio del frente de sus tierras o propiedades, les resultaba una injusticia; pero también le pareció una injusticia, “o un crimen de lesa sociedad que esos que se llaman ciudadanos se constituyan en elementos de oposición al progreso de los pueblos”. Y sentencia: “Con aquella disposición se perjudica el individuo, pero con esta oposición se perjudica el conjunto”.

Sábado, 27 de noviembre de 1926.  La Voz de Caldas

Menos estorbo

Banqueo en Manizales
Banqueo en La Esponsión, 1925-1926. Foto Villegas Editores

En aquel año de 1926 se inició en la ciudad el proceso de banqueo de las calles de Manizales. Esto consistía en aplanarlas para hacerlas más transitables para vehículos y personas. Pero también buscaba ampliar las vías y ahí es cuando el Concejo solicita (después ordena) que los propietarios de propiedades cedieran un metro y medio de sus frentes para permitir ampliar las calles.

Hoy es claro que para el desarrollo de las ciudades los ciudadanos tienen que ceder sus intereses particulares al interés colectivo. Obvio, el mismo Estado debe recompensar o pagar al ciudadano lo que éste haya perdido en beneficio de comunidad.

Hoy, el artículo 335 de la Constitución Política de Colombia, dice que “los servicios públicos son inherentes a la finalidad social del Estado. Es deber del Estado asegurar su prestación eficiente a todos los habitantes del territorio nacional”. Teniendo en cuenta lo anterior, el Estado es el responsable de velar, vigilar, regular y llevar el control de los servicios públicos domiciliarios (SPD) según el artículo creado para regular este derecho. “Si por razones de soberanía o de interés social, el Estado, mediante ley aprobada por la mayoría de los miembros de una y otra cámara, por iniciativa del Gobierno decide reservarse determinadas actividades estratégicas o servicios públicos, deberá indemnizar previa y plenamente a las personas que en virtud de dicha Ley, queden privadas del ejercicio de una actividad lícita”.

Jueves, 28 de noviembre de 2019. Natalia Marulanda. UmCentral

Avisos de ayer

Aviso La Voz de Caldas

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *