https://cadenaser.com/

Giraldo se declara culpable por asesinar al agente Jaramillo

La Voz de Caldas: 1926-2019

Ayer se le recibió declaración indagatoria al sindicado Jesús Antonio Giraldo, ante el funcionario de instrucción. Confesó que había sido él quien había dado muerte al agente de policía Félix A.

Jaramillo en la madrugada del sábado postrero, y que en éste asunto no había tenido ni cómplices ni auxiliadores. Reconoció como suyos el revólver y la navaja de barbero que se le pusieron de presente; manifestó que los llevaba consigo en el momento del suceso, y que con el primero había dado muerte a Jaramillo y herido a Castañeda.

Al preguntársele porqué había hecho aquello, contestó que había sido sólo en un momento de ofuscación, e indudablemente a consecuencia del licor que había ingerido.

Esta mañana se le recibió en la misma oficina declaración indagatoria al señor Eduardo Ospina, el otro sindicado. Manifestó que él no había dado muerte al agente Jaramillo, sino el citado Giraldo con quien se encontraba en la noche del acontecimiento.

El funcionario de Instrucción dio libertad hoy a Ospina, en vista de que no aparecen contra él acusaciones como responsable, ni como cómplice, ni como auxiliador de la muerte del agente Jaramillo.

Esta mañana en la iglesia de la Inmaculada Concepción, se verificaron, a nombre de la Policía, honras fúnebres por el eterno descanso del alma de Félix A. Jaramillo.

Lunes, 15 de noviembre de 1926.  La Voz de Caldas

Autor material

https://cadenaser.com/
Foto: cadenaser.com/

Según la nota anterior, en aquella época se juzgaba al autor material del asesinato y no al intelectual o al que incitó al asesinato. En este caso Eduardo Ospina, ebrio, le dijo a su compañero de funeraria Jesús Antonio Giraldo que matara al agente de policía, y así lo hizo.

En aquellos años el número de policías era insuficiente para cubrir una ciudad como Manizales y sus cerca de 60 mil habitantes. También era poca la capacidad de la Policía para ejercer el poder ya que la estructura policial era enrevesada. Unos agentes tenían subordinación del Alcalde porque eran nombrados por estos, los municipales, que se distinguían de los demás por el gorro colorado y en general obedecían a cuotas burocráticas; mientras que los otros dependían de la Nación y el Departamento y no obedecían al Alcalde.

Según el nuevo Código de Policía se contempla sanciones de $735.418 pesos por irrespetar a la autoridad policial, por incumplir, desobedecer o interrumpir la labor de un Policía y por agredir de cualquier manera a un uniformado.

Viernes, 15 de noviembre de 2019. María Camila Contreras. UmCentral

Avisos de ayer

Aviso La Voz de Caldas

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *