Lamentos por la tragedia en el río Otún en 1926

La Voz de Caldas: 1926-2019

Río OtúnLa tragedia ocurrida en Pereira sigue siendo noticia en la Manizales de 1926. En la noche del 2 de noviembre se vino un pedazo de la montaña sobre cerca de 30 casas y generó una represa en el río Otún. El hecho ocurrió cerca del puente del Ferrocarril, en los límites de Pereira y Santa Rosa de Cabal y Dosquebradas.

La editorial de LA VOZ DE CALDAS del 4 de noviembre manifiesta que “tiene este pavoroso acontecimiento un aspecto que lo hace más sensible al corazón nuestro: quienes en él perecieron son gentes inconscientes, niños en su mayor parte, quienes mucho esperaban de los halagos de la vida y de quienes la sociedad aguardaban para el futuro su valiosa contribución”.

Agrega más adelante que “son varios los motivos que ha habido para que entre Manizales y Pereira los vínculos de la amistad sean en todo momento muy estrechos y muy sinceros. El oro ha sido uno de esos vínculos. La aspiración del triunfo ha sido otro. La generosidad de sus gentes ha sido un tercer motivo, pues uno de dos gentilicios equivale a llamarle con esa preciosísima virtud. Pero hoy tenemos un nuevo vínculo que hace más estrecha esa unión: el del dolor. Nunca los hombre y los pueblos se han visto más íntimamente ligados que cuando los une el hilo del dolor. En el dolor de Manizales, Pereira ha acudido solicita a darnos su condolencia y a prestarnos su ayuda. En el dolor de Pereira, Manizales se baña en lágrimas y le tributa el homenaje sincero de su condolencia. A la hermandad del triunfo unimos hoy la hermandad de la sangre vertida en las horas de infortunio”.

En las primeras 24 horas de la tragedia se rescataron 21 cadáveres humanos; en las últimas horas se sacaron del lodazal otros 10; además de un número incontables de animales. “Con las personas heridas que hay en el Hospital, y en la calle que no fueron hospitalizadas, y con los cadáveres encontrados, se forma un número de setenta y siete, y como el número de habitantes de esa región se calcula entre noventa y ciento, se saca la conclusión de que hay todavía muchísimos cadáveres en el campo en donde se desarrolló esta espantosa catástrofe”, dice LA VOZ.

Sostiene que habrá cadáveres que no podrán ser rescatados porque están debajo de gigantes piedras o porque fueron arrastrados por el río Otún. Los trabajos para reanudad el servicio del Ferrocarril siguen.

Jueves, 4 de noviembre de 1926.  La Voz de Caldas

Pereira y Manizales

Pero los vínculos amistosos de Pereira y Manizales comenzaron a deteriorarse entre 1965 y 1966, cuando el gobernador de Caldas de ese año, Efraín Gärtner Nicholls, conoció que el Congreso había aprobado la creación de los departamentos de Quindío (capital Armenia) y Risaralda (capital Pereira). Gärtner tuvo la iniciativa de cortar el apoyo a todas las obras que se desarrollaban en Pereira, y ordenó retirar una maquinaria que se utilizaba para remodelar la vía que conducía al aeropuerto Matecaña.

El alcalde de Pereira reaccionó, impidió el retiro de la maquinaria y ordenó continuar las obras. Este podría considerarse como uno de los momentos de  discusión más largo entre las dos capitales, marcada por las rivalidades y comparaciones insidiosas sobre las identidades regionales y locales en Manizales y Pereira, en las que la propaganda cívica jugó un papel muy importante.

Esta división en la actualidad se han naturalizó en ambas ciudades, ya que se ven como enemigas y con diferencias casi que genéticas, cuando a la larga los sectores populares en estas zonas han sido de paso, por las mismas características de la producción del café. También se ve división por el tema de los aeropuertos. Hay aspectos que aún dificultan la posibilidad de que se piensen conjuntamente algunas áreas estratégicas de la planeación del desarrollo regional.

Nunca se supo cuántas personas murieron en esta tragedia (algunos hablan de 60, otros más de 100). En la década del 50 y en 1979 ocurrieron otras dos tragedias, aunque con menos víctimas.

Martes, 5 de noviembre de 2019. María José Rubio. UmCentral

Avisos de ayer

Aviso LA VOZ DE CALDAS

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *