arte

“El arte no se entiende, se aprecia”, dice Carlos Julio Jaime, director de teatro

Página

En la pasada edición del Festival de Teatro de Manizales (Fitm), uno de los tantos grupos que debutó fue I- Cono Teatro, con su montaje Diatriba de amor contra una mujer, obra que muestra la visión masculina que representa el dramaturgo Víctor Hugo Enríquez, sobre un enamorado que le hace reclamos a su ex mujer.

arte
Director escénico Carlos Julio Jaime. Foto: www.artesyhumanidades.ucaldas.edu.co

Para Carlos Julio Jaime, profesor de Artes Escénicas de la Universidad de Caldas y director de esta obra, el teatro no es solo la literatura, tampoco el guión; el teatro es el acontecimiento escénico donde se da una relación y experiencia estética entre el actor y el espectador. Es lo que se da entre lo que se representa y lo que capta el público.

“Todo empieza con las ganas de realizar una obra. Tener del deseo de comunicar algo o de establecer algún tipo de contacto con una persona o un grupo de personas. Después aparece el guión, ya sea uno hecho por otro escritor o por el mismo grupo. En muchas ocasiones, en la adaptación, se agregan personajes que no estaban en el texto”, dice sobre el proceso de crear una producción teatral.

Presupuesto

Algunas ideas que se piensan para las escenas deben ser dejadas a un lado por falta de presupuesto, aunque existan obras que se puedan lograr con un sustento económico escaso, donde los mismos realizadores son los que se tienen que meter la mano en el bolsillo para costear los gastos. Son pocos los casos en los que se cuenta con buenos recursos destinados por el Ministerio de Cultura, por ejemplo el Teatro Petra ha sido patrocinado por esta entidad pública con 160 millones de pesos para participar del Fitm.

Carlos Julio cuenta que hay entidades a las que pueden recurrir para que les colaboren económicamente, pero estas también se encuentran desfinanciadas. Sonríe.

Pero no todo es negativo en este situación porque dice que ayuda a una mejor imaginación e ideas en el grupo. “Hay que ser recursivo de todas maneras. No podemos negarnos a seguir creando por la falta de recursos. En ocasiones, genera aspectos más propositivos en la creación que cuando se tienen todos los medios. Realmente, para hacer teatro, lo único que se requiere es de un actor y de un espectador, no más. Se necesita de ese cuerpo que está allí en escena expresando algo y de las sensaciones o emociones que puede sentir el que lo está observando”.

Dificultades 

Para Carlos Julio lo más difícil de hacer teatro es no tener los recursos para la idea que se quiere lograr. Muchas veces se necesita una inversión muy grande, entonces el reto es seguir en el trabajo a pesar de que no exista un presupuesto y suplir algo que, según el director, el Estado debería cumplir.

“En el teatro profesional contratan a los actores por un tiempo determinado con horarios específicos. Por esto la creación de la obra puede durar de uno a dos meses. Pero la mayoría de grupos en Colombia trabajan en los tiempos que les quedan disponibles porque no pueden vivir de esto. Tienen que buscar otra ocupaciones para su sustento económico. Las obras hechas colectivamente pueden llegar a durar dos años en producción. En estos se parte de cero, de la idea de querer hacer algo. Lo último que aparece es el guión. Se hacen 20 ó 30 presentaciones y poco a poco este se va construyendo. En las obras donde ya se tiene el texto, la producción se demora de 3 a 4 meses. No dedicados en tiempo completo, sino en sus tiempos libres”.

Escenografía

En la creación de la escenografía se presentan dos casos; el primero, es cuando el montaje se hace de acuerdo al guión; el segundo, es cuando los elementos que están puestos no ilustran lo que dice el texto, lo que genera otra percepción en los espectadores. “Muchos creen que el arte se debe entender y no es así. Hay que apreciarlo y emocionarse al verlo”, expresó el artista.

La elección de la escenografía se hace dependiendo del concepto estético que tenga el director. Es un elemento vital para la representación, aunque en ocasiones no se necesita un vestuario muy sofisticado. “Jerzy Grotowski habla del teatro pobre, que se centra más en el trabajo del actor que en la puesta en escena. Se trabaja  con sudadera, en trusa y el cuerpo llena lo que hace falta”, agrega.

Carlos Julio dice que no es necesario pasar por la actuación para llegar a la dirección. Sin embargo, Cuando existe la posibilidad de actuar antes de dirigir una obra, se sabe qué pasa por la cabeza del actor.

Para él, lo que sucede en escena es algo fuera de lo común.  Se le está pidiendo a los intérpretes que hagan algo que no suelen hacer. Si la persona ha podido vivir la actuación antes de la dirección, podrá entender al actor. Si no se ha tenido esta experiencia, pedirá cosas sin saber por qué.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *