¿ Cómo afectan los espacios a la salud mental?

Infraestructura de las universidades y la salud mental

En portada

¿Qué tanto afectan los colores, espacios y edificios en la salud mental de los estudiantes de Manizales?, ¿existe alguna relación entre el aumento de depresión, ansiedad y suicidio con esto?, este informe especial intenta responder estas preguntas. 

Manizales es la primera ciudad de Colombia en suicidios en la última década. El mayor pico de edades se presentó en jóvenes de 20 a 24 años, según el informe de calidad de vida de Manizales Cómo Vamos 2019. “Se calcula que en el mundo hay 350 millones de personas que se encuentran afectadas por la depresión”, dice un informe sobre el tema del Ministerio de Salud.

UniDiario realizó un sondeo con 52 universitarios de la U. Autónoma y la U. Manizales para preguntarles sobre la relación entre la infraestructura de sus instituciones y su salud mental.

En la encuesta se les preguntó a los estudiantes cuáles son los lugares donde se sienten menos y más a gusto. 13 respondieron biblioteca, 7 pasillos, 11 cafetería, 12 Sacatín, ningún lugar 3 y todos, 1. 

 

 

Salud mental

Infraestructura

Análisis de colores 

Cristian David Hurtado Duque, psicólogo y mercaderista, manifestó que los temas de iluminación, aire y color son fundamentales en cualquier institución. “Los colores son ondas percibidas por los ojos, estas producen ciertas modificaciones, ya que influyen de manera directa en el estado emocional y conductual de las personas”, señaló. 

Conforme al mercaderista, las universidades de Colombia tienen características ancladas al pasado. “Es un tema de tradición que se ha heredado con el tiempo. El blanco viene de la asepsia, de las iglesias y de los hospitales”. Detalló que los salones circulares funcionan para una mayor enseñanza acompañada de tonalidades azul pastel, las cuales funcionan para generar calma. “A los docentes no los capacitan para saber manejar diapositivas, colores, movimientos y dinámicas”, comentó. 

Universidad  Autónoma de Manizales

Espacios y salud mental
Biblioteca Universidad Autónoma de Manizales

Victor Manuel Valega Jaramillo, estudiante de la Universidad Autónoma de Manizales (UAM) de 20 años de edad, declaró que la biblioteca y los pasillos del edificio Sacatín son los dos lugares donde menos a gusto se siente. Propuso aumentar las zonas verdes para la mejora en espacios de la UAM.

Mauricio Chica Valencia, psicólogo coordinador del Departamento de Gestión Humana de UAM, afirmó que la infraestructura de  una institución educativa influye en la salud mental del estudiante en temas como depresión y ansiedad.  Agregó que al detectar este indicador, se incrementaron espacios como salas de descanso y el jardín de los estudiantes, conocido como el Paseo de las Orquídeas. ”Dicha decisión fue tomada con el fin de tener ambientes no focalizados en problemas sino con apertura personal y académica, teniendo como objetivo que los estudiantes prefieran estar en el campus y no por fuera de este”. 

“En la Universidad son indispensables los espacios internos y externos de creación, con vinculación de tonos y materiales verdes para que los jóvenes no sean entes, sino partícipes en los lugares de la academia”, sostuvo Gloria Hilda Vargas Gómez, arquitecta y coordinadora de Planeación Física de la UAM.

Universidad de Manizales

Salud mental en las universidades
Cafetería Universidad de Manizales. Foto: Sofía Gómez Piedrahíta.

La estudiante de la Universidad de Manizales (UM), de 23 años, Samantha Quintero Montoya, contó que la cafetería y los pasillos son los lugares donde se siente más triste e incómoda. Además, planteó que las zonas verdes y los espacios abiertos hacen que se sienta más libre y tranquila. 

De acuerdo al Plan Maestro de Ordenamiento Físico y Espacial, Ambiental y Paisajístico de la UM se la da prioridad a la transformación del campus. La Torre Emblemática fue la primera de estas. Alexander Monsalve Mesa, arquitecto de dicha institución, recalcó que se le harán modificaciones al edificio histórico. “Queremos que se incorpore a la nueva imagen un campus más contemporáneo, sitios más abiertos y zonas de esparcimiento”. 

 

Análisis de infraestructuras 

“Para el análisis de las infraestructuras se debe tener en cuenta la idea de facultad  que está planteada como una institución”, explicó la magíster en psicología de la salud de la Universidad Javeriana, Valentina Bedoya Cadavid. “Hablamos de un ente que pretende adoctrinar y disciplinar al ser humano para su preparación social”. Precisó que los estudiantes se sienten atrapados en las aulas de clase que no tienen contacto con el mundo exterior. “Esto influye en la motivación ya que este ambiente se asemeja al encierro, a una cárcel y esto limita la mente humana en su aprendizaje”, así lo explicó Bedoya Cadavid. 

Edificio Sacatín Universidad Autónoma
El edificio Sacatín es, según los estudiantes, el lugar más deprimente de la UAM. Foto: UniDiario

Valentina enfatizó que el cerebro es una máquina de asociación, por lo tanto, existen múltiples teorías sobre colores e infraestructuras. “Los espacios menos amigables también dependen de las expectativas que tengan los jóvenes. Las aulas desactualizadas lejos de herramientas tecnológicas son elementos que influyen en el comportamiento”. Asimismo, la psicóloga apuntó que esto no impacta directamente de manera permanente el estado de ánimo, pero si en la desmotivación que genera ante el estudio y la asistencia a clases.  “Esto puede sumarse al proceso depresivo por el que esté pasando la persona”, concluyó Valentina Bedoya.

“Desde el punto de vista de la psicología clínica, los lugares se asemejan a las personas, a su historia de vida, a su personalidad y cultura”, declaró el psicólogo magíster en educación, docencia y especialista en psicología clínica con énfasis en niños y adolescentes, José Fernando Vélez Trejos. Argumentó que los espacios están llenos de interpretaciones y significados simbólicos. 

Con respecto a las respuestas de los estudiantes, Vélez Trejos sostuvo que la biblioteca es donde los alumnos amplían conocimientos, pero también refleja la restricción, no poder hablar, comer y aumenta el sentimiento de soledad. El salón puede ser el espacio en donde se desarrolle tanto la frustración como el éxito. Y la cafetería puede impulsar un ambiente de comodidad o inquietud que interfiera en la salud mental de los aprendices. Por ende, dichas experiencias personales sumadas con el diseño y arquitectura de aquellos espacios influyen de manera directa en la salud mental de los jóvenes. 

Redes sociales 

Resultado de imagen para jóvenes y redes sociales
Foto: RPM.

“Se han convertido en un símbolo de identidad de los adolescentes para facilitar el acceso social”, declaró Claudia Tamayo González, psicóloga y magíster en artes. Añadió, que estar en redes, en ocasiones, les sirve a las personas tímidas para expresarse mejor, pero también pueden ser barreras de contacto cuando no se comparten con las personas físicamente, lo que confirma que esta es una época de tendencias individualistas. 

Como solución, planteó que el papel de las redes sociales debe ser preventivo, que impulse el cuidado a la vida, que estas tengan mayores propuestas educativas y se conviertan en un factor de promoción y prevención.

Lineas de ayuda, 123. Solicitar cita gratuita en acompañamiento estudiantil en cualquiera de las dos universidades.El equipo periodístico de Unidiario se contactó con la Universidad Católica de Manizales pero no fue posible contar con su permiso para realizar este trabajo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *