Ataques felinos

Autoridades preocupadas por ataque de felinos a ganado y mascotas en Caldas

Unidiario
Ataques felinos
Huella del puma Concolor. El felino más habitual en Caldas. Foto: Luna Giraldo.

En lo corrido de este año, Corpocaldas ha recibido 19 denuncias de ataques felinos en zonas rurales de algunos municipios del departamento de Caldas como Salamina, Marulanda, La Dorada, Victoria y parte alta de Villamaría. Estos animales salvajes han atacado el ganado y mascotas de algunos campesinos.

Para hacerle seguimiento a los felinos de la zona se instalaron cámaras trampa que permiten monitorear su comportamiento y sus áreas de circulación. En ellas queda la evidencia de sus gustos alimenticios, los cuales son animales de monte más pequeños como armadillos, chuchas, cusumbos y guaguas, aseguró Óscar Ospina Herrera, profesional del grupo de ecosistemas de Corpocaldas. 

En Caldas se pueden encontrar varios tipos de pumas como el Jaguarundi y Concolor. “También, algunos de ellos parecidos a gatos y otros con un tamaño similar a un perro pastor alemán adulto”, afirmó Ospina Herrera.

Según el veterinario de la Universidad de Caldas, Andrés Felipe Betancourth López, la migración de estos seres vivos a zonas ocupadas por campesinos se debe a la tala, los cultivos, la deforestación, entre otros factores. Añadió que Manizales cuenta con gran área boscosa pero fragmentada e interrumpida por ganadería, fincas y demás. Dicha situación desorienta a estas especies y las obliga a cruzar por lugares habitados por humanos y a alimentarse de animales domésticos como terneros, ovejas, gallinas y ganado. 

Betancourth López agrega que no solo son los pumas, pues explica que hay presencia de jaurías de perros ferales. “En grupos se han ido desplazando hacia espacios rurales, adoptando comportamientos salvajes”. Asevera que se han reportado casos de familias que fueron desplazadas del barrio San José en Manizales y que abandonaron sus mascotas, quienes se están movilizando a la quebrada Olivares y allí aprenden a cazar. 

Por esto, Corpocaldas implementa estrategias para evitar dicha depredación. Utilizar cercas eléctricas, ocupar potreros alejados con viviendas de ganado grandes, encerrarlos en corrales y recorrer por lo menos dos veces por semana los linderos. Una de las medidas más económicas para mitigar esta problemática es el uso de campanas en los animales. En caso de ver un puma no perseguirlo ni acosarlo. 

Si quiere escuchar la entrevista en radio sobre este tema, ingrese a este link: 

Ganado ovino afectado por la depredación en Caldas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *