Stencil de Banksy

El policía 142: muy grosero con las damas distinguidísimas de Manizales

La Voz de Caldas: 1926-2019
Stencil de Banksy
Stencil de Banksy

Un policía maleducado es el número 142. Ayer estaba de servicio en el parque del Observatorio, que estaba cerrado en horas en que debía estar abierto, y en lugar de ser elemento de cultura y de atención para un respetable grupo de damas que fue a conocer el parque, no solo las recibió con frases ultrajantes, sino que les negó en absoluto manera de esta entrar. Una de las damas abrió con una llave de su llavero el parque y lograron de esta manera entrar. El policía sulfuró extraordinariamente contra estas damas distinguidísimas y nuevamente les dirigió palabras de la mayor descortesía. Un poco más tarde llegó el parquero, señor don Antonio Gómez, y enterado del asunto, dio a las señoras toda clase de satisfacciones y las rodeó de garantías para que estuvieran cómodamente en el parque. Sin embargo de esto, el policía número 142 continuó en su indigna actuación y nuevamente cometió los actos más reprobables, propios de un cafre de la cafrería.

Miércoles  20 de octubre de 1926. La Voz de Caldas

Peor que el Esmad

Policía y delincuente, en Lima (Perú) en 1861. Foto de Maunoury

La grosería del agente 142 hoy sería severamente castigada por la misma Policía, eso dice el papel. Hoy, ante un acto maleducado de un policía, los afectados pueden ir al Departamento de Desarrollo Humano del Comando Central de la Policía y allí dar el nombre y número de identificación del uniformado y denunciarlo por lo sucedido. 

Un agente de policía puede exigirle la documentación a un ciudadano, y éste debe enseñársela, sea cual sea el tono en que use el policía. También puede requisarlo si sospecha que lleva armas de fuego, drogas o un objeto que esté fuera del marco legal. Pero un agente masculino no puede realizar el tacto a una ciudadana.

La página de Colombia Legal Corportion (colombialegalcorp.com/) da las siguientes sugerencias si un ciudadano considera que fue maltratado físicamente por agente de policía:

  • Siga las órdenes del agente e intente mantener la calma, cualquier acción puede ser tomada en su contra.
  • Es importante conseguir un registro visual de lo que está aconteciendo, así que si ve transeúntes, no dude pedirles que graben y documenten todo lo que está ocurriendo, será un prueba invaluable ante un juzgado.
  • Acuda a un centro hospitalario y pida una copia de su historia clínica, posteriormente asista a Medicina Legal, donde realizarán un chequeo completo de sus heridas y una valoración de ellas.
  • Para la valoración de heridas, Medicina Legal exigirá la presentación de una orden de fiscal que requiera el estudio sin embargo, la Fiscalía no es el ente encargado de este procedimiento y por tanto se debe recurrir a Justicia Penal Militar, pero esto no garantiza la obtención de la orden para Medicina Legal por tratarse de un procedimiento disciplinario y no penal.
  • Pasarán un par de meses antes de obtener la orden de un juez penal militar para el chequeo y la valoración de heridas. Posteriormente debe acudir a la Junta Regional de Calificación de Invalidez, para determinar si existe algún tipo de incapacidad laboral.
  • El proceso de cobro de la indemnización requiere de la contratación de un abogado administrativista que pueda asesorarle en todo el proceso e interponer la demanda oficial contra la Policía y el Ministerio de Defensa.

Es prioritario para todas las personas entender que no está ante un abuso policial por el simple hecho de subir la voz o forzar a una persona a realizar cualquier actividad dentro del marco legal.

Domingo, 20 de octubre de 2019. Sofía Gómez. UmCentral

Avisos de ayer

aviso chattanooga

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *