Catedral de Manizales

Enredos del tamaño de la catedral sobre la Catedral

La Voz de Caldas: 1926-2019
Catedral de Manizales
Catedral de Manizales en construcción.

El doctor Dussan Canals nos ha manifestado que el motivo que tuvo para retirar los planos de la Iglesia Catedral presentado al concurso consistió en que al principio se dio un plazo muy corto para presentarlos y él solo hizo una especie de acuarela porque no hubo tiempo para más; que posteriormente se prorrogó el plazo sin haberle dado aviso y que, por último, se resolvió que los planos fueran enviados a Medellín sin que esta condición hubiera estado en las bases del concurso.

Lunes 18 de octubre de 1926. La Voz de Caldas

Lío del tamaño de una catedral

La vida de Manizales giraba, en aquel 1926, en torno a tres temas: los cuestionamientos a la compañía norteamericana Ulen en su obligación de reconstruir a la ciudad luego de los incendios de 1925 y 1926; la tardanza en la construcción de los rieles para que el Ferrocarril de Caldas llegara a Manizales; y el caos en que se convirtió el concurso para designar cuál sería el plano para el diseño de la nueva Catedral (la anterior fue consumida por el incendio de 1926).

Sobre este concurso LA VOZ DE CALDAS el 16 de octubre de 1926 había informado que el doctor Benjamín Dussan Canals había retirado su propuesta, y que solo había quedado en competencia los planos del doctor Carlo Bonarda (que habían sido enviados a Medellín para ser valorados por un jurado en esta ciudad). Criticaba el diario de la tarde que ya habían transcurrido seis meses y no había claridad sobre este proceso, que incluso existía la intención de abrir un concurso nacional, lo que sería un fracaso porque ya lo ha sido con el actual concurso.

“Tenemos que ver que los planos deben adaptarse a nuestros medios y a nuestras posibilidades económicas y no a los planos. Los primero que hay que pensar es que el vendedor debe dirigir la obra y ya éste es otro negocio  Nosotros debemos pensar en una Catedral muy bella, pero que se pueda hacer, que la podamos ver concluida”, puntualizó LA VOZ.

El 20 de octubre de ese mismo año LA VOZ DE CALDAS sostuvo que en este proceso se están manejando intereses particulares. “El doctor Bonarda no ha retirado sus planos y la Junta debe considerar el concurso con ese plano, así sea enviándolo a Medellín, a Roma, a París, o donde sea para que lo aprecien en la forma debida”. Y concluyó: “Nada decoroso sería para la Junta que declarara desierto el concurso. Sería un precedente que hablaría muy mal de nosotros aquí y afuera”.

El concurso se abrió con tres participantes: Dussan Canals, Jean Carlo Bonarda y Manuel Rincón O. Dussan y Rincón se retiraron. En 1927, por los pocos resultados del concurso local, se buscó a dos manizaleños residentes en París: Miguel Gutiérrez A. y Victoriano Arango, para que gestionaran el concurso en dicha ciudad. Participaron otros cuatro candidatos. A finales de 1927 se definió como ganador al arquitecto Julien Polti. Los planos llegaron a Manizales a fines de 1927 y se comenzó la construcción el 5 de febrero de 1928. La firma de Bonarda se encargó de su construcción.

Viernes, 18 de octubre de 2019. Sofía Gómez. UmCentral

Avisos de ayer

Aviso Voz de Caldas

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *