Squalo en la Universidad de Manizales

Squalo cantó en la Universidad de Manizales

Unidiario
Banda Squalo
“Hemos tenido cambios. Hemos desaparecido como lo hacen los tiburones, ellos nunca están en una playa presentes”, Daniel Sarasty. Foto: Isabela Morales.

La banda Squalo  se presentó en la Universidad de Manizales (UM) el pasado 15 de octubre. El concierto se realizó a las 6:30 p.m. en el auditorio Hugo Salazar, de la Torre Emblemática, con la asistencia de unas 50 personas. “Creemos fielmente que esta Torre no es un asunto solo de universidad, sino también de ciudad. Squalo es una banda insignia de Manizales y nos parece que es importante darle privilegio a estos grandes artistas locales”, afirmó César Augusto Sepúlveda, director de la División de Desarrollo Humano de la U.M.

Squalo se fundó en 1978 y su primer tema fue Chao, escrito por Álvaro López, director musical y miembro fundador activo de la banda. 45 músicos han pasado por el grupo durante sus 41 años de trayectoria, marcada por el rock clásico. “Cuando teníamos 15 años estaba todo el movimiento rockero de Queen, Led Zeppelin, The Rolling Stones. Por ello decidimos interpretar este género con el alma y el corazón”, aseguró el bajista y director artístico, Daniel Eduardo Sarasty.

Agrega que lo que inspiró el nombre de la banda fue la libertad que se siente en el océano; muy semejante a la libertad del rock. Para él, las olas son ondas repletas de música y de tiburones, que son los reyes del mar. Basándose en esto, cada uno de los integrantes se asimila con una raza de tiburón. Sarasty, por ejemplo, es el tiburón blanco.

“Lo que tenemos es una mezcla de generaciones. Buscamos rendirle un homenaje a nuestras influencias musicales y a esas grandes bandas que siempre nos gustaron y con las que nacimos”, concluyó Mauricio Quintero, vocalista de la banda desde hace dos años.

Squalo prepara una próxima canción llamada El hombre invisible, escrita por Sarasty. “El hombre invisible soy, señor. Un hombre invisible de verdad. No me miran ya las chicas hoy, porque ya he llegado a la tercera edad, dice un fragmento .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *