Otras quejas contra la Ulen en Manizales

La Voz de Caldas: 1926-2019
Manizales, destruida por el incendio de 1925

Siguen las quejas contra la compañía norteamericana Ulen, encargada por el gobierno nacional de reconstruir a Manizales luego de los incendios de 1925 y 1926 que calcinaran el centro de la ciudad. Este texto, que parece un telegrama, llegó desde Bogotá a la redacción de LA VOZ DE CALDAS. El diario de la tarde lo publicó así:

Manizales, septiembre 29 de 1926

El gravísimo concepto del interventor contra la Ulen

Sotero Peñuela, Blanco Soto, Laureano Gómez Zárate, Julio Vergara, Juan de la C. Posada, Mariano Ospina, Ricardo Pérez, Jorge Álvarez Lleras, Belisario Ruíz, Tomás Aparicio, Alfredo Bazzani, Antonio Muñoz, Luis Uribe, Julio Carrizosa, Darío Botero, Jorge Triana, Posada Gaviria, Uribe Guaguín, Ángel Berrío, Alfredo Angulo Bunch, Darío Rozo, Arturo Jaramillo, González Concha, demás compañeros Sociedad Colombiana de Ingenieros. Bogotá.

He venido luchando desde hace 8 meses para obtener de la Compañía Ulen que dé las mínimas muestras de su técnica y de su organización. Numerosos documentos probaríales (sic) que he tratado de ayudarles sin que en esa Compañía haya encontrado otra cosa que deseo de aumentar los gastos y también el porcentaje.

Contrato de Manizales no es el mismo que se firmó en Bogotá y permite al Interventor pedir destitución empleados incompetentes e inútiles y exigir organización, pero también recarga considerablemente el costo de la obra, puesto que Ulen, de sus oficiales manda más del cincuenta por ciento en las anteriores condiciones y hay que pagarles gasto de ida y regreso. He manifestado a la Junta de Reconstrucción y mandantes que deben tratar de resolver por todos los medios posibles este contrato que en mi concepto, por el modo como lo cumple la Compañía, es oneroso para los intereses del país.

Aguardo de ustedes traten este asunto con discreción y ser respaldado en defensa de los intereses nacionales y de la técnica de verdad. Lobo Guerrero O. y demás ingenieros de Caldas están conmigo.

Amigo,  Pedelacruz” 

Sábado 16 de octubre de 1926. La Voz de Caldas

P. de la Cruz

Pedelacruz o P. de la Cruz era Pablo de la Cruz. Nació en Medellín en 1894 y murió en Bogotá en 1954. Fue representante de la generación centenarista, se graduó como arquitecto en la Universidad Católica de Chile. Fue uno de los grandes arquitectos del país, varias obras suyas están en Bogotá. Él  recorrió el país como asesor e interventor y creador de obras arquitectónicas. Fue interventor de las obras de reconstrucción del centro de  Manizales luego del incendio de 1925,  que fue confiado a la Casa Ulen.

Incendios Manizales
Manizales arde en uno de sus tres grandes incendios. Foto SMM

La Nación estableció con la empresa norteamericana Casa Ulen & Company la reconstrucción de Manizales luego de los incendios de 1925 y 1926 que arrasaron el centro de la ciudad.

La presencia de dicha empresa generó polémica en Manizales. Aquilino Villegas, en el mismo periódico La Voz de Caldas (5 de abril de 1926), le exigió a la Casa Ulen “publicidad en sus cuentas, planes y planos detallados y concienzudos, especificaciones técnicas de cada obra pública y presupuestos detallados y minuciosos, no globales. Y sobre todo, rapidez, eficacia y hombres bien preparados”.

La exigencia era para que dicha Casa hiciera bien lo que tiene que hacer y no perjudicara a la comunidad y a las empresas y personas de Manizales que no aceptaron la intervención de la Ulen en el proceso de reconstrucción de sus bienes. “No debemos olvidar que la Ulen va a gastar el dinero de todos en las obras públicas, y creo que tenemos derecho de pedir lo que dejo mencionado. En cuanto a las obras particulares, que cada propietario pida lo mismo y que la Junta le ayude; se trata de su propio dinero”.

En 1928, el ingeniero José María Gómez  se hizo cargo de la construcción de Manizales.

Miércoles, 16 de octubre de 2019. Sofía Gómez. UmCentral

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *