sinforoso ocampo giraldo

Aquilino contra Sinforoso y la Ulen

La Voz de Caldas: 1926-2019 UMCentral

Aquilino Villegas.
Aquilino Villegas. Caricatura de Ricardo Rendón
sinforoso ocampo giraldo
Sinforoso Ocampo Giraldo

 

El ambiente de Manizales está caliente por la gestión de la Ulen, la interventoría y la Junta de Reconstrucción (presidida por don Sinforoso Ocampo) en la reconstrucción de la ciudad. Todo porque don Aquilino Villegas ha denunciado la ineficacia de estos entes y de don Sinforoso. Don Sinforoso no se quedó callado y respondió a las quejas de Aquilino en un reportaje que le hiciera el diario La Patria, que además publicó un editorial sobre este tema.

En este contexto el periodista J. Palex de LA VOZ DE CALDAS publicó el 11 de octubre de 1926 una extensa nota en la que Aquilino le responde a Sinforoso. Estos son apartes de texto.

“-¿Leyó Ud. el artículo de -La Patria- y el reportaje a don Sinforoso Ocampo? Sí señor. Íntegros. Cuan largos son.

-¿Qué opina de ellos? Que me he quedado estupefacto del soberano ´tupé´, y conmigo la ciudad entera… Cualquiera diría que estos próceres, la Ulen, el Interventor, la Junta y el gran Sinforoso tienen la ciudad cubierta de palacios y construcciones, y que no estuvieran todos como están delante de la conciencia pública, como que tienen que rendir estrecha cuenta o siquiera una somera explicación del dinero que se les entregó y de la confianza que en ellos se depositó. ¿No sabe don Sinforoso y cuantos le acompañan en esta gestión, que su propia y elemental honradez anda en todos los corrillos en tela de juicio y que seis veces cada día me tengo que indignar y decir a gritos a quien me lo pregunta, que los hombres de la Junta son honrados a carta cabal?

(…) Dice don Sinforoso que yo no fui al Ministerio de Hacienda a tratar sobre el contrato de Manizales, y yo le digo a Ud. para que alguien me contradiga: Sí fui al Ministerio de Hacienda a conferenciar largamente con el doctor Marulanda sobre el contrato y a sostener las modificaciones que propuse. Algo más: nunca me invitaron a la discusión del contrato, aunque lo diga don Sinforoso”.

Argumenta que desde el primer momento comprendió la inepcia del contrato con la Ulen. Pero que la Junta decía que era antipatriótico comenzar a construir aisladamente. Era necesario esperar la Ulen. ¡¡¡ La Ulen!!! ¿Qué tal si no salimos 40 ´antipatriotas´ a construir por nuestra cuenta y hacemos los 40 únicos edificios que hay hoy en la zona incendiada, luchando contra la competencia de la Ulen que compraba materiales y los arramblaba sin medir el precio?”

Acusa que la Junta, el interventor y don Sinforoso le aseguraron a la ciudadanía que quien no contratará con la Ulen no recibiría auxilio de la Nación. “Y no se venga decir que la Ley lo decía, porque ´No lo decía’. Era necesario que la Ulen hiciera un negocio. Único. Privilegiado”.

Dice que Manizales sigue en ruinas. “Apenas se ve la actividad de las gentes sin ´patriotismo´ que contaron con sus propias fuerzas y están levantando o se preparan a levantar sus edificios. Y la Ulen apenas ha hecho 500 metros de concreto en el acueducto, montó una trituradora donde no hay piedra de extracción económica y unas excavaciones en el Palacio Nacional que lo diga la ciudad de Manizales”.

Por lo anterior, Aquilino exige que la Ulen, el interventor, la Junta y Sinforoso presenten a la ciudadanía todas las cuentas minuciosamente detalladas. “Que nos digan en qué se gastó el dinero, para juzgar si merecieron nuestra confianza. Porque en cuanto a la obra realizada, nosotros sabemos que ella es perfectamente nula. Y Sinforoso dice que acusó sin pruebas. ¿Pruebas de qué? ¿Qué más que esta ciudad en donde en 10 meses y con centenares de miles de pesos no han podido levantar un solo metro de muro? ¿Sugestiones malévolas? Eso si no. Si por alguna cosa peco es por la franqueza, por la ruda franqueza, y porque siempre estoy resuelto a tirarle las pestañas al lucero del alba. Mi coraje moral no necesita burladeros como los malos toreros, Y entro a matar solo, sin peones que me defiendan con la capa”.

Aquilino es pesimista, cree que Manizales será engañada. “En tanto, cuando vuelvan los días de verano verá usted un auto rozagante con la marca: ´Particular. Junta de Reconstrucción´, en la puerta de Belén. Es el interventor y sus compañeros que juegan golf”.

Al finalizar el texto el periodista Palex le pregunta:

“-¿Y qué impresión le ha causado el editorial de La Patria? (El doctor Villegas se encoge los hombros y dice simplemente: Ninguna…..!”

Lunes, 11 de octubre de 1926. La Voz de Caldas

Aquilino y Sinforoso

Aquilino Villegas Hoyos (1880-1940) fue uno de los grandes líderes que le dio Caldas a Colombia. Abogado, escritor, periodista, político y orador. Fue un guía para Manizales después del incendio del 20 de marzo de 1926, hizo parte de la Junta de Reconstrucción de Manizales. Estuvo pendiente del banqueo de la Plaza de Bolívar y de las calles (allanar el terreno en pendiente en planos escalonados para formar bancales), así como de la construcción del nuevo acueducto, del desarrollo de los cables aéreos y presionó para que el tren pudiera por fin comunicar a Manizales con San Francisco (hoy Chinchiná). Pero además, vigiló las acciones de la Ulen, la empresa constructora de Estados Unidos que contrató el Gobierno nacional para la reconstrucción de Manizales. En 1925  un incendio destruyó el centro de Manizales, un año después otro incendio acabó con la Catedral.

Sinforoso Ocampo Giraldo fue otro líder de Caldas. Nació el 25 de marzo de 1.886 en Aranzazu, hijo de Sinforoso y Rosita. Entre su descendencia ha habido ministros, embajadores, parlamentarios, gobernadores, alcaldes de Bogotá. Muy joven se radicó en Manizales, donde realizó todos sus estudios primarios. El bachillerato lo cursó en Medellín. Fue gerente del Banco de Colombia en Medellín. En la presidencia de Enrique Olaya Herrera ocupó el cargo de Ministro de Agricultura, antes había sido diputado a la Asamblea de Caldas.

Viernes, 11 de octubre de 2019. Sofía Morales. UmCentral

Avisos de ayer

Aviso Caldas

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales

 

 

1 thought on “Aquilino contra Sinforoso y la Ulen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *