Renacimiento

Manizales, la casa del teatro

Festival Internacional de Teatro Página
Teatro callejero
El teatro se la pasa en las calles, galpones, bodegas, fábricas abandonadas y salas de la ciudad. Foto: Juana Valentina Bustos

El teatro a través de la historia se ha encargado de mostrarnos la realidad en la que vivimos, cómica o trágicamente; sin embargo, es inevitable que este no sufra algunos de sus designios: muerte y renacimiento.

Mientras la crisis sacude a Broadway, famosa calle de Nueva York (Estados Unidos) donde las artes escénicas se llevan el protagonismo, con la clausura de 16 espectáculos de manera anticipada en un plazo de dos meses, en Manizales este arte escénico ha tomado cada vez más fuerza, tanto así que hace cincuenta años se celebra el Festival Internacional de Teatro (Fitm) ¿La razón? La necesidad de conocer la realidad de una manera diferente.

A pesar de los grandes retos como la adecuación de los espacios y la variedad de grupos teatrales, Manizales,  en las últimas décadas se ha convertido en una de las  plazas principales del producción y promoción de este arte escénico del país, en donde convergen agrupaciones nacionales e internacionales que exponen sus obras a manera de desahogo de los problemas sociales con el principal objetivo de  entretener a todo tipo de espectadores. En el balance de la versión número cincuenta del Festival Internacional de Teatro presentado por el periódico El Tiempo “Más allá de los artistas, el protagonista principal fue el público presente en todos los eventos a pesar de las fuertes lluvias y la variedad de eventos que Manizales acogió por la celebración de 169 años, tanto en las calles como en las salas hubo asistencia masiva al evento que dejó obras memorables”.

Búsqueda

Ahora bien, como una de las apuestas principales de este tipo de festivales es reunir varias generaciones, no hay que desconocer que estas son diferentes en gustos y pensamientos ¿cómo ponerlas en común? Carolina Grajales Acevedo, Licenciada en artes escénicas, afirma que lo que los espectadores, sin importar la edad, esperan ver en la puesta en escena no es más que la realidad que los rodea. “Ellos esperan que no se les diga mentiras, quieren cosas actuales, problemáticas sociales, que la obra les permita potenciar el pensamiento crítico de cada uno”. También sentir que sus dilemas internos no solo están en ellos, “trabajar desde la catarsis de otro”.

Si bien se parte desde la realidad para la creación de una obra, para Alejandro Arroyave Jiménez, actor de teatro, el verdadero reto radica en que la obra finalmente sí sea para todo el público, pues “si se trabaja el teatro tradicional, este es más familiar y de entretenimiento, y si es contemporáneo se requiere de un pensamiento más joven y liberal”. Claro está, existen grupos como El Águila Descalza que logran este equilibrio, mostrando historias que mueven todo tipo de público y que, de alguna manera, a través de la comedia, consiguen una misma sintonía en la mente de sus espectadores.

Transformación

Con la revolución digital era inevitable que el teatro fuera ajeno a esta era tecnológica. Las redes digitales y las diferentes plataformas web han hecho que los artistas se relacionen directamente con sus seguidores más fieles, dando paso a otras maneras en las que la audiencia consuman contenidos culturales, además, de la difícil tarea de atraer nueva audiencia en medio de pantallas de los celulares. Ante esto, la amenaza no es el traslado de una obra a la web, pues el teatro es el arte que no se repite y las obras no se desarrollan de la misma manera dos veces, el verdadero peligro está en los cambios de hábitos de consumo de la audiencia, la lucha constante por seguir siendo opción de entretenimiento, no perder el valor estético por la masificación de obras digitalizadas.

Los cambios que ha vivido el teatro han servido de pretexto para que los fatalistas le pongan una lápida encima. Desconocen que su perdurabilidad depende precisamente de la transformación de cánones antiguos. Unos que buscan compaginar a todas las generaciones ante una puesta en escena que busca resolver y entender las paradojas de la realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *