pelea callejera

Peleadores callejeros en Manizales de 1926

La Voz de Caldas: 1926-2019

Como a las diez am se desarrolla una riña entre tres cargueros, en la esquina de la tipografía “Blanco y Negro”, que afortunadamente no tuvo mayores consecuencias, porque los hombres peleaban a puño limpio, lo particular fue, que la policía demoró mucho en llegar y fue solo cuando los particulares tomaron parte, se logró calmar la reyerta; la ausencia de la autoridad en lugares tan centrales, se hace sentir.

Jueves, 23 de septiembre de 1926. La Voz de Caldas

Código de Policía

pelea callejera
Pelea callejera. Imagen tomada de drunkard.com

El nuevo Código de Policía se instauró por la Ley 1801 de 2016 (el anterior fue el de la Ley 1355 de 1970). En relación a las riñas callejeras, el de 1970: “Establecía una amonestación invitando a la gente para no pelearse. La Policía se quedaba sin herramientas para detener la riña”.

Mientras que el actual “incluye los conceptos de reñir, incitar, incurrir en confrontaciones violentas que puedan derivar en lesiones personales o en escándalos, permite la mediación policial o el traslado al CTP (Centro de Traslado por Protección), como medida de protección, a personas”.

Si alguien reporta una riña puede llamar a la Línea de Emergencias 123 y reporte el incidente. “Una patrulla de la Policía Nacional atenderá el llamado, mediará entre las partes para corregir el comportamiento a través de medios racionales y proporcionales para evitar de forma inmediata que se presenten lesiones a la integridad o un riesgo mayor contra la vida, además podrá aplicar una multa a las personas involucradas por alterar la sana convivencia del vecindario”.

Con $196.724 se sancionarán las riñas, peleas o confrontaciones, el consumo de bebidas embriagantes en espacio público, portar armas o comprar celulares hurtados, entre otros.

Lunes, 23 de septiembre de 1926. Mateo Peláez. UmCentral

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *