La tragedia de esta tarde

La Voz de Caldas: 1926-2019

Hoy ocurrió una tragedia automoviliaria que por las circunstancias en que se desarrolló ha consternado esta sociedad.

El momento fatal

Era próximamente la una de la tarde. Por la calle de la Quiebra iba, en su automóvil que maneja, el joven Gonzalo del Río, en dirección a la plaza de Bolívar. Los choferes para ascender la cuesta de don Alejandro Gutiérrez, acostumbran a darle impulso a su automóvil desde media cuadra antes de llegar a la esquina donde está situada la casa de don Francisco Eladio Angel.

En estas condiciones iba el chofer cuando de la calle trasversal, la del Círculo de Comercio, bajaba a la carrera el niño Jorge Villegas, hijo de don Julio Villegas J., y doña Laura Vélez.

En la esquina chocaron el niño y el automóvil. Ni este había visto al niño, ni el niño había visto el aparato. Las ruedas delanteras pasaron por encima del pequeño Jorge, aplastándole la cabeza, y rompiéndole las chocozuelas. El niño fue a caer a las puertas donde estaba situado el almacén del Boulevard.

Cuando fue recogido de allí estaba ya muerto. Según cuentas no tuvo siquiera tiempo de sentir dolor ninguno.

¿Hubo culpabilidad del chofer?

Solo dos testigos presenciales hay de este desgraciado acontecimiento: don Jorge Tobón y don Carlos Callejas, quienes han referido el asunto con los anteriores antecedentes, pero hasta ahora ninguno de ellos ha atribuido culpabilidad directa del chofer. Callejas dice que oyó pitar. Tobón dice que no oyó. El chofer fue inmediatamente conducido a prisión.

 El niño Jorge

El niño Jorge fue trasladado a la casa de don Ricardo Vélez, a donde acudió a verlo un número considerable de damas y de caballeros. Tenía nueve años de edad menos tres meses. Iba para el colegio.

Los esposos Villegas-Vélez han sido objeto de las más justas expresiones de condolencia.

Viernes, 17 de septiembre de 1926. La Voz de Caldas

El primer carro

Automóviles como estos, que se anunciaban en los periódicos, ayudaron a aumentar el ruido en la ciudad

Dice la WRadio que el domingo 19 de octubre 1899 (el mismo día que estalló la Guerra de los Mil Días) rodó por las calles de Medellín un “curioso artefacto de color rojo. Era un último modelo de la marca francesa Dion Bouton, de combustión por gasolina e iniciación con manivela, arranque por cadenas que lo movían a jalones y se varaba a trechos. Tenía capacidad para 3 personas (la gente decía que era para cinco: tres encima y dos empujando) y su velocidad máxima era de 25 kilómetros por hora”.

Este fue el primer carro que transitó por las carreteras de Colombia. Su dueño era Carlos Coroliano Amador Fernández, y lo trajo desde Francia (con conductor incluido y varias latas de gasolina). Hoy del carro no quedan rastros.

José Delfín Palacio, del portal aranzazualdia.com, sostiene que los historiadores siempre han dicho “que el primer automóvil en Manizales, fue un Ford que llegó en 1912 a lomo de mula desde Medellín”. En el artículo En Manizales, el primer estartazo (periódico El Tiempo, 21 de agosto 1996) se da otra versión. Informa que en 1896 el patriarca de la familia Samper, de Manizales, dio inicio a la historia del automóvil en Colombia: A Barranquilla llegó desarmado, proveniente de un puerto francés, el primer automóvil. Luego navegó por el río Magdalena hasta ser desembarcado en Honda. Y desde Honda fue transportado, a lomo de mula, para arribar a Manizales por el viejo camino de La Elvira. Se desconoce qué tipo o marca de automóvil era.

Manizales, ciudad con menos muertes por accidentes de tránsito en el Eje Cafetero

 

Martes, 17 de septiembre de 2019. José David Pinto. UmCentral

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *