Estado obligado a entregar toallas higiénicas a mujeres habitantes de calle: Corte Constitucional

Unidiario

Ahora es un derecho para todas las mujeres habitantes de calle recibir artículos para su menstruación. La Corte Constitucional le ordenó el pasado 3 de septiembre al Estado proporcionar a cerca de 2.000 mujeres en esta situación en Bogotá productos adecuados.

La decisión se tomó tras una tutela interpuesta por Martha Cecilia Durán, una mujer en condición de habitante de calle, que cuando tenía su periodo menstrual debía usar  trapos o reutilizar toallas higiénicas que encontraba en la basura.

El 28 de mayo se celebra el Día Mundial de la Higiene Menstrual

Maria José Cuervo, integrante del colectivo Mujeres En Común, asegura que “existen políticas que podemos empezar a replicar como las realizadas en el estado de Nueva York, EE. UU. sobre el acceso de productos en hogares de paso, colegios y universidades. Sin embargo, no nos debemos quedar solo en estos espacios, tenemos que pensar cómo garantizar estos derechos a las 7.777 mujeres privadas de la libertad en Colombia, que en promedio reciben 30 toallas higiénicas al año”.

Para la Corte Constitucional dentro de las facetas de la dignidad humana, se encuentra la de permitir la realización de un proyecto de vida propio y que esto se entrelaza con las graves limitaciones que se generan en relación con las mujeres habitantes de calle, quienes no solo carecen de recursos económicos, sino que, a su vez, se ven obligadas a sobrellevar sus periodos menstruales sin condiciones mínimas de salubridad.

Para la Sala Novena de Revisión de la Corte Constitucional, la menstruación es un proceso biológico, propio del ciclo de la vida de las mujeres, que ha sido utilizado para excluirlas, entre otros, de los espacios educativos, laborales y sociales –familiares, entre otros–, por considerarlo un tabú de lo femenino.

Maria José también sostuvo que “es indispensable que se realice una veeduría ciudadana sobre estos temas para que las políticas públicas sean efectivas, y que la reducción de impuestos sea real. La educación es también un aspecto indispensable, pues tenemos el derecho de poder decidir cuál artículo se nos acomoda”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *