Banda Militar en crisis: los 27 pesos mensuales de sueldo no dan para vivir

La Voz de Caldas: 1926-2019
Banda del regimiento, la primera oficialmente creada en Manizales. Foto tomada del texto Apuntes de música en Caldas

Los 27 pesos mensuales que gana un músico de la Banda Militar, en promedio, la tienen en crisis. Así lo denunció LA VOZ DE CALDAS el 1 de septiembre de 1926. Esto informó: “Varios miembros de la Banda Militar han empezado a retirarse. De veinte miembros que han sido, sólo hay ahora unos trece. El motivo de este retiro es el sueldo escasísimo que se les paga. El promedio es de $27,00 mensuales. El Músico Mayor sólo gana $37,00. Efectivamente con esta suma no puede vivir un hombre en Manizales, así sea soltero y sin obligaciones de familia.

Es conveniente que la sociedad de Manizales vea la manera de impedir que la Banda se muera por consunción, pues los otros músicos están decididos también a retirarse inmediatamente cumplan sus contratos. El medio es interviniendo ante el Congreso para que aumente los sueldos, pero en caso de que no sea esto posible interviniendo ante el Concejo Municipal para que conceda una subvención a los músicos. (esto suena muy raro).

La Banda Militar de Manizales ha tenido una organización muy adecuada. Puede decirse de ella, muy justamente, que es una de las mejores del país gracias a la inteligencia de su dirección y al entusiasmo de sus miembros.

Miércoles, 1 de septiembre de 1926. La Voz de Caldas

Bandas musicales pueblerinas

Orquesta de Temístocles Vargas en 1925. De izquierda a derecha el director Ernesto Arias, Francisco Sanín, Francisco Saenz, Roberto Vélez, Julio Villegas, José Valencia, Carlos Gaviria y Juan Valencia. Adelante Temístocles Vargas (hijo) y Luis Vargas. Foto Villegas Editores

De la investigación Notas en clave de sol. Para la historia de Manizales y de Caldas, del licenciado en educación Javier Sánchez Carmona (publicado en el blog academiacaldensedehistoria, 26-4-2017) publicamos los siguientes apartes:

“Muchas bandas pueblerinas nacieron como fundaciones lideradas por los militares, pero no dejaron de vincularse con las solemnes fiestas religiosas; en las procesiones en honor al santo Patrono parroquial, sacaban la imagen en desfile por las calles del pueblecito y no faltaban las bandas musicales. Muchas de ellas se crearon para la interpretación de los aires marciales que avivaban el ánimo de los soldados en sus combates; la historia de Manizales nos ha contado cómo los ejércitos enfrentados en las guerras del siglo XIX marchaban al compás de las bandas; cuando Tomás Cipriano de Mosquera pisaba nuestros terrenos, iba con su banda de música, convencido del ánimo de los combatientes alimentado por los sonidos de las notas marciales y las melodías pueblerinas ejecutadas por esta agrupación.

“(…) Mosquera se enfrentaba por estos lares con el ejército de Antioquia, también acompañado por otra banda militar dirigida por un payanés: José Viteri. Cuenta Gallego Gómez que el señor Viteri, después de la contienda, se radicó en Riosucio, en donde formó la primera banda civil registrada en territorio caldense; muchos músicos de esta población y de regiones vecinas recibieron clase de don José y en otras bandas que fueron surgiendo en otros municipios. En el año 1886 figura en Supía una banda parroquial dirigida por el antioqueño José Vicente Miranda, residente desde niño en esta población.

“(…) Finalizando el siglo XIX, un músico antioqueño residente en Manizales se entusiasmó para formar una banda con instrumental nuevo. Al iniciarse la Guerra de los Mil Días (17 de octubre de 1899 al 21 de noviembre de 1902), esta banda fue reclutada para el servicio del ejército y, desde entonces, el Batallón Ayacucho de Manizales cuenta con su banda de cobres y redoblantes; así fue el origen de la agrupación actual tan conocida en nuestro Departamento.

En 1902 “de paso por Manizales, el señor Temístocles Vargas, maestro con conocimientos de alta academia en Bogotá, seguramente iba recogiendo datos para estudiar el estado de la música en nuestro país; en uno de sus apuntes registró la existencia de una banda musical en Manizales, para el servicio de la ciudad; según el señor Vargas, era reducida en cuanto a número de ejecutantes y de repertorio, pero personal muy bien seleccionado. Seguramente Manizales le llamó la atención a don Temístocles, pues, cuatro años más tarde, en 1906, aquí decidió radicarse; en esta tierra halló cultivo musical, así fuera de manera artesanal, con instrumentos de esos traídos a lomo de mula por los colonizadores, útiles valiosos para la siembra de las canciones para enamorar a las chapoleras.

“(…) Por esta época surgió en Manizales una banda conformada por los Hermanos González, hermanos de Francisco (Pacho) González, y tres años después, en 1925 se convirtió en la Banda Departamental.

Desde entonces las bandas han estado en la capital caldense. El 20 de julio de 2019 participaron diferentes escuadrones de la Policía Nacional, el Ejército de Colombia y algunas instituciones educativas de la ciudad, para tomar parte en el homenaje a la patria en la conmemoración de sus 209 años de independencia.

Domingo, 1 de septiembre Laura Díaz Carvajal. UmCentral

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *