Incendios forestales: dolor de cabeza para Caldas

Unidiario
Incendios forestales.Foto La Patria

“No me gusta establecer comparaciones, pero pensemos, ¿qué pasaría si la que se hubiera prendido hubiese sido la reserva de Río Blanco? ¿Cómo estaríamos nosotros lo manizaleños?” Ese es el interrogante que se plantea Daniel Buitrago Vargas, economista y docente de Logística Ambiental de la Universidad Autónoma de Manizales, ante la problemática del Amazonas y lo que se puede hacer al respecto.

Hoy se cumplen 23 días de incendios descontrolados en la Amazonía provocados por la temporada seca, además de la tala de árboles y la quema para la expansión de la frontera agrícola. El biólogo y docente investigador del programa de Ingeniería Ambiental de la Universidad Católica de Manizales, Giovanny Blandón Marín, explica que los impactos que generan los incendios implican a todo el mundo: “Haciendo una analogía médica, el Amazonas no solo funciona como el pulmón del planeta, sino también como el riñón, por su capacidad de filtración del dióxido de carbono”, uno de los gases responsables del el efecto invernadero.

El especialista en ecosistemas y áreas protegidas de Corpocaldas, Jony Albeiro Arias Ortegón, relaciona la problemática de los incendios con el departamento de Caldas. Los municipios de Pácora, Aguadas, Salamina, Aranzazu y Villamaría presentan sistemas de plantaciones extensas; La Dorada, con grandes extensiones de pradera para ganado y las zonas del centro y occidente de Caldas con la producción cafetera, generan riesgos por los sistemas productivos que son agresivos con el medio ambiente.

Buitrago Vargas afirmó: “Si bien Manizales todavía no se ve afectada en temas de incendios forestales o derramamientos de petróleo, no somos exentos de que algo así pueda suceder, por ejemplo, lo que pasó hace algunos años con el tema del agua”.

“Nosotros no vamos a poder ir a apagar el Amazonas ahora, es muy difícil. Pero sí podemos evitar que cosas así pasen”, agregó Buitrago Vargas, quien también dijo que es necesario generar políticas ambientales. Buitrago y Blandón coinciden en que a Manizales le hace falta un mejor plan de educación frente al contexto ambiental. Afirman que el problema está no solo en generar acciones si no también conciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *