Cinco minutos para morir: comedia negra para pensar

Unidiario

“¿Qué escogería ser usted si tuviera la oportunidad de elegir antes de nacer?”, así terminó Cinco minutos para morir, una obra teatral realizada por el egresado del programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales, Alejandro Osorio Salazar. Se presentó en Manizales el pasado domingo en la sala Olimpia del Teatro los Fundadores junto a su compañera Nía González Rodríguez.

Alejandro Osorio Salazar. Foto de su Facebook

Cinco minutos para morir presenta la historia de un mundo utópico en el que existe la reencarnación. Después de la muerte, dos almas tuvieron la oportunidad de decidir quiénes querían ser: primero, eligieron su cuerpo; luego, su sexo; una tragedia y una felicidad… Elecciones que generan distintas discusiones sobre la existencia. Osorio Salazar comenzó a hacer teatro desde los 8 años en el colegio y gracias a la Universidad obtuvo las bases para hacer lo que más le gusta: contar historias. “El teatro es una estrategia muy valiosa para hacer periodismo, ya que se investiga un personaje, se profundiza con su personalidad, se analiza el contexto en el que se realiza la obra y a través de ella se dice lo que se quiere decir. Muy similar al periodismo que hacía Jaime Garzón”, afirmó.

La obra nació de una frase que Alejandro leyó en la calle: “¿Tú qué haces todos los días? -soportarme”. A partir de eso empezó a preguntarle a sus amigos sobre las cosas que cambiarían si volvieran a nacer, y de allí empezó a identificar que la gran mayoría cambiaría algo en sus vidas, que siempre había algo que modificarían.

El estreno de la obra fue en Bogotá el pasado 13 de julio. Alejandro comentó que el lanzamiento fue un éxito, pues allá tuvieron tres funciones con el teatro lleno. Santiago Jiménez, espectador, comentó: “Me pareció muy chévere, no hay nada cliché a la hora de hablar sobre la muerte y me llamó la atención la interacción con los maniquíes. Realmente me sentí identificado con el mensaje”.

Osorio y el teatro

Mientras estaba en la Universidad, OsorioSalazar escribió su primer monólogo, Los huevos de la gallina, que trataba sobre el desplazamiento forzado e historias del conflicto armado en Colombia. Después de realizar la práctica en el periódico El Tiempo, Alejandro se dio cuenta que no quería dedicarse a ejercer el periodismo sino a actuarlo dentro de los escenarios; a partir de ese momento comenzó a realizar talleres de actuación con Alfonso Ortiz, Marcela Benjumea y The New York Films, allí conoció a su compañera de teatro Nía González.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *