Lo del Teatro Manizales

La Voz de Caldas: 1926-2019 UMCentral

Don Nepomuceno Mejía M., propietario del Teatro Manizales tenía el propósito de adaptarlo a un simple salón de cine, con el objeto de atraer al público que ha estado muy alejado de las exhibiciones del teatro. Pero se iba a cometer una especie de atentado contra ese edificio, que como teatro es uno de los mejores y más bellos de Colombia; desaparecerían los palcos para ser reemplazados por una gradería, y aún las butacas por otra clase de asientos menos elegantes. Por fortuna don Nepomuceno, desistió de la idea, atendiendo a muy juiciosas observaciones de sus amigos, que estiman el crédito cultural de la ciudad.
El Teatro tendrá en adelante más ambiente popular.
Por su parte, las autoridades no deben hostilizar al pueblo de manera tan sostenida; eso de requisar a todo el que vaya a la galería o al gallinero, de hacer descubrir a todo el mundo en esa partes del teatro, es demasiado; el cine en todas partes es espectáculo que se ve en toda libertad, sin etiquetas ni estiramiento. Así debe ser también en Manizales”.

Miércoles, 25 de agosto de 1926. La Voz de Caldas

Fundadores

El Teatro Manizales sirvió para albergar las grandes obras teatrales, musicales y de cine que llegaban a la capital caldense. También acogió a los políticos del momento y a las reinas. Hoy Manizales tiene un solo gran teatro, en el Centro Cultural y de Convenciones Teatro los Fundadores. Los que había fueron demolidos, como el Teatro Olimpia (hoy el lote es un parqueadero). Wilson Escobar Ramírez, docente de la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales, dice que su exterminio obedece a distintas razones, que los teatros que han sobrevivido “tienden a desaparecer, sobre todo porque estaban diseñados para otra época, para otro tipo de audiencias”.

Domingo, 25 de agosto de 2019. Catalina Ocampo. UmCentral

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales.Esta sección es un viaje de 93 años a las páginas de La Voz de Caldas para rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas con información actual (las transcribimos tal como fueron publicadas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *