Bajo el Cielo Antioqueño en beneficio del Hospital

La Voz de Caldas: 1926-2019 UMCentral

“La señorita Laura Pinzón ha tomado, con algunas otras damas de nuestra alta sociedad, la iniciativa de organizar una función en beneficio del hospital de San Juan de Dios. Al efecto logró que el señor Arturo Acebedo, agente de la película Bajo el Cielo Antioqueño, permitiera que se diera de ella una representación nueva en beneficio de aquella casa de beneficencia y logró igualmente que don Nepomuceno Mejía M., gerente del Teatro Manizales, cediera este sin cobrar derechos ni tampoco el servicio de alumbrado eléctrico.

La película, pues, se dará esta noche y mañana.

Con el objeto de que puedan concurrir a esta bella representación las familias que no han tenido el gusto de verla, la señorita Laura Pinzón ha tenido la iniciativa muy inteligente de hacer que esta función sea especial para familias de luto las cuales pueden ir al teatro con los trajes correspondientes a su estado.

Bajo el cielo antioqueño. fotograma

Nosotros nos permitimos excitar muy encarecidamente a la sociedad manizaleña a que concurra a esta representación en virtud de que tiene un fin novilísimo, como es el de aliviar en algo las miserias de los pobres hospitalizados.

No hace mucho tuvimos ocasión de visitar aquella casa, por invitación de don Gonzalo Boza, y acompañados por el señor Alcalde y por el presbítero Luis Carlos Muñoz, y garantizamos a nuestros compatriotas que nunca en ninguna parte habiamos visto, ni puede haber, mayor miseria que en el Hospital de San Juan de Dios. Los enfermos estaban acostados en los corredores de la casa sobre esteras viejas y duras, mal arropados, porque ni había camas suficientes ni abrigos completos. En la cocina había escasez de trastos y de comodidades.

Con esta función que va a darse ahora y con limosna que se recojan y que se envíen espontáneamente en algo podrá aliviarse la dolorosa situación de aquellas pobres gentes.

Jueves, 19 de agosto de 1926. La Voz de Caldas

Por el Hospital

Según la investigación Memorial de la arquitectura república, Manizales: Centro Histórico, de Hernán Giraldo Mejía (Universidad Nacional, Manizales),  el primer hospital en Manizales se ideó en 1870. Para ello se formó una junta, liderada por el doctor Dionisio Uribe Santamaría, que decidió construirlo cerca al lugar del futuro colegio de las Hermanas de la Caridad (Colegio de La Presentación, plaza de los Agustinos). En 1876 se inauguró la obra de tapias y techo de teja. En 1871 el mismo Dr. Uribe comentó: “nuestro hospital, si merece este nombre, está en embrión” y agrega que el edificio estará en un cuadrado de 32 varas distribuido en salones para hombres y mujeres, “sala para ulcerosos, una capilla, salón de Hermanas de la Caridad y otras piezas más para usos domésticos y administración del establecimiento…, hasta hoy solo tienen aproximadamente cuatro varas de altura las tapias y se han invertido 600 pesos en gastos incluso el valor del terreno”; cuya dimensión era de ochenta varas cuadradas.

En 1911 entró a funcionar el segundo hospital, el San Juan de Dios, que tenía “como subvención principal la del «degüello de animales”. En el 1926, fecha de la publicación del texto de La Voz de Caldas, tenía 16 médicos. Desde ese año, 1926, comenzó a debatirse la construcción de un hospital departamental sin éxito, hasta la mitad del siglo XX.

En 1952 se inaugura el Hospital Departamental Universitario Santa Sofía. Comenzó con el servicio del Sanatorio Antituberculoso, con habitaciones de aislamiento para atender a pacientes contagiados. Un año después dio apertura a los servicios médicos.

“Desde el pasado 1 de febrero, el Hospital Departamental Santa Sofía de Caldas cuenta con el certificado de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) para la Fabricación y Distribución de aire medicinal otorgado por el INVIMA, previa verificación del cumplimiento de todos los requisitos técnicos, legales y de calidad exigidos por las autoridades sanitarias de vigilancia, inspección y control. El aire medicinal es esencial en los hospitales para la aplicación en terapia respiratoria (ventilación mecánica y anestesia), por lo que se requiere estricto cumplimiento de las normas de calidad en cuanto a su pureza y contenido de oxígeno”. Dato tomado de la página oficial del Hospital.

Hoy Caldas cuenta con 216 hospitales y clínicas privadas y públicas.

Sobre la película: La página proimagenescolombia.com informa que Bajo el cielo antioqueño es un drama romántico costumbrista. Narra la historia de Lina, una colegiala que sostiene contra la voluntad de su padre, un romance con Álvaro, joven bohemio. Los novios huyen de la vigilancia paterna, pero en la estación de tren una mendiga herida previene a Lina sobre el error que van a cometer. Álvaro le venda la herida a la mendiga con un pañuelo en el cual van inscritas sus iniciales y ella, agradecida, le regala sus joyas. Pero luego la mendiga es asesinada, su cadáver aparece con el pañuelo de Álvaro, quien es sindicado del crimen. Álvaro calla para proteger a Lina, pero ella, por encima de su honor, confiesa la verdad. Álvaro, ya inocente, encuentra oro y termina felizmente casado por poder con Lina. Fue dirigida por Arturo Acevedo Vallarino.

Lunes, 19 de agosto de 2019. Paula Villegas. UmCentral

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *