Así comenzó la construcción de las casas en La Suiza, Manizales

La Voz de Caldas: 1926-2019

Una nueva compañía se formó en Manizales para levantar nuevos barrios en sectores exclusivos, como en los campos de la Avenida Cervantes (hoy Santander). J. Pálex de LA VOZ DE CALDAS buscó a Camilo Uribe como responsable de una de esas compañías, lo halló en su oficina y le preguntó:

-Buenas tardes don Camilo… Las tenga, amigo mío… ya sé a que viene usted… siéntese y diga si es cierta mi aprehensión.

-Es indudable: a reportearlo; ¿con que… muy adelante esa compañía urbanizadora? No quisiera decir las cosas a la ligera, porque ante todo, en asunto tan serio, queremos andar con pies de plomo.

 -¿Quiénes son esos caballeros que han entrado a formar la compañía? Don Jaime Gutiérrez, con diez acciones; don Alberto Mejía con diez; doctor Eduardo Toro Villegas con diez; y Camilo Uribe con diez; las acciones valen a $1.000. Nuestro deseo es el de hacer aumentar el capital inicial a $100.000, para dar impulso definitivo al negocio de urbanización, pero aún no hemos encontrado dispuestos a los capitalistas; quizá se tienen aversión a las compañías anónimas por los acaecimientos desgraciados que algunas han tenido y esa desconfianza perjudica a empresas como la que tratamos, que ofrece una absoluta garantía de hacer un gran negocio y de ayudar en forma considerable al desarrollo de la ciudad.

 -¿Y no cree usted que se presenten los socios que aún son necesarios?

-Tenemos confianza en que han de resultar, porque hay aquí muchos capitalistas; lo que falta es mejor comprensión de este gran negocio, que en otros pueblos ha llegado a ser el primero; porque está basado en renglones estables de las grandes cooperativas y porque la forma de amortización, bien aseguraba, ofrece garantía sobrada y suficiente para el capitalista y para los directamente beneficiados con el plazo y con el interés razonable. Las compañías urbanizadoras han hecho los pueblos nuevos; ahí está Medellín como ejemplo elocuente.

-¿Está firmada ya la escritura de asociación? Aún no, pero tenemos todo convenido; será gerente de la compañía don Agustín Gutiérrez y yo su administrador.

-¿Cuáles son los fines que persigue la compañía? Adquirido el capital empezar la construccón de veinte quintas, con precios de $5.000 y $6.000, cada una; pensamos preferir en esas construcciones a los jóvenes que luchan hoy por tener una propiedad, que sea el comienzo de su independencia y de su bienestar; contruídas las primeras, seguir el desarrollo del negocio, por grupos de quintas.

 -¿Y cuáles serán las condiciones generales? Depositar el 10 por ciento como cuota inicial y luego seguir amortizando mensualmente el capital y los intereses, que serán del 10 por ciento al 12 por ciento anuales. El plazo lo estipularemos de tres, cuatro y cinco años. Este es el sistema más favorable para el pago de las propiedades.

 -¿Se ha dado cuenta usted del entusiasmo que hay por la urbanización? Oh, es sencillamente admirable; mire usted por ejemplo todos estos documentos que testifican la acersión; en solo los campos de La Suiza hemos hecho más de cuarenta ventas de lotes y tenemos unos diez más comprometidos. Allí harán sus casas ciudadanos como don Alejandro Laserna, doctor Villegas Arango, don Jesús Londoño Martínez, don Francisco Villegas, don Julio Ramírez, don Gabriel Villegas, don Enrique Robledo, don Ramón Mejía, don Alberto Posada, doctor Carlos Arturo Jaramillo, doctor Isaza Salom, doctor Emilio Arias Mejía, doctor Daniel Restrepo Escobar, doctor Jorge Luis Vargas, doctor Ricardo Jaramillo, don Alberto Mejía, don Gabriel Jaramillo, don Luis E. Puerta, las señoritas directoras de La Normal, y otros que no le hago anotar para que no nos hagamos largos.

Se hará, pues en La Suiza y en el Alto del Perro, un hermoso barrio, ocupado por gentes honorabilísimas, confortable y envidiable. Todo es asunto de decisión y de mutua ayuda. Agréguese a esto, lo mucho que se hace en otras partes de la ciudad y ya no nos daremos cuenta del estusiasmo generalizado por la urbanización. En La Suiza hay ya un lote perfectamente protocolizado; los planos restantes están para terminarse y hemos puesto en esos planos avenidas de 16 metros de ancho y calles de 12. Será algo muy interesante.

 -¿Qué otra idea nos quiere suministrar? Ya le dije lo sustancial; falta ahora que no decaiga el entusiasmo, que las entidades oficiales ayuden al desarrollo de esa parte de la ciudad y que los capitalistas quieran entrar con nosotros en la empresa”.

Sostuvo el periodista J. Pálex que el gerente, Jaime Gutiérrez, goza de créditos en el exterior, que “un empréstito extranjero, si acaso no se forma la compañía con elementos manizaleños, sería lo más aconsejado y lo mejor para estimular la urbanización”. Y concluyó: “Manizales será la mejor ciudad del occidente colombiano. Debemos acariciar esa idea con entusiasmo y con orgullo”.

Martes, 17 de agosto de 1926. La Voz de Caldas

Ciudad de casa quintas

Barrio La Suiza. Foto La Patria

El documento Memorial de la arquitectura republicana Manizales: Centro histórico, de la Universidad Nacional Manizales, dice que un centro moderno, como el de Manizales en esos años,  tenía que corresponder una ciudad moderna, y luego de los incendios de 1922, 1925 y 1926 se comenzó a levantar esa ciudad en área del siniestro. El primer barrio que se conoció como de los chalets fue Versalles, “sobre los terrenos del Sr. Francisco Jaramillo Ochoa, participando el constructor don Roberto Vélez, Camilo Uribe y Agustín Gutiérrez”. Poco después Campo Hermoso obtuvo esa denominación. Agrega el documento que también aparecieron chalets no planeados en las laderas suroriental y norte, “motivados por la ´industrialización´ que propiciara el café, sobre todo las trilladoras, el auge de la construcción y finalmente la violencia partidista”.

Ver sobre otros barrios de Manizales: http://umcentral.umanizales.edu.co/index.php/2019/02/21/el-barrio-de-los-chalets/

Sábado, 17 de agosto de 2019. Paula Villegas. UmCentral

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *